2 modelos de cuencos o vaciabolsillos multicolor

La entrada aparece primero en 2 modelos de cuencos o vaciabolsillos multicolor

 Hola de nuevo!

    No sé a vosotros pero a mi, con la llegada de la primavera, el cuerpo me pide colorido y alegría. Por eso he hecho un par de cuencos vaciabolsillos para decorar la casa. Me encantan porque además de ser un elemento de decoración son útiles. 

2 modelos de cuencos o vaciabolsillos multicolor Ideadoamano

    Comienzo por explicaros cómo se hace el de la derecha, que lo he hecho con pasta DAS. Seviría cualquier tipo de pasta de modelado que endurezca al aire, masa de modelar o cerámica fría… Cogemos un trozo, lo aplanamos y luego lo cortamos con la forma que queramos, en este caso redonda. Luego cogemos un sello o un marcador de galletas que nos guste, pero no lo entintamos, lo apretamos contra la masa directamente, para que se quede la figura marcada en la masa.

    Luego vamos a darle color. Usamos los tintes en polvo de la semana pasada, distribuyendo los colores con un pincel de cerdas largas.

    Una vez que hemos distribuido los pigmentos (ya os avanzo que yo me pasé de cantidad) echamos agua con un pulverizador para que los pigmentos liberen su color.

    Se retira el sobrante y se da forma al cuenco, ondulando los bordes que es una forma que me encanta. Y lo dejamos a secar en algún sitio con forma cóncaba para que no se aplane.

    Al secar baja un poco la intensidad de los colores, es normal. Entonces vamos a dar otro paso para marcar más el dibujo que hicimos con el sello. Primero barnizamos toda la parte superior del cuenco, para cerrar el poro. Luego utilizamos una pátina del color que queráis (yo la he usado turquesa) para que se introduzca en las ranuras o zonas profundas del relieve y así marque el dibujo.

    En la parte de abajo del cuenco vamos a poner pan de oro. Para ello primero ponemos una capa de mixtión y dejamos que seque hasta que esté mordente. Luego colocamos el pan de oro (en mi caso una mezcla de colores oro, plata y bronce) y lo pegamos con cuidado con un pincel de cerdas finas. Yo me pasé echando pan de oro así que luego retiro todo el sobrante con un pincel con las cerdas un poco más duras.

    Luego toca barnizar, y en este caso lo barnizamos con gomalaca. Le doy dos manos tanto por encima como por debajo, y así quedará bonito y brillante.

    Y cuándo esté seco ya tendremos listo el primer cuenco. 

    Para hacer el otro cuenco he utilizado resina epoxi de dos componentes. Utilizo un molde para un posavasos y en él vamos añadiendo resina que hemos teñido de diferentes colores, en mi caso azul, amarillo, verde, morado y rosa.

    Cuando han pasado unas pocas horas (yo lo dejé 14 pero quizá hubiera sido mejor alguna menos) y la resina ya está dura como para desmoldarla y no dejar la huella al tocarla, pero no dura del todo y la puedo doblar con cuidado, entonces desmoldamos y damos forma cóncava a la pieza.

    Como os he dicho quizá hubiera sido mejor que la hubiera dejado alguna hora menos, porque aunque la doblara tendía a recuperar la forma muy rápido, así que la sujeté con un lazo o cinta grueso para que mantuviera la forma cóncava.

    Lo dejamos así hasta el día siguiente y ya podemos retirar el lazo, porque la resina se habrá endurecido del todo y ya no recuperará la forma plana. Y ya tenemos listo el segundo vacíabolsillos!

    Ya sabéis que si queréis ver el paso a paso lo podéis hacer en el siguiente vídeo o en mi canal de Youtube. 

    Espero que os guste! Pasad buena Semana Santa aunque vuelva a ser con el virus por ahí… y nos vemos la semana que viene!

Tienes más artículos interesantes en Ideado a mano
Author: Myriam