Clases de tapajuntas y burletes.- Manualidades materiales.

Diferentes tipos de tapajuntas y burletes de plástico.

No hay por qué conformarse y dejar las cosas tal cual están si se puede poner fácil remedio con los muchos recursos que se ofrecen en ferreterías y tiendas de bricolaje. Y no sólo se impedirá que entre el aire frío, sino que se logrará al mismo tiempo cierta economía en el consumo de combustible o energía utilizados en la calefacción.

Cómo elegir tapajuntasExisten muchas clases de tapajuntas y burletes que pueden aplicarse fácilmente y que servirán también para evitar que cale una lluvia impetuosa.

Es cuestión de pocas horas de trabajo poder conseguir una comodidad y un bienestar palpables en el interior de la vivienda.

Una manera evidente de advertir, sobre todo en invierno  que una ventana o puerta están mal ajustadas y tienen holguras en sus juntas es que, sin saber cómo, solemos pillar un resfriado o nos sentimos aquejados de dolores lumbares o de otra especie similar.

En las viviendas actuales bien construidas se instalan puertas y ventanas que poseen los principales requisitos para ofrecer una estanqueidad fundamental. Ello no ocurre en las casas antiguas  en cuya construcción no estaba prevista una serie de perfeccionamientos que se han divulgado durante los últimos años. Asimismo, las viviendas actuales realizadas con un presupuesto escaso tampoco suelen ofrecer las ventajas que proporciona una esmerada carpintería.

Sin duda que esta clase de carpintería es bastante más cara que la rutinaria y hecha con simples galces o, lo que es más lamentable, con imperfectos ajustes de las juntas  que impide un buen trabajo de colocación durante la obra. Y estos defectos de construcción suelen resultar más caros posteriormente  ya que su rectificación viene a costar más de lo que hubiera supuesto un aumento del precio de la vivienda o de la renta a pagar en caso de alquiler.

Cuando, por las razones que sean, nos vemos obligados a ocupar una vivienda antigua o, aunque sea moderna, de deficiente construcción y, por consiguiente, con carpintería mal ajustada y desprovista de una mínima estanqueidad, no habrá otra solución que procurar contrarrestar estos inconvenientes  Felizmente, en el mercado existe gran variedad de elementos, gracias a los cuales se conseguirá un buen estancamiento en las juntas de puertas y ventanas.

Estos elementos de estancamiento no sólo nos proporcionarán un mejor confort interior y una reducción en el presupuesto de acondicionamiento del ambiente en la casa, sino que también nos aislarán de ruidos externos, impedirán que el polvo pe­netre en la vivienda e incluso evitarán que nuestros propios ruidos se propaguen hacia fuera.

Cómo elegir tapajuntas 13Burletes de espuma de poliuretano auto adhesivos, que se fabrican en rollos de diversas medidas de anchura y longitud.

En los galces de las ventanas se pueden colocar burletes de varios tipos: clavados si se trata de carpintería de madera y también autoadhesivos, que sirven tanto para carpintería metálica como de madera.

Se trata de tiras de plástico espumado que lleva un protector del adhesivo mientras no se utilizan, bastando arrancar este protector para poder aplicar directamente la tira sobre las superficies de la carpintería en su lugar de junta. Sin duda puede contribuirse a facilitar la adhesión si las superficies que han de recibir el burlete están limpias y exentas de mugre.

Hay tiras de varias anchuras y gruesos que pueden adaptarse a los galces de puertas y ventanas. Si bien es recomendable adherir los burletes en los marcos de puertas y ventanas siempre que sea posible, también cabe la posibilidad de colocarlos en las mismas hojas que ajustan con aquéllos.

La limpieza de las superficies donde se tiene que aplicar el burlete puede efectuarse sencillamente con detergente y enjuagando luego con agua clara abundante, operación ésta muy importante, pues cierto tipo de detergente puede impedir la perfecta adhesión. No es menester advertir que, después del enjuagado, es necesario secar la superficie donde irá el burlete.

Si la superficie estuviera muy sucia y con mugre acumulada (la cual se verá fácilmente después de haber procedido al anterior lavado) se actúa con algún disolvente, como, por ejemplo, aguarrás, alcohol o bencina  Si se utiliza aguarrás o bencina pruébese que el adhesivo del burlete tenga buena adherencia, ya que en ciertos casos no se adhiere bien por los restos grasosos de los mencionados productos  En este caso se procede a un nuevo lavado con agua jabonosa y el correspondiente enjuagado.

Es importante en la colocación de burletes que éstos queden sólo comprimidos y no se produzcan deformaciones en ellos. También hay que evitar que los burletes envuelvan una arista, ya que con la reiterada acción de abrir y cerrar y por la presión de la mencionada arista contra el correspondiente galce es muy posible que la espuma del burlete se agrie­te o se deforme y no actúe, por tanto, con su auténtica función de relleno entre dos paredes, con sus alvéolos de aire más o menos apretujados.

Cómo elegir tapajuntas 15Para la colocación del burlete autoadhesivo se levanta el papel protector y se presiona la tira sobre la junta a cubrir, la cual debe estar limpia de polvo y grasa.

Los perfiles de estanquei­dad que se ilustran en este artículo son soluciones más perfectas y de menor dete­rioro que los burletes. Por esto, resultan a la larga más económicos que los burletes, a pesar de que estos últimos sean mucho más baratos.

La colocación de los perfiles exige mucho más trabajo que la mera adhesión de los burletes autoadhesivos. Sin embargo, por esta misma razón resulta una fijación más completa y mucho más duradera. Por lo general, estos perfiles pueden ser lavados cada vez que convenga.

Hay perfiles de aluminio  de plástico e incluso de madera. Los de plástico pueden ser de varios colores y hay algunos que imitan el veteado de la madera, consiguiendo pasar desapercibidos en construcciones de madera barnizada al natural.

En la mayoría de los casos la estanqueidad está resuelta por dos perfiles que encajan uno contra otro. En ciertas soluciones a base de un solo perfil, éste suele ser elástico para que pueda ser comprimido contra una superficie  Hay perfiles de caucho sintético bastante blandos que cumplen perfectamente con estos requisitos de estanqueidad.

Una parte muy difícil y delicada de solucionar a este respecto es la zona inferior de una puerta. Generalmente suele haber una franquicia bastante considerable entre la puerta y el suelo, a fin de que aquélla no roce contra éste, especialmente en suelos no muy bien nivelados o en los que hay baldosas que se mueven.

Este problema es mucho más importante si se trata de habitaciones climatizadas individualmente  pues las fugas que por debajo de la puerta se producen exigen una mayor actividad de los aparatos calefactores. Por tanto, es conveniente, por no decir indispensable, resolver la estanqueidad de la parte inferior de las puertas.

Existen varios modelos que garantizan perfectamente dicha estanqueidad. Unos resuelven el problema de manera mecánica, ya que disponen de un dispositivo que retiene el perfil contra el suelo cuando la puerta está cerrada.

En cambio, otros resuelven el problema mediante una tira elástica que se arrastrará comprimida durante el giro de la puerta y que se coloca, naturalmente  en su posición perfecta de obturación cuando la puerta está cerrada, de lo cual resulta que en suelos irregulares el perfil tanto puede rozar fuertemente contra el suelo como quedar suelto si el piso está más bajo en la zona de giro de la puerta.

Cómo elegir tapajuntas 11

Estos perfiles ofrecen una buena garantía contra los ruidos y las fugas de calor por debajo de una puerta.

Un mecanismo hace que, al abrir la puerta, una parte del sistema de cerramiento se levante y no roce contra el suelo.

.

.

.

.

Cómo elegir tapajuntas 22

Otro buen sistema de estanqueidad para bajos de puerta, atornillado interiormente en su inferior.

Al cerrar la puerta, un taco obliga a que la hoja se comprima contra la fija, empujando el perfil elástico  contra el suelo.

.

.

.

.

.

Cómo elegir tapajuntas 33

Este otro sistema requiere realizar un canal en el canto de la parte inferior de la puerta. Cuando ésta se cierra se obliga a bajar el perfil elástico contra suelo mediante un resorte que actúa por medio de un tornillo de regulación.

.

.

.

.

.

Cómo elegir tapajuntas 4

Estos bocetos muestran claramente cómo actúa el sistema presentado en la foto 1.

El listón de retención se fija a la puerta directamente, luego se coloca el resorte y finalmente se monta el taco que comprime la hoja móvil.

.

.

.

.

Cómo elegir tapajuntas 55

Cómo elegir tapajuntas 66

Cómo elegir tapajuntas 77

Estos perfiles se comprimen contra el marco cuando se cierran las hojas de puertas y ventanas

A la izquierda, perfil recibido en una moldura de madera; en el centro, en un perfil de plástico, y a la derecha  con adhesivo incorporado.

.

.

.

.

.

.

Cómo elegir tapajuntas 8

Estos perfiles han sido concebidos sobre todo para los cantos laterales y el superior de puertas y ventanas.

Se fijan tales perfiles mediante clavos o tirafondos.

El elemento propiamente estanco es un tubo blando y elástico.

.

.

.

.

Cómo elegir tapajuntas 99

Perfiles con tubo blando colocados en la puerta de un balcón.

El grosor del perfil se ajusta a la rendija existente cuando la puerta está cerrada, debiendo quedar ligeramente comprimida.

Su fijación se realiza, en cambio, con la puerta abierta.

.

.

.

Cómo elegir tapajuntas 1010

Siempre elásticos son los gruesos conseguidos con masillas especiales (de siliconas sobre todo), muy adecuadas para rellenar las soluciones de continuidad entre carpintería y obra.

Estas masillas se aplican mediante una boquilla dosificadora.

.

.

.

.

Cómo elegir tapajuntas 1111

Para puertas que se elevan mediante guías laterales son muy adecuados los perfiles elásticos, que recobran su forma original cuando se levanta la puerta.

No es necesario recurrir aquí a mecanismos que actúen en el momento de cerrar la puerta.

.

.

.

.

Cómo elegir tapajuntas 1212

El perfil se puede colocar en la parte interior de la hoja de una puerta o en el montante de una ventana. Para lograr la estanqueidad se utiliza un tubo blando.

Estos perfiles son muy adecuados para ser colocados en la parte exterior de una hoja de puerta o de ventana. La estanqueidad aquí es debida a un labio elástico.

También se coloca este perfil en la parte exterior  con el posible inconveniente de que se vaya desgastando dicho labio elástico.

Fragmentos de burletes de fieltro, que se han utilizado hasta hace poco y que han sido remplazados con ventaja por tiras de espuma de poliuretano.

Es evidente que todos estos sistemas de burletes y perfiles de estanqueidad cumplirán mejor su función si la puerta está debidamente ajustada y es gruesa, detalles a tener en cuenta al adquirir la vivienda.

Profile photo of richar3000
Acerca de richar3000 (263 artículos)
trucos y manualidades