Cómo cortar botellas de cristal.- Manualidades cristal.

Técnica para cortar botellas de cristal.

Una vez consumido su contenido, muchas botellas de vino, licores y champagnes van a parar a la basura, ya que su reutilización es poco útil, pues gran número de ellas no suelen llegar al litro de capacidad.

Cómo cortar botellas de cristalSalvo que se quiera emplear el envase por sus características especiales de forma, ya sea para pies de lámparas de sobremesa o como elemento decorativo suelto a manera de florero o como apoya libros (convenientemente lastrado con arena o perdigones), lo más normal es que la gran mayoría de cascos de bebidas se tiren o se reciclen en contenedores habituales.

Una gran cantidad de bo­tellas de bebida son suscep­tibles de ser transformadas, de manera muy sencilla, en vasos y recipientes que po­drán tener variados empleos. Desde conseguir un juego para refrescos o copas para vino blanco hasta floreros, recipientes para guardar ob­jetos coleccionables, joyeros, tulipas para lámparas, etc., toda una gama de pequeños objetos están al alcance del bricolador, siempre que ten­ga la maña suficiente para realizarlos.

Cómo cortar botellas de cristal 1Dependerá de cada usua­rio el destino que quiera dar a estos receptáculos de vi­drio de colores verdes, am­barinos, amarillos, opacos, transparentes o simplemente incoloros.

Dependerá asimismo del gusto de cada cual saber sacar partido de las partes de la botella que se obtengan al dividirla en dos o más par­tes.

Pues toda la técnica que aquí se sugiere consiste en ni más ni menos que en eso: cortar botellas para aprove­charlas, dando a los trozos resultantes distintas aplicaciones. La operación es ex­tremadamente sencilla y se funda en una cualidad propia del vidrio: la de partirse una vez rayado.

Pero así como es fácil la separación de los trozos en el vidrio plano, una vez raya­da la placa con una punta dura, haciendo punto de aplicación sobre la raya y dando un golpe seco, en el caso de las botellas se correría el riesgo de que al dar un golpe seco rompiésemos el envase, por lo que se re­curre a otra propiedad física del cristal: el producir, mediante calor y rápido enfriado de la zona rayada, el resquebrajado por dilatación y en­cogimiento súbito del vidrio.

Suele proporcionar resultados satisfactorios en la gran mayoría de casos, sobre todo después de haber realizado unas cuantas prácti­cas.

Pero no siempre, ni inclu­so estando ya avezados a este proceso, se tiene éxito, ya que la botella se resque­braja irregularmente sin se­guir el corte con exactitud.

Desde luego, hay algunos motivos para estos fracasos. Por una parte, ciertos casos se deben a la misma natura­leza del material. Por otra, por no haber operado co­rrectamente en el rayado, en el calentado o en el súbito enfriado.

Hay que tener presente que la mayoría de botellas que se pretende aprovechar proce­den de la obtención por so­plado artesano o bien indus­trial. En el primer sistema, el artesano, y pese a la perfec­ción con que actúan los so­pladores de vidrio, no siem­pre las paredes de la botella son completamente regula­res ni en su espesor ni en su textura (pequeñas burbujas de aire que quedan inclui­das, juntas de pliegues, etc.).

En el sistema industrial, muchas botellas sufren un pretemplado para evitar que, al salir del molde y colocarlas en el almacén para enfriarse, se rompan por cambio brus­co de temperatura. En estos casos, el vidrio, no sólo no logra llegar a la estructura precristaliza que le propo­cionaría un templado perfecto, sino que carece de la verdadera estructura amor­fa del vidrio, que es la que se aprovecha precisamente para cortar las botellas en la técnica que se explica.

Por tanto, no hay que de­sesperar si al principio se obtienen fracasos, los cua­les, por otra parte, pueden deberse, más que a nuestra impericia, a haber utilizado botellas que no eran aptas para ser aprovechadas. Al fin y al cabo, sólo se habrá perdido algo que ya de an­temano estaba destinado a los desperdicios.

Cómo cortar botellas de cristal 2En nuestro caso se han empleado dos artilugios para realizar el rayado. Uno de ellos es un aparato existente en el comercio. El otro es la aplicación, con unos ligeros aditamentos, del útil emplea­do en bricolaje para rayar azulejos. Tanto uno como  el otro utensilio disponen de una ruedecilla de acero duro, equivalente a la rueda emplea­do para rayar vidrio plano.

Desde luego, un bricola­dor podrá inventarse un utillaje que, reteniendo un diamante o rueda para cortar cristal, cumpla funciones análogas a los dos aparatos que aquí se presentan.

Una vez rayada uniforme­mente la botella (lo cual se procurará conseguir en una sola operación continua), se procede a calentarla en la parte donde está rayada. No hay que calentarla mucho, pues un excesivo aumento de temperatura puede dar lugar a resquebrajados y a un corte poco diáfano. Basta calentar la botella regular­mente, dándole vueltas con las manos, hasta una tempe­ratura un tanto inferior a la de nuestro cuerpo, es decir, que sosteniendo la botella no se note su calor. Inme­diatamente se procederá a someter la botella a la acción de un hilillo de agua que fluya de manera continua, pero sin excesiva abundancia. Este requisito se puede ha­ber regulado antes de calen­tar la botella.

Al recibir el choque del agua fría, la botella se hiende por el sitio rayado produ­ciendo un ligero chasquido. Basta entonces ejercer un poco de presión con ambas manos para lograr la sepa­ración de los dos trozos.

En el caso de que no se rompa el cristal (lo cual pue­de ser debido a haber calen­tado poco la botella), seca­remos el envase y repetire­mos la operación.

Un detalle importante a tener en cuenta para evitar un casi seguro fracaso es que la botella esté completamente seca tanto por su interior como por su exterior antes de realizar las manipu­laciones descritas.

En lugar de aplicar bajo el grifo la botella rayada y ca­lentada, también se puede inmergir verticalmente en un cubo haciéndola penetrar de manera paulatina y progre­siva.

Otra manera de cortar bo­tellas es la que consiste en atar por la parte que se quie­re separar la botella con un cordel o bramante de al­godón empapado en alcohol. Se enciende y al apagarse la llama de la improvisada me­cha se aplica el agua. Los resultados pueden ser tam­bién satisfactorios.

Los trozos de botellas se­parados presentan cantos y aristas verdaderamente cor­tantes. Por ello es muy acon­sejable realizar con guantes la última manipulación de separación.

Otra operación indispen­sable después de haber se­parado los trozos debe con­sistir precisamente en el pulido de esos cantos cor­tantes, sobre todo si se quie­re emplear algunos trozos de aquéllos como vasos o copas para beber. Este pulido se logra con esmerilado a base de discos abrasivos y con muelas, preferiblemente con lubricación a base de aguarrás.

Cómo cortar botellas de cristal 31.

Utilización de un aparato comercial que se podrá hallar en algunas tiendas de bricola­je, grandes almacenes, etc. La botella se descansa sobre la parte incurvada del apa­rato, de manera que la moleta de corte aflore la superficie de la botella.

.

.

.

.

.

Cómo cortar botellas de cristal 42.

Imprimiendo a la botella que se pretende rayar un movimiento rotatorio y procurando con mucho cuidado que la parte donde se raya esté constantemente en contacto con la ruedecilla se logrará un rayado continuo y perfecto. 

.

.

.

.

.

Cómo cortar botellas de cristal 53.

Un aparato para cortar azulejos complementado con un listón retenido por dos cárceles cuya misión es hacer de tope para conseguir un rayado a la medida que interese. Para facilitar el giro de manera continua se han utilizado otro trozo de listón y unos tacos triangulares, los cuales deben ser situados también en la posición adecuada que permita un giro sin desplazamiento. 

.

.

.

.

Cómo cortar botellas de cristal 64.

Gracias a estos complementos auxiliares se logra un rayado correcto de la botella, aunque la forma de la misma no sea perfectamente cilíndrica. En los casos de mucha conicidad (envases de whisky u otros licores) se pueden utilizar cuñas de diferente base.

.

.

.

.

.

Cómo cortar botellas de cristal 75.

En esta foto tienes una demostración de que no hay inconveniente en rayar botellas que no tengan una forma redonda perfecta. 

.

.

.

.

.

.

.

Cómo cortar botellas de cristal 86.

Calentamiento de la botella una vez ha sido rayada. La llama debe ser baja. También puede calentarse en un hornillo de cocina. Hay que imprimir un movimiento de giro constante y regular para que toda la zona correspondiente al rayado quede lo más uniformemente calentada posible. 

.

.

.

.

Cómo cortar botellas de cristal 117.

Momento de aplicar la botella previamente rayada bajo el chorrillo de agua fino y continúo. En algunos casos, esta misma operación se tendrá que someter a un chorro de mayor presión, especialmente cuando se trate de botellas de gruesas paredes de color verde como las que suelen contener vino espumoso. 

.

.

.

.

Cómo cortar botellas de cristal 98.

En cambio, las botellas de paredes finas requieren que el chorro de agua actúe durante un tiempo mucho menor. En ciertos casos, por el simple hecho de entrar en contacto con el agua ya se resquebraja la botella. 

.

.

.

.

.

Cómo cortar botellas de cristal 129.

El crujido que produce la botella de vidrio al resquebrajarse una vez sometida a la ac­ción del chorrillo del agua denota que se ha conseguido la separación entre ambas partes a partir de la línea previamente rayada, tal como se deseaba. Sin embargo, en determinados casos, y para lograr la separación prevista, se tendrá que ejercer sobre los extremos de la botella un poco de presión en sentido angular con ambas manos. 

.

.

.

Cómo cortar botellas de cristal 1010.

En otros casos, y como ya se ha dicho, la botella quedará separada prácticamente en sus dos trozos sin requerir apenas presión.

.

.

.

.

.

.

.

Cómo cortar botellas de cristal 1311.

Una muestra de diferentes botellas partidas en dos trozos, cada uno de los cuales puede hallar diversas aplicaciones. Los trozos obtenidos por un primer rayado son susceptibles de combinarse entre si para formar figuras diversas. 

.

.

.

.

.

Cómo cortar botellas de cristal 1412.

En este caso, una copa obtenida por la base invertida y el go­llete también invertido de su posición normal.

En el centro, volviendo a realizar un rayado se pueden obtener otras clases de piezas carentes de base o del gollete, en este caso un cilindro hueco que puede servir como pantalla o tulipa para lámpara.

.

.

Profile photo of richar3000
Acerca de richar3000 (281 artículos)
trucos y manualidades

1 comentario en Cómo cortar botellas de cristal.- Manualidades cristal.

  1. Creo que: una vez separados las dos partes de la botella y a fin de que los bordes de ambos lados resultantes no corten, se pueden aplicar sobre ellos el fuego proveniente de un mechero bunsen, soplete, … de manera conveniente.

Los comentarios están cerrados.