Cómo hacer frutas de madera.- Manualidades con madera.

Cómo hacer frutas de madera.

Aunque la textura de la madera utilizada es muy diferente de la de los cuerpos que se reproducen, estas formas constituyen un bonito adorno en un anaquel, en cualquier parte sobre un mueble o en un rincón de la cocina.

Frutas de maderaLo menos importante es la textura, que no sólo no se puede esconder, sino que en algunos casos quedará aún más en evidencia  pues las vetas de la madera se manifiestan especialmente en recortados curvos.

En cambio, es muy decisivo saber reproducir la forma característica del fruto o del cuerpo cuya talla se desea lograr.

En realidad, este divertido ejercicio de reproducción de cuerpos naturales pretende adentrarse con minuciosidad en su propia forma para que sugiera  sin lugar a dudas, lo que se ha imitado o se desea imitar con nuestros propios medios.

Para contribuir a ello puede recurrirse también al teñido de la madera. Pero es mucho más interesante  en lugar de caer en este recurso, buscar maderas cuyo color natural se asemeje al del fruto que se va a reproducir en esta ocasión.

Así, por ejemplo, para la banaba se buscan maderas de tono amarillento, como la del arce o la aloma africana; para la manzana  estas mismas maderas o bien el palisandro o el roble que imitan las manzanas de piel oscura, etcétera. Para toda clase de objetos hay la madera adecuada.

Con el trozo de madera elegido y recortado a las medidas máximas del objeto que se va a reproducir se trasladan los perfiles sobre las distintas caras del paralelepípedo anteriormente recortado. Lo cual permitirá primero un desbaste en las cuatro caras, ya sea utilizando una sierra de arco para marquetería o bien con una escofina basta o un surform.

A continuación se irán retocando las aristas que hayan quedado, acercándose paulatinamente a la forma que se imita. Guardar para el final la reproducción de los pequeños detalles característicos, como los ápices, tijas, rabillos, etc.

El acabado final consistirá en un lijado sucesivo mediante varias granula­ciones cada vez más finas y, por último, proporcionar un tratamiento a las superficies. Tales tratamientos pueden ser muy variados y van desde los encáusticos o aceitados (cera, aceite de nueces, de linaza, etc.) hasta los barnices, suministrados cómodamente en spray si se trata de un objeto de tamaño reducido.

Sugerencias para hacer frutas de madera.

Frutas en madera 11.

Marcar el perfil de la banana en cada cara del paralelepípedo de madera, previamente recortado a las medidas aproximadas del fruto. 

.

.

.

.

.

.

.

Frutas en madera 22.

Siguiendo el trazado anterior se procede al desbaste más importante de la pieza de madera que proporcionará su silueta característica. 

.

.

.

.

.

.

.

Frutas en madera 33.

Es importante realizar un corte que no quede desviado  Para ello convendrá ir comprobando ambos lados a medida que se va serrando.

.

.

.

.

.

.

Frutas en madera 44. 

A continuación se procede a una aproximación más afinada de la banana y se eliminan las aristas con ayuda de una escofina o un surform. 

.

.

.

.

.

.

.

Frutas en madera 55.

Los detalles finales de pequeñas protuberancias, rabillos, etc., se dejan para el final, cuando prácticamente toda la forma está realizada. 

.

.

.

.

.

.

Frutas en madera 66.

Cabe siempre el recurso de añadir una pieza encolada  de más fácil labrado y colocación, que pretender ese detalle de la misma pieza. 

.

.

.

.

.

.

.

Frutas en madera 77.

Para realizar una manzana, o sea la forma más semejante a una esfera, se partirá del mismo recortado sucesivo de aristas. 

.

.

.

.

.

.

.

Frutas en madera 88.

Efectuado el desbaste principal, se darán los últimos toques y se imitarán los pequeños detalles de rugosidades y desigualdades naturales.

.

.

.

.

.

.

.

Frutas en madera 99.

Tras un acabado final con lijados sucesivos y un tratamiento con un encáustico algo teñido, la pieza reproducida la tenemos totalmente acabada.

.

.

.

.

.