Cómo se pierde peso – Vida y salud

Si sobrepasa esa propor­ción, al exceso es innecesario y poco saluda­ble. La tabla de pesos inferior muestra el peso «deseable» de las personas en función de su estatura. Lo ideal sería que permaneciese más o menos constante después de los 25 años de edad.Ordinariamente, la grasa representa alrededor del 10 al 20% del peso del varón adulto, y el 25% del de la mujer.

Si sobrepasa esa propor­ción, al exceso es innecesario y poco saluda­ble. La tabla de pesos inferior muestra el peso «deseable» de las personas en función de su estatura. Lo ideal sería que permaneciese más o menos constante después de los 25 años de edad. Casi todas las personas cobran algo de peso a medida que se hacen mayores y alcan­zan el máximo hacia los 50 años; no existe para ello razón fisiológica evidente. Por regla general, se debe a la combinación de una vida menos activa con una dieta sobrecargada.

Si no está convencido de tener una gordura malsana, échese una mira­da crítica desnudo frente a un espejo de cuer­po entero y dé unos cuantos saltos. Si padece un exceso serio de peso, su grasa temblará perceptiblemente. ¿No se ha convencido? Pe­llizque un pliegue de piel por encima del ombligo. Si el pliegue tiene más de 2,5 cm de grosor, ¡modifique su dieta ahora mismo!

Grosor de un pliegue de grasa. El lugar donde se aprecia más claramente el grosor de un pliegue de grasa, tanto en los hombres como en las mujeres, es en el es­tómago. Si su grueso su­pera los 2,5 cm, usted tiene probablemente exceso de peso.Grosor de un pliegue de grasa.

El lugar donde se aprecia más claramente el grosor de un pliegue de grasa, tanto en los hombres como en las mujeres, es en el estómago. Si su grueso supera los 2,5 cm, usted tiene probablemente exceso de peso.

Estómago. Ambos sexos tienen aproximadamente la misma cantidad de grasa en este lugar.

Brazo. Las mujeres suelen tener en este lugar más grasa que los hombres.

Muslo. ­Casi todas las mujeres tienen más grasa que los hombres en esta parte del cuerpo.

La dieta paso a paso.

Esta dieta no se propone obtener resultados rápidos y espectaculares. Es adecuada para las personas que desean seguir saludables y esbel­tas, así como para las que quieren perder peso. Tiene el fin de ayudarle a perder peso de manera lenta pero continua, modificando su alimentación de modo que, cuando haya al­canzado el peso deseable, lo mantenga cons­tante.

Los alimentos y bebidas que engordan son los que, a pesos iguales, tienen más calorías y menos valor nutritivo. La dieta reductora «paso a paso» se basa en el principio de que la manera más segura de adelgazar consiste en ingerir alimentos que no engordan y le gustan.

Los enumerados en el grupo 1, principalmen­te dulces o ricos en grasas, añaden, de modo relativo, poco volumen a su dieta.

Los del grupo 2, aunque engordan si se comen en cantidad, proporcionan mayor volumen y con­tienen más ingredientes esenciales de la dieta nutritiva.

El grupo 3 da una selección de los que encierran, relativamente, pocas calorías, a pesar de lo cual proporcionan volumen que satisface el hambre y sustancias nutritivas útiles. Proceda como sigue:

Paso 1. Deje de tomar (o disminuya) los ali­mentos del grupo 1. Además, limite su consu­mición diaria de bebidas alcohólicas a menos de medio litro de cerveza (o su equivalente en vino u otras bebidas alcohólicas parecidas. Coma porciones normales de cualquier alimento de los grupos 2 y 3. Si tiene hambre, tome algo del grupo 3, pero no del 2.

Paso 2. Si no ha empezado a perder peso al cabo de dos semanas, renuncie a los alimen­tos del grupo 1 que haya continuado ingirien­do, y reduzca su consumo de alcohol. Dismi­nuya a la mitad sus tomas de los del grupo 2. Coma todo lo que quiera del grupo 3.

Paso 3. Si todavía no ha perdido peso tras otras dos semanas, reduzca a la mitad las tomas de los alimentos del grupo 3, y coma tan poco como pueda de los incluidos en el 2.

Carne Hortalizas Productos lácteos Pescado Otros

Grupo 1 de alimentos

Grasa visible de cualquier carne.

Tocino, pato, ganso, salchichas, salchichón, patés

Mantequilla. manteca Nata Helados (incluidos los sorbetes Salsas espesas

Fritos

Azúcar.

Dulces.

Bombones

Pasteles,

Tartas.

Repostería

Diversa.

Galletas

Budines,

Natillas

Frutas en almíbar

Frutos secos

Nueces

Mermeladas.

Miel, jarabes

Grupo 2 de alimentos.

Buey magro, cordero,  cerdo Judías, Lentejas Huevos

Quesos

Leche

Peces grasos como arenque, caballa, sardina y atún Pasta

Arroz

Sopas espesas

Pan

Cereales (sin endulzar)

Margarina

Aceites vegetales poliinsaturados

Extractos de carne y

bebidas con levadura

Grupo 3 de alimentos

Volatería (sin incluir la piel).

Salvo el pato y el ganso Lengua, hígado, riñón. mollejas, etc.

Patatas Verduras

(crudas o ligeramente cocidas) Caldos o sopas vegetales

Leche desnatada

Yogur

Requesón

Pescados no grasos, como el bacalao o la merluza

Mariscos y crustáceos

Fruta fresca

Jugo de frutas sin endulzar

A fin de comparar su pe­so real con el "deseable" para su salud, atendida su altura, busque la esta­tura en la parte izquierda de la tabla. A continua­ción, desplace el dedo ho­rizontalmente hasta el pe­so actual. ¿En qué color de la banda está? Tabla de pesos.

A fin de comparar su pe­so real con el «deseable» para su salud, atendida su altura, busque la esta­tura en la parte izquierda de la tabla. A continua­ción, desplace el dedo ho­rizontalmente hasta el pe­so actual. ¿En qué color de la banda está? Si pesa en exceso, será más pro­penso que las personas más delgadas a enferme­dad de la arteria corona­ria, diabetes, osteoartritis y muchas más. Consulte al médico.

Este programa le permite disfrutar de comidas variadas, flexibles y agradables, mientras sigue su dieta reductora. Cuando haya alcanzado el nivel de peso deseable, continúe observando el mismo régimen o modifíquelo gradualmen­te. Si advierte que de nuevo gana peso, trate de averiguar qué alimentos son los culpables y disminuya su cantidad. Recuerde la importan­cia de basar la elección de su dieta en alimen­tos que le gusten; de lo contrario, tal vez usted no persevere en el programa.

Edad y aumento de peso. A medida que enveje­ce, el cuerpo humano parece necesitar menos energía, en parte por­que se vuelve menos activo, y en parte por razones aún no aclaradas. Pero muchos ancianos no reducen su consumo de alimentos de modo correspon­diente a su necesidad decreciente de energía. Además algunas per­sonas beben más alco­hol que en su juventud, y las bebidas alcohólicas contienen calorías (energía) en abundan­ciaEdad y aumento de peso.

A medida que enveje­ce, el cuerpo humano parece necesitar menos energía, en parte por­que se vuelve menos activo, y en parte por razones aún no aclaradas. Pero muchos ancianos no reducen su consumo de alimentos de modo correspon­diente a su necesidad decreciente de energía. Además algunas per­sonas beben más alco­hol que en su juventud, y las bebidas alcohólicas contienen calorías (energía) en abundan­cia. El resultado gene­ral es un «exceso ener­gético» que se mani­fiesta con el aumento de depósitos de carne grasa a medida que se acerca la vejez. El área gris de la gráfica mues­tra cómo se acumula el exceso de energía.

Acerca de richar3000 (686 artículos)
trucos y manualidades