Elementos y accesorios de cristal

Después de que importantes maestros vidrieros, como Lalique, Daum y Gallé, dieran a conocer sus obras decorativas con vidrio corriente y con cristal fa­cetado, han sido muchos los artistas que se han dejado seducir por este ma­terial límpido y puro. Pero no tan sólo por el cristal auténtico de diversas procedencias, sino también por el «ersatz» del cristal, el metacrilato o plexiglás.Después de que importantes maestros vidrieros, como Lalique, Daum y Gallé, dieran a conocer sus obras decorativas con vidrio corriente y con cristal fa­cetado, han sido muchos los artistas que se han dejado seducir por este ma­terial límpido y puro. Pero no tan sólo por el cristal auténtico de diversas procedencias, sino también por el «ersatz» del cristal, el metacrilato o plexiglás.

¿Qué es el vidrio y el cristal?.

Pese a que ambas pala­bras se usan a veces indis­tintamente, como sinónimos absolutos, hay una gran dife­rencia entre el cristal y el vidrio. Con el nombre de cristal se quiere designar un material que se halla muy cerca del cristal natural de roca, constituido por gran va­riedad de piedras cristalinas a base de cuarzo. El cristal artificial o fabricado no es, en realidad, más que un vidrio de mayor pureza y transpa­rencia que el vidrio común.

El vidrio fue introducido en Europa por los venecianos, que fueron los primeros en llegar a producir un vidrio de mejor calidad que el común, que hasta entonces se venía empleando para elaborar objetos diversos, elementos de joyas, vasos y recipientes, desde que en el Próximo Oriente fue descubierto este nuevo producto, resultado de la fusión del sílice con otros minerales que difícilmente se podían aislar.

Egipcios, fenicios, romanos y turcos procuraron ir depu­rando sus producciones, sin llegar a conseguir lo que ha­cia el siglo XV se logró en Ve­necia y en los pueblos de sus alrededores, Los vidrios ve­necianos fueron exportados a otros países europeos y, sólo en el siglo XVII, cada uno de tales países empezó a lograr sus propios produc­tos. Sus principales objetivos son intentar una más diáfana materia, «el vidrio cristalino», en cuya elaboración debían eliminarse muchos otros ma­teriales que acompañan nor­malmente al sílice.

Debe ser la utilización de la hulla como sustitutivo de la madera como combustible lo que empezará a conseguir una purificación del cristal corriente y logrará un mate­rial diáfano y límpido. Origi­nada esta técnica en Ingla­terra, se entabla pronto una competencia entre las diver­sas naciones europeas para conseguir una sublimación de la arena.

Hoy día, el vidrio común y sus derivados más o menos purificados se fabrican auto­máticamente. En cambio, el cristal, el vidrio más purifica­do, suele continuarse traba­jando artesanalmente. Uno y otros materiales contienen bá­sicamente sílice. Serán los demás componentes (pota­sa, minio de plomo y otros) los que proporcionarán la ocasión para que el vidrio corriente, adecuadamente eliminado de impurezas, busque el camino de conver­tirse en lo más aproximado posible al cristal de roca.

Mediante técnicas moder­nas se llega a conseguir imi­taciones de cristal con vidrio corriente, especialmente con elementos cortados y face­tados que reproducen aque­llas piezas que antes única­mente era posible obtener con cristal muy puro.

Las muestras que aquí se ilustran corresponden a utiliza­ciones del cristal como acceso­rios de muebles: pomos, tirado­res, etc.  1, 2, 3. Pomos de cristal face­tado para ser insertados en casquillos metálicos mediante encolado. Son de cristal trans­parente incoloro.  4. Pomo con una talla que imi­ta la típica de Baccarat y provis­to de espiga coloreada con base metálica para ser atornillada o encajada.  5. Cristal de color facetado en la parte del pomo. Tiene base metálica que permite enclava­dos diversos.  6. Pomos achatados y con relieve discontinuo ondulado, rematados por una rosácea me­tálica. Pueden ser de varios colores.Las muestras que aquí se ilustran corresponden a utiliza­ciones del cristal como acceso­rios de muebles: pomos, tirado­res, etc.
1, 2, 3. Pomos de cristal face­tado para ser insertados en casquillos metálicos mediante encolado. Son de cristal trans­parente incoloro.
4. Pomo con una talla que imita la típica de Baccarat y provis­to de espiga coloreada con base metálica para ser atornillada o encajada.
5. Cristal de color facetado en la parte del pomo. Tiene base metálica que permite enclava­dos diversos.
6. Pomos achatados y con relieve discontinuo ondulado, rematados por una rosácea me­tálica. Pueden ser de varios colores.

Aparte el vidrio utilizado a manera de baldosas en la construcción, del que ya se dio una referencia anterior­mente, existen de cristal buena cantidad de acceso­rios que se pueden integrar fácilmente en cocinas y cuar­tos de baño, debido a su faci­lidad de limpieza y pronta colocación.Accesorios de vidrio para otros menesteres.

Aparte el vidrio utilizado a manera de baldosas en la construcción, del que ya se dio una referencia anterior­mente, existen de cristal buena cantidad de acceso­rios que se pueden integrar fácilmente en cocinas y cuar­tos de baño, debido a su faci­lidad de limpieza y pronta colocación.

Hay determinados acceso­rios superpuestos y otros empotrados que suelen coin­cidir sus medidas de aloja­miento con las de las baldo­sas que se utilizan en esos cuartos donde se produce gran concentración de vapor acuoso.

El ejemplo de la izquierda en la ilustración tiene forma cuadrada. El vidrio es de tono ahumado, gracias al cual y a su singular tono se logran unas refulgencias do­radas mates.

La jabonera de su derecha es de vidrio transparente in­coloro, con el que se intenta conseguir otra clase de des­tellos más inmediatos a los que suelen ser metálicos pla­teados.

Ambos modelos de acce­sorios de vidrio se pueden colocar fácilmente en los alojamientos que permiten los azulejos tras su arranca­do, que en muchas ocasio­nes suele ser muy fácil. En algunos casos se tendrá que rehundir más o menos en la pared para recibir el acce­sorio.

Las barras de cristal o vidrio tuvieron amplísima di­fusión utilizadas como toa­lleros.  En los momentos actuales vuelven a hallar aplicación como barras de cortinas, tanto de baño como para otros usos. Suelen tener unos 28 mm de diámetro y reciben diversos accesorios que actúan en toda su longi­tud (argollas) o en sus ex­tremos (terminales).Barras de cristal.

Las barras de cristal o vidrio tuvieron amplísima di­fusión utilizadas como toa­lleros.

En los momentos actuales vuelven a hallar aplicación como barras de cortinas, tanto de baño como para otros usos. Suelen tener unos 28 mm de diámetro y reciben diversos accesorios que actúan en toda su longi­tud (argollas) o en sus ex­tremos (terminales).

 Tiradores para puertas.

Otro amplio campo de aplicación del vidrio es el de los accesorios complemen­tarios, que ha venido siendo usurpado casi de manera ex­clusiva por toda clase de metales.

Hay tiradores para puertas de ciertas partes del edificio y para armarios empotra­dos o sueltos. En este terre­no desborda la fantasía, lo cual permitirá al bricolador elegir a placer entre los que quiera incorporar a los ele­mentos de que disponga o a las construcciones que realice.

1 a 6. Diversos tipos de tirado­res de vidrio en formas y colores muy variados, que pueden hallar perfecta aplicación en muchos muebles y elementos de la cons­trucción.1 a 6. Diversos tipos de tirado­res de vidrio en formas y colores muy variados, que pueden hallar perfecta aplicación en muchos muebles y elementos de la cons­trucción.

Productos en general de artesanía, estos accesorios ostentan una amplia y sor­prendente diversidad de for­mas y colores, a gusto del más exigente.

Continúan siendo sus prin­cipales cualidades, además de las decorativas que en cada caso se prefieran, su fácil limpieza y conserva­ción, que no tienen igual en la función propia de estos utensilios en cuantas habita­ciones son usados a placer del que los utiliza, cumplien­do los requisitos deseados.

El vidrio pulido encuentra amplia aplicación como es­pejo, tanto para los de tipo corriente, que reflejan la imagen natural, como para aquellos espejos de formas convexas o cóncavas, que aumentan o disminuyen to­das las imágenes.Espejos decorativos.

El vidrio pulido encuentra amplia aplicación como es­pejo, tanto para los de tipo corriente, que reflejan la imagen natural, como para aquellos espejos de formas convexas o cóncavas, que aumentan o disminuyen to­das las imágenes.

Los espejos de aumento tienen su mayor aplicación en los cuartos de baño, para ver detallada y agrandada la parte del cuerpo que en aquel momento es objeto de cuidados.

Algunos de estos peque­ños espejos pueden colocar­se, mediante la incorporación de un soporte autoadhesivo, sobre cualquier superficie lisa y pulida, sin necesidad de otro tipo de fijaciones mecánicas.

Existen espejos que, en lugar del refulgente plateado del azogado, poseen un tono cobrizo.

La distribución de varios de estos pequeños espejos en algún lugar reducido con­tribuye a dar una colosal im­presión de mayor amplitud y tamaño.

Al lado de las placas de vidrio, mayormente utiliza­das en obras como material transparente que se integra al de cerámica, existen tam­bién piezas de vidrio en for­ma de perfiles de diversa configuración, que servirán tan pronto para rematar cor­nisas como aquellos zóca­los, frisos, etc., adecuados para albergar en su seno ciertos puntos de luz y crear de esta manera una ilumina­ción difusa en muchas habi­taciones, pero especialmen­te en las que se utilizan como baño, cocinas, lavaderos, et­cétera.Perfiles de vidrio prensado.

Al lado de las placas de vidrio, mayormente utiliza­das en obras como material transparente que se integra al de cerámica, existen tam­bién piezas de vidrio en for­ma de perfiles de diversa configuración, que servirán tan pronto para rematar cor­nisas como aquellos zóca­los, frisos, etc., adecuados para albergar en su seno ciertos puntos de luz y crear de esta manera una ilumina­ción difusa en muchas habi­taciones, pero especialmen­te en las que se utilizan como baño, cocinas, lavaderos, et­cétera.

Este material es otro evi­dente ejemplo del vidrio, con el que se pretende al­canzar nuevas aplicaciones, útiles para todos aquellos que utilizan la vivienda.

1. Colección de pomos de cristal de diferentes tamaños y en dos tipos de color, en el que las caras frontales son lisas y se busca el reflejo que propor­cione el vidrio mediante tallas en la parte trasera. A su reflejo iri­sado contribuyen los elementos metálicos que los engarzan.1.
Colección de pomos de cristal de diferentes tamaños y en dos tipos de color, en el que las caras frontales son lisas y se busca el reflejo que propor­cione el vidrio mediante tallas en la parte trasera.
A su reflejo iri­sado contribuyen los elementos metálicos que los engarzan.
2. Pomos de cristal facetado con peana metálica. La forma más próxima a la esfera asume los reflejos metálicos de la base y los irradia en diferentes di­recciones, pero subrayando sus aristas.2.
Pomos de cristal facetado con peana metálica.
La forma más próxima a la esfera asume los reflejos metálicos de la base y los irradia en diferentes di­recciones, pero subrayando sus aristas.

.

3. Los pomos con gran riqueza de facetas se presentan en va­rios tamaños y en diversas so­luciones para su incorporación o fijación al mueble: mediante espigas roscadas con sus co­rrespondientes tuercas o tam­bién con peanas o bases en forma de anillas de perfiles di­versos.3.
Los pomos con gran riqueza de facetas se presentan en va­rios tamaños y en diversas so­luciones para su incorporación o fijación al mueble: mediante espigas roscadas con sus co­rrespondientes tuercas o tam­bién con peanas o bases en forma de anillas de perfiles di­versos.
4. Las formas regulares de poliedros (más o menos apro­ximadas a la esfera) pueden quedar alteradas como los ti­pos que se ilustran en este ejemplo. A veces son pirámides facetadas y en otras hay super­posiciones de aros curvos con mayor o menor profusión de talla. Se ofrecen en diversas me­didas dentro de lo existente en cada serie.4.
Las formas regulares de poliedros (más o menos apro­ximadas a la esfera) pueden quedar alteradas como los ti­pos que se ilustran en este ejemplo.
A veces son pirámides facetadas y en otras hay super­posiciones de aros curvos con mayor o menor profusión de talla.
Se ofrecen en diversas me­didas dentro de lo existente en cada serie.
5. Unos pomos que imitan el cristal, pero que no lo son. Gracias al metacrilato (plexiglás) se consiguen imitaciones de cristal muy logradas. Sus ven­tajas respecto al cristal verdade­ro residen esencialmente en el precio, ya que su trabajo de facetado requiere una especial mano de obra, eliminada con el proceso de obtención de los materiales plásticos.5.
Unos pomos que imitan el cristal, pero que no lo son. Gracias al metacrilato (plexiglás) se consiguen imitaciones de cristal muy logradas.
Sus ven­tajas respecto al cristal verdade­ro residen esencialmente en el precio, ya que su trabajo de facetado requiere una especial mano de obra, eliminada con el proceso de obtención de los materiales plásticos.
6. Compitiendo con el cristal, ya desde finales del siglo XVIII, la porcelana reivindica las de­rivaciones opalinas del cristal, que invadía su campo de apli­caciones. Generalmente, los po­mos y accesorios de porcelana clásicos iban adornados con escenas bucólicas u ornamen­taciones florales, como las que se muestran en la foto, que han vuelto a redescubrirse por todos los amantes de lo pura­mente clásico.6.
Compitiendo con el cristal, ya desde finales del siglo XVIII, la porcelana reivindica las de­rivaciones opalinas del cristal, que invadía su campo de apli­caciones.
Generalmente, los po­mos y accesorios de porcelana clásicos iban adornados con escenas bucólicas u ornamen­taciones florales, como las que se muestran en la foto, que han vuelto a redescubrirse por todos los amantes de lo pura­mente clásico.
Acerca de richar3000 (686 artículos)
trucos y manualidades