La costura del dobladillo-Tipos dobladillos

La costura del dobladillo es el último paso en el proceso de la confección de una prenda y por regla general se efectúa a mano. 

Para terminar de coser una prenda es importante tener conocimientos de la confección de los dobladillos. Para obtener un dobladillo perfectamente plano es preciso utilizar el punto que conviene a cada tela, no estirar nunca el hilo con objeto de que no se frunza la tela y casar siempre las costuras y las líneas centrales una vez vuelto el bajo. Las puntadas no deben notarse jamás por el derecho de la prenda. (Mira las instrucciones sobre los puntos de costura a mano).

Preparación del dobladillo para su marcado.

Antes de marcar el dobladillo comprueba que la prenda sienta bien y tiene una caída correcta. Cualquier rectificación que se efectúe afectará a la caída del dobladillo y por consiguiente al aspecto de toda la prenda. Si ésta ha sido cortada al biés, déjala colgada toda una noche antes de proceder a marcar el bajo. Si el forro va pegado a la falda ambos dobladillos han de marcarse por separado.

Dobladillos, costura del dobladilloMarcado del dobladillo.

Como en las demás etapas de la prueba, te pones la ropa interior y los zapatos que pienses utilizar con la prenda, así como cualquier cinturón o faja.

Es preferible que la operación de marcado te la realice otra persona. Utiliza un marcador de faldas con jaboncillo o una regla para tomar siempre la misma medida a partir del suelo.

Es necesario marcar todo el perímetro del bajo con objeto de evitar posibles errores de la caída de la falda causados por un movimiento. Para medir faldas largas, súbete a un taburete.

Doblado del dobladillo.

Dobladillo prendido e hilvanado, costura del dobladillo1.

Dobla el bajo por la línea de jaboncillo y únelo colocando los alfileres en ángulos rectos con el doblez. Como el dobladillo ha de ser uniforme en todo su perímetro, rectifica la colocación de los alfileres hasta que todo él quede a la misma distancia del suelo.

.

.

.

.

Corte de la tela sobrante, costura del dobladillo2.

Una vez segura de que ha quedado perfectamente recto pasa un hilván a 6 mm del doblez. Pasa la plancha para señalar éste deslizándolo en sentido transversal al hilo de la tela. Recorta la tela que sobre y corta a la mitad los márgenes de las costuras que lleguen hasta el dobladillo.

.

.

.

.

Recorte del margen, costura del dobladillo3.

El margen de tela que se remete en el bajo depende de la colocación de éste en la prenda y del tipo de tela en que se esté trabajando.

Los bajos de faldas y materiales gruesos deben ser los más anchos ya que el peso adicional mejorará su caída. Las mangas y los tejidos finos precisan solamente un dobladillo estrecho para quedar bien cosidos.

Costura de dobladillos.

Para obtener un acabado profesional es necesario que el dobladillo quede perfectamente recto y plano. Si te has tomado la molestia de asegurarte de que la prenda sienta bien y tiene una caída correcta, el paso siguiente es elegir el procedimiento más idóneo para coser el dobladillo. 

Esto dependerá de la forma de la falda, es decir, de si es al biés, acampanada, circular o recta, y también del tipo y peso de la tela. Es preferible efectuar las costuras de los bajos a mano si deseas que las puntadas no se aprecien por el derecho de la prenda.

Dobladillo con doblez interior pespunteado.

Es adecuado para lencería y para prendas que deban lavarse con frecuencia.

Dobladillo con doblez interior pespunteado, costura del dobladilloModo de hacer el dobladillo con doblez interior pespunteado.

Dobla 6 mm el borde cortado. Pasa un pespunte cerca del doblez y plánchalos. Prende el bajo haciendo coincidir las costuras y las líneas centrales e hilvánalo seguidamente.

Efectúa la costura a puntadas invisibles. Retira el hilván y y para terminar plancha el dobladillo. 

Dobladillo invisible.

Conviene hacer un dobladillo invisible cuando queremos confeccionar ropa infantil y para cortinas. La costura resulta invisible en ambos lados de la prenda.

Dobladillo invisible, costura del dobladilloModo de hacer el dobladillo invisible.

Este dobladillo puede cubrirse con una cinta de tela al biés.

Cose la cinta a 6 mm del borde cortado seleccionando un punto de zigzag estrecho, y pasa la plancha a continuación.

Hilvana el dobladillo en su posición correcta y cóselo a punto invisible, para terminar plancha el dobladillo.

Dobladillo a punto de escapulario.

Es adecuado para tejidos abiertos.  El borde de la tela se pique­teará o rematará con una cinta al biés antes de coser el dobladillo.

Dobladillo a punto de escapulario, costura del dobladilloModo de hacer el dobladillo a punto escapulario.

Remata el borde cortado por el procedimiento más adecuado a la tela e hilvánalo en su lugar.

Cose el dobladillo a punto de escapulario de izquierda a derecha. Pasa la plancha.

Dobladillo a punto de zigzag.

Resulta adecuado para tejidos de punto porque el zigzag impide que se deshilachen y resulta  además muy elástico. 

Dobladillo a punto de zigzag, costura del dobladilloModo de hacer el dobladillo a punto de zigzag.

Remata el borde cortado con un punto de zigzag múltiple o corriente.

Pasa la plancha y recorta a continuación el borde junto al punto.

Prende e hilvana el borde a la falda haciendo coincidir las costuras y las líneas centrales.

Cose el dobladillo a punto invisible.

Faldas acampanadas y al biés.

El procedimiento siguiente está indicado para faldas ligeramente acampanadas o al biés. La amplitud del dobladillo se reduce mediante un pequeño frunce.

Dobladillo ligeramente acampanado, costura del dobladilloModo de hacer el dobladillo en faldas acampanadas y al biés.

Pasa un punto de bastilla para frunces a 6 mm del borde cortado. Prende el dobladillo a la falda haciendo coincidir las costuras y las líneas centrales.

Tira ligeramente del hilo del frunce para adaptar el perímetro del bajo al de la falda. Evita fruncir en exceso para no perder la forma. Coloca el dobladillo sobre un guante de plancha y reduce su amplitud con la plancha de vapor.

Coloca una cinta de biés sobre la línea de frunce. Prende e hilvana el dobladillo a la falda. Pasa la plancha de nuevo, embebiendo el biés a lo largo de la curva. Cose el dobladillo a punto invisible.

Dobladillo circular.

Para que este dobladillo quede bien plano debe hacerse estrecho. En caso contrario quedará abultado en su parte posterior.

Dobladillo circular, costura del dobladilloModo de hacer el dobladillo circular.

Una vez marcado el dobladillo recorta el sobrante de tela dejando una vuelta de 1.3 cm.

Prende y cose la cinta de biés a 6 mm del borde cortado procurando no darla de sí a medida que progresa la costura. Pasa la plancha.

Dobla la tela por la línea marcada. Prende e hilvana el bajo junto a la línea del doblez y pasa de nuevo la plancha. 

Hilvana el borde cortado de la tela junto al borde del biés. Cose el dobladillo a punto invisible. Retira los hilvanes y plancha todo el dobladillo.

Dobladillo cosido a máquina.

Los dobladillos de máquina son prácticos porque se cosen rápidamente y resultan muy duraderos. Es importante tomar la precaución de que la costura quede bien recta, ya que habrá de verse por el derecho de la prenda. Este tipo de dobladillo es adecuado para ropa de lencería y para coser volantes.

Recorta el margen para costuras a 6 mm. Efectúa un primer doblez a 3 mm del borde y un segundo a 5 cm del anterior. Pasa la plancha. Coloca la pata dobladilladora de la máquina y da varias puntadas en el doblez para asegurar el principio de la costura.

Dobladillo cosido a máquina, costura del dobladilloModo de coser el dobladillo.

Toma los extremos de los hilos con la mano izquierda y guía el borde doblado por debajo de la pata formando un rollo de tela.

Los tejidos firmes y rígidos se enrollan mejor con la pata levantada, y los suaves y blandos con la pata bajada.

Si la falda está cortada al biés, cose primeramente un biés al borde cortado.

 

Costura de esquinas.

A la hora de dobladillar esquinas, merece la pena tomarse la molestia de asegurarse de que su interior no queda abultado en exceso, y los ángulos resulten bien rectos y picudos. El dobladillo de una esquina puede ser sesgado o llevar una vista pegada.  

Dobladillo con esquina sesgada, costura del dobladillo

.

.

.

.

.

.

.

.

Esquina sesgada.

Dobladillo con esquina sesgada 1, costura del dobladilloModo de hacer la esquina sesgada.

1.

Remete los bordes cortados y el dobladillo de la forma habitual. Pasa la plancha y abre la tela.

En la intersección de los dos dobladillos (B), traza una línea diagonal. Corta el pico de la tela a 6 mm de esta línea.

.

.

.

Dobladillo con esquina sesgada 2, costura del dobladillo2.

Dobla la tela con el derecho hacia adentro y los bordes remetidos, dobla la esquina y pespuntea sobre la línea diagonal.

.

.

.

.

.

Dobladillo con vista pegada, costura del dobladilloEsquina pegada.

.

.

.

.

.

.

.

Dobladillo con vista pegada 1, costura del dobladilloModo de hacer la esquina pegada.

1.

Antes de plegar el dobladillo, remete 2 cm del borde de la vista y cose ésta al margen del dobladillo.

Prende y cose el dobladillo en su lugar, del ancho que se precise.

.

.

.

Dobladillo con vista pegada 2, costura del dobladillo2.

Dobla la vista sobre el dobladillo del ancho que se precise, y cósela en su sitio, empezando por la parte inferior para asegurarla al dobladillo, y continuando en sentido ascendente por todo su borde.

.

.

.

.

Planchado de dobladillos.

Dobladillo planchado de fuera hacia dentro, costura del dobladilloPlanchado de fuera hacia adentro.

Los dobladillos deben plancharse al vapor desde el borde doblado hacia el interior con objeto de reducir cualquier amplitud excesiva que pudiera haber quedado y evitar las arrugas.

Todos los artículos de Costura.

Artículos relacionados