Sabías que el circo 5

Sabías que el circo 5

Las fieras, obedeciendo al látigo y a la voz de su domador, se sientan sobre sus patas posteriores. Este movimiento, que nunca ejecutan espontáneamente (al revés que los osos, por ejemplo}, les ha sido enseñado durante su entrenamiento.