Pintura 6

Pintura 6

La vocación de san Mateo (1597), de Caravaggio (1573-1610). Considerada «vulgar» en su época, esta tela muestra hasta qué punto el gran maestro italiano dominaba la técnica del claroscuro. La luz, combinada con las sombras, crea una atmósfera dramática: destaca los relieves, configura y amplía la expresión de los rostros, subraya los gestos. De este modo, la escena más humilde se transfigura y se convierte en épica, en heroica. Caravaggio provocó una especie de revolución en la pintura: influyó en los artistas de toda Europa, en especial en Holanda yen España. Iglesia de San Luis de los Franceses, Roma.

La vocación de san Mateo (1597), de Caravaggio (1573-1610). Considerada «vulgar» en su época, esta tela muestra hasta qué punto el gran maestro italiano dominaba la técnica del claroscuro. La luz, combinada con las sombras, crea una atmósfera dramática: destaca los relieves, configura y amplía la expresión de los rostros, subraya los gestos. De este modo, la escena más humilde se transfigura y se convierte en épica, en heroica. Caravaggio provocó una especie de revolución en la pintura: influyó en los artistas de toda Europa, en especial en Holanda yen España. Iglesia de San Luis de los Franceses, Roma.