Estor romano 3

Estor romano 3

Corta un trozo de forro de la anchura suficiente para acomodar en su interior la tabla de madera. Dóblalo por la mitad, revés sobre revés, y marca con la plancha un dobladillo en ambos lados. Dobla el forro, revés sobre revés, alineas las dos primeras líneas de costura, incorporas la jareta de la tabla y coses las orillas sin rematar de ésta junto con la primera jareta del forro. La jareta para la varilla debe quedar por el derecho del forro y la correspondiente a la tabla, por el revés (Fig. 2 y 3).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.