Uniones entre maderos

Los empalmes sirven para unir dos piezas de madera cuyas vetas se hallan de manera que las de una resultan prolongación de las de otra.

Estos empalmes se convierten en algo indispensable cuando no se dispone de largueros de una longitud determinada, la cual requiere ser prolongada para satisfacer las necesidades del trabajo que nos proponemos ejecutar.

Los empalmes sirven para unir dos piezas de madera cuyas vetas se hallan de manera que las de una resultan prolongación de las de otra.Pese a la simplicidad del em­palme por enclavijado no es pre­cisamente el que se puede efec­tuar sin fijarse, ya que, si bien los labrados que hay que ejecutar son sencillos, requieren mucha precisión. En realidad, basta hacer las perforaciones de un diámetro equivalente al de las clavijas a emplear en las testas de los dos maderos que hay que empalmar. Estas perforaciones serán perfectamente paralelas a los lados mayores de las piezas que se unen (hay que hacerlas en el mismo sentido de las vetas).

Hechas las perforaciones con la profundidad conveniente en ambos maderos se insertan las clavijas tras previamente pro­porcionarles la cola. La longitud de la clavija debe corresponder a la suma de la penetración de las dos perforaciones opuestas que se han hecho en ambas testas.

El empalme en horquilla ofre­cido es una variante más sólida que la corriente, en que las pie­zas se unen a tope recto, ya que en este caso reciben un corte sesgado que permite una más efectiva acción de la cola. Es un trabajo delicado que sólo se lo­grará después de un minucioso marcado con unos cortes pre­cisos: tanto la horquilla como la mecha tienen forma triangular. En realidad, más que una mecha es una espiga que sólo tiene sa­liente una mitad en sentido dia­gonal.

El empalme denominado en rayo de Júpiter es una variante aún mucho más estable que la anterior, ya que los dientes trian­gulares que se proporcionan a ambas piezas compensan el efecto de tracción que sufre el larguero empalmado. Visto de lado, el trazado tiene forma de zigzag en lugar de un solo trazo recto.

El empalme llamado en pico de flauta es el más sencillo, pero también requiere un trazado meticuloso, pues necesita una falsa escuadra para que resulte cómodo y preciso, sin sufrir equivocaciones con los marca­dos de los sesgos. Su solidez se puede reforzar con unas cla­vijas insertadas a ambos lados del punto de entrecruzamiento, es decir, en el centro.

En todos los casos, los em­palmes serán encolados. Así como es recomendable el re­fuerzo con clavijas atravesadas, es menos indicado el empleo de accesorios metálicos (clavos, tirafondos) por hincamiento o penetración sencilla, ya que con ellos se puede resentir la estructura fibrosa de la madera.

De esta manera se deduce claramente que los dos empal­mes últimamente citados serán capaces de absorber los esfuer­zos ejercidos sobre los cuatro lados del madero alargado (como en un travesaño o vigue­ta), lo cual no hacen los dos primeros, más adecuados para utilizarlos en pies derechos, empalmados de patas de sillas o de mesas, en los que el es­fuerzo actuante es siempre en dirección de las fibras de la madera.

Empalme por enclavijado.

Para ensamblar dos maderos de igual sección cuadrada se trazan las diagonales y en una de las piezas se hincan dos clavos para insertar las clavijas. Las cabezas de los clavos se cortan con unos alicates.1.

Para ensamblar dos maderos de igual sección cuadrada se trazan las diagonales y en una de las piezas se hincan dos clavos para insertar las clavijas.

Las cabezas de los clavos se cortan con unos alicates. 

.

.

.

.

.

Encarar las dos piezas y golpear en uno de sus ex­tremos, a fin de que en la otra pieza quedan marca­das las puntas cortadas de los clavos, lo que determina el centro del taladrado para las clavijas.2.

Encarar las dos piezas y golpear en uno de sus ex­tremos, a fin de que en la otra pieza quedan marca­das las puntas cortadas de los clavos, lo que determina el centro del taladrado para las clavijas. 

.

.

.

.

.

Con el marcado de las puntas se realizan las per­foraciones para alojar las clavijas. Siempre que sea posible se utiliza un soporte vertical, donde se habrá esta­cado la máquina universal.3.

Con el marcado de las puntas se realizan las per­foraciones para alojar las clavijas.

Siempre que sea posible se utiliza un soporte vertical, donde se habrá esta­cado la máquina universal. 

.

.

.

.

.

Se recomienda que las clavijas sean estriadas, para que la cola sobrante que haya entrado en el taladra­do pueda salir libremente.4.

Se recomienda que las clavijas sean estriadas, para que la cola sobrante que haya entrado en el taladra­do pueda salir libremente. 

.

.

.

.

.

.

Para facilitar la salida de la cola es preferible clavar una punta en el lugar que corresponde al agujero, por el que se evacuará luego la cola.5.

Para facilitar la salida de la cola es preferible clavar una punta en el lugar que corresponde al agujero, por el que se evacuará luego la cola. 

.

.

.

.

.

El empalme de una pieza con otra se ejecuta con una maza o martillo e intercalando un taco de madera.6.

El empalme de una pieza con otra se ejecuta con una maza o martillo e intercalando un taco de madera. 

.

.

.

.

.

Empalme en horquilla sesgada.

El trazado de la horquilla y la mecha deben ser muy precisos. Han de usarse una escuadra me­tálica de carpintero y también una falsa escuadra.1.

El trazado de la horquilla y la mecha deben ser muy precisos.

Han de usarse una escuadra me­tálica de carpintero y también una falsa escuadra. 

.

.

.

.

Con un serrucho de costilla de dientes finos se procede a los dos cortes interiores que determinan la horquilla. La pieza está inclinada para trabajarla en sentido plano. 2.

Con un serrucho de costilla de dientes finos se procede a los dos cortes interiores que determinan la horquilla.

La pieza está inclinada para trabajarla en sentido plano. 

.

.

.

.

.

Para conseguir un mejor encajado, uno de los extremos de la espiga se rebaja ligeramente en este momento.3.

Para conseguir un mejor encajado, uno de los extremos de la espiga se rebaja ligeramente en este momento. 

.

.

.

.

.

.

La horquilla se vacía mediante un formón o escoplo. Trabajar minuciosa y sucesivamente, ya que debe lograrse un encaje sin huelgos.4.

La horquilla se vacía mediante un formón o escoplo.

Trabajar minuciosa y sucesivamente, ya que debe lograrse un encaje sin huelgos. 

.

.

.

.

.

Una vez lograda la pieza con la espiga se pase a ejecutar la caja. Utilizar un escoplo o formón de boca estrecha.  5.

Sólo falta encolar las dos piezas para conse­guir un empalme muy satisfactorio en cuanto a resistencia y solidez. 

.

.

.

.

.

Empalme en rayo de Júpiter.

En este caso es muy importante un buen trazado. Aquí, en lugar de una línea oblicua y recta, tiene for­ma de zigzag. Rayar las partes de la pieza que deben elimi­narse, para no tener equivocaciones.1.

En este caso es muy importante un buen trazado. Aquí, en lugar de una línea oblicua y recta, tiene for­ma de zigzag.

Rayar las partes de la pieza que deben elimi­narse, para no tener equivocaciones. 

.

.

.

.

.

La pieza que recibirá el alojamiento (a la derecha) se recorta con la sierra. La que tendrá la espiga se labra con el formón, tras marcar los dos golpes de serru­cho que delimitan su anchura.2.

La pieza que recibirá el alojamiento (a la derecha) se recorta con la sierra. 

La que tendrá la espiga se labra con el formón, tras marcar los dos golpes de serru­cho que delimitan su anchura. 

.

.

.

.

.

Ahora se puede efectuar el trazado exacto de la caja y rectificar el perfil de la espiga.3.

Ahora se puede efectuar el trazado exacto de la caja y rectificar el perfil de la espiga. 

.

.

.

.

.

Momento de realizar el segundo aserrado en la espiga. En este caso se rebaja más de lo necesario para evitar retoques.4.

Momento de realizar el segundo aserrado en la espiga. 

En este caso se rebaja más de lo necesario para evitar retoques. 

.

.

.

.

Una vez lograda la pieza con la espiga se pase a ejecutar la caja. Utilizar un escoplo o formón de boca estrecha.  5.

Una vez lograda la pieza con la espiga se pase a ejecutar la caja. 

Utilizar un escoplo o formón de boca estrecha.   

.

.

.

.

Antes de proceder al empalmado se debe impregnar con cola ambas pie­zas. Este ensamble es de gran resistencia.6.

Antes de proceder al empalmado se debe impregnar con cola ambas pie­zas.

Este ensamble es de gran resistencia. 

.

.

.

Empalme entrecruzado en pico de flauta.

 El trazado es relativamente simple, siempre que se dis­ponga de una falsa escuadra. En ambas caras de los maderos se m arca un triángulo rectángulo, in­verso el uno respecto al otro. Rayar lo que debe eliminarse.1.

El trazado es relativamente simple, siempre que se dis­ponga de una falsa escuadra.

En ambas caras de los maderos se marca un triángulo rectángulo, in­verso el uno respecto al otro.

Rayar lo que debe eliminarse. 

.

.

.

.

Los cortes de serrucho han de ser limpios y precisos. Las zonas indican claramente por dónde hay que atacar.2.

Los cortes de serrucho han de ser limpios y precisos. Las zonas indican claramente por dónde hay que atacar. 

.

.

.

.

.

.

El ensamble se efectúa tras dar cola a todas las superficies que entran en contacto. Se advierte el agujero de la clavija que refuerza el empalme. 3.

El ensamble se efectúa tras dar cola a todas las superficies que entran en contacto.

Se advierte el agujero de la clavija que refuerza el empalme. 

Acerca de richar3000 (686 artículos)
trucos y manualidades