Sabías que Bélgica no fue independiente hasta 1830

Bélgica no fue independiente hasta 1830, pero sus principales ciudades tienen una larga historia que las une en un glorioso pasado.

Es uno de los más pequeños Estados de Europa. Sin embargo, la densidad de su población figura entre las mayores del mundo: 342 habitantes por kilómetro cuadrado, es decir, unas cuatro veces y media la densidad de población de España. En el pasado, junto con Holanda, constituyó los llamados Países Bajos.Es uno de los más pequeños Estados de Europa. Sin embargo, la densidad de su población figura entre las mayores del mundo: 342 habitantes por kilómetro cuadrado, es decir, unas cuatro veces y media la densidad de población de España. En el pasado, junto con Holanda, constituyó los llamados Países Bajos.

Toda la Europa del norte es una vasta planicie litoral, limitada al sur por una serie de sistemas montañosos. Para acceder a ella desde los países mediterráneos sólo hay un paso fá­cil: el del «país bajo» que se abre en­tre las colinas de las Ardenas y el mar del Norte. Este pasillo, la mitad del cual no alcanza la altitud de 100 me­tros, es Bélgica, prolongada al norte por Holanda (Países Bajos).

Vista aérea de los muelles y diques del puerto de Amberes. Su intensa actividad (petroquímica, construcción naval, montaje de automóviles, etcétera) le convierte en el segundo puerto europeo después de su vecino el de Rotterdam y el cuarto del mundo. Pero la más famosa industria de la ciudad sigue siendo la talla de diamantes. Vista aérea de los muelles y diques del puerto de Amberes. Su intensa actividad (petroquímica, construcción naval, montaje de automóviles, etcétera) le convierte en el segundo puerto europeo después de su vecino el de Rotterdam y el cuarto del mundo. Pero la más famosa industria de la ciudad sigue siendo la talla de diamantes.

Una zona de paso.

Por esta razón, Bélgica ha sido siempre una zona de paso. En el siglo XV, el puerto de Amberes aseguraba dos quintas partes del co­mercio mundial y, actualmente, las redes belgas de canales y de ferro­carriles figuran entre las más densas del globo.

Bruselas, situada en el centro, se halla a igual distancia de París, de Londres y de Francfort, en el punto de cita de las regiones más ricas de Inglaterra, Francia y Alemania.

El equilibrio europeo supone, pues, la libertad de comercio en este país. A la inversa, todo intento de dominar el continente implica el control de las ciudades belgas. Eso es lo que les ocurrió, durante siglos, a los roma­nos, a los francos, a los borgoñones, a los españoles, a los austríacos, a los franceses y a los holandeses que, unos tras otros, ejercieron el poder en Bru­selas hasta 1830.

En esta fecha, las grandes potencias reconocieron a la vez la independen­cia y la neutralidad de Bélgica. Bru­selas es hoy la capital del Mercado Común, con lo cual se confirma la vocación europea de este país sin unidad natural.

Kermesse (detalle), pintura de David Teniers «el Joven» (1610-1690). Las kermesses eran unas fiestas tradicionales flamencas. En lbs cuadros de los Bruegel o de los Teniers aparecen los flamencos como grandes comedores, buenos bebedores y bastante lúbricos. Museo Fabre, Montpellier (Francia).Kermesse (detalle), pintura de David Teniers «el Joven» (1610-1690). Las kermesses eran unas fiestas tradicionales flamencas. En lbs cuadros de los Bruegel o de los Teniers aparecen los flamencos como grandes comedores, buenos bebedores y bastante lúbricos. Museo Fabre, Montpellier (Francia).

El esplendor.

Desde la Edad Media, las riberas del mar del Norte conocieron una gran prosperidad: los señores eran po­derosos, y las ciudades, ricas. Cuando la nobleza no se alistaba en las Cru­zadas (uno de cuyos jefes fue Godo­fredo de Bouillon, nacido en Bélgica hacia 1.061), se divertía en sus bri­llantes cortes escuchando las historias de caballería y las canciones de gesta.

Cada ciudad solía tener una espe­cialidad. Brujas, primera plaza banca­ria del mundo, se dedicaba al comer­cio de la lana, y Gante, al del trigo. Lieja se entregaba al trabajo del hie­rro, y Dinant, al del cobre. La burgue­sía ponía de manifiesto su riqueza en los monumentos que hacía cons­truir: catedrales, mercados, ayunta­mientos, etc. Los artesanos trabajaban el oro y el marfil.

La escuela francobelga de música dio los primeros grandes polifonis­tas europeos: Dufay (1400-1474), Binchois (1400-1460) y, un siglo más tarde, Lassus (1531-1594). La pin­tura tuvo un gran esplendor gracias a Van Eyck, Memling (1433-1494) y las gildes (asociaciones) de pin­tores de Brujas y Gante.

Cada ciudad solía tener una espe­cialidad. Brujas, primera plaza banca­ria del mundo, se dedicaba al comer­cio de la lana, y Gante, al del trigo. Lieja se entregaba al trabajo del hie­rro, y Dinant, al del cobre. La burgue­sía ponía de manifiesto su riqueza en los monumentos que hacía cons­truir: catedrales, mercados, ayunta­mientos, etc. Los artesanos trabajaban el oro y el marfil.La decadencia (siglos XVI-XVIII).

Carlos V, nacido en Gante en 1500, unió bajo la soberanía austríaca a todos los puertos flamencos. Pero esta unidad fue pronto perturbada por la Reforma protestante, que dividió de nuevo el país. En 1579, Holanda, pasada al protestantismo, arrancó al católico Felipe II, hijo de Carlos V, su independencia e impuso el cierre de las bocas del Escalda, es decir, la ruina de Amberes y de Bélgica.

La Iglesia católica, en lucha contra los progresos del calvinismo, con­trolaba con gran rigor toda la vida intelectual. Una última llamarada artística se produjo, no obstante, en torno a Amberes. Los pintores, con inspiración más pagana que cristiana, opusieron a la austeridad del clero, de origen español, la esponta­neidad y la truculencia del pueblo flamenco y ese gusto por el color y el movimiento que es el origen del arte barroco. Bruegel el Viejo dominó el siglo XVI. En el siglo siguiente, la pintura flamenca conoció un gran esplendor con Rubens, Van Dyck y Jordaens.

A partir de 1659, Bélgica se convier­te en un campo de batalla, donde la Francia de Luis XIV y Luis XV se en­frenta con España y con Austria. Ane­xionado al Imperio por Napoleón I, el país forma entonces, con las antiguas Provincias Unidas, el reino de los Paí­ses Bajos (16 de marzo de 1815).

La independencia.

Esta nueva unión sólo duraría quin­ce años. En 1830, las nueve provincias belgas obtuvieron su indepen­dencia. La neutralidad les aseguró una larga era de paz. El país conoció un nuevo impulso económico, princi­palmente fundamentado en la explo­tación de la cuenca hullera Valona.

La música, con César Franck; la poesía, con Émile Verhaeren, y el teatro, con Maurice Maeterlinck, pu­sieron de manifiesto un gran despertar artístico. La renovación lingüística y social de Flandes provocó también un impulso de la literatura de lengua flamenca.

Tras la dura experiencia de las dos guerras mundiales (1914 y 1939), Bél­gica se recuperó después de 1945, a pesar de la pérdida de sus posesiones coloniales del Congo en 1960.

La agricultura, a pesar de sus gran­des rendimientos, es incapaz de satis­facer las necesidades de una pobla­ción tan densa. La industria sigue siendo poderosa, a pesar de las enor­mes dificultades ocasionadas por la decadencia del carbón.

Para reforzar su poderío econó­mico, Bélgica realizó en 1948 una unión aduanera con Holanda y Lu­xemburgo: el Benelux. Actualmente lleva una política activa en el seno del Mercado Común Europeo.

Tras haber dominado el país desde la independencia, Valonia perdió su supremacía después de 1945. Flan­des, muy dinámico en los aspectos económico y demográfico, no está sa­tisfecho del actual equilibrio de fuer­zas. Bélgica es hoy un Estado bastante difícil de gobernar, porque la me­nor reforma tropieza con el antago­nismo de los dos grupos lingüísticos.Un país, dos lenguas.

Bélgica cuenta con 3.500.000 ha­bitantes Valones, de lengua francesa, y con 5.000.000 de flamencos, que hablan el neerlandés (holandés). A ellos ha de añadirse el millón de habitantes de Bruselas, francófonos en su mayoría. Administrativamente, ambas lenguas son iguales.

Tras haber dominado el país desde la independencia, Valonia perdió su supremacía después de 1945. Flan­des, muy dinámico en los aspectos económico y demográfico, no está sa­tisfecho del actual equilibrio de fuer­zas. Bélgica es hoy un Estado bastante difícil de gobernar, porque la me­nor reforma tropieza con el antago­nismo de los dos grupos lingüísticos.

Los reyes de los Belgas.

Desde su acceso a la independencia, en 1830, Bélgica ha tenido siete reyes: Leopoldo I (1831-1865), Leopoldo II (1865-1909), Alberto I (1909-1934), Leopoldo III, que sucedió a Alberto I y abdicó en 1951 a favor de su hijo Balduino. Alberto II, hermano de Balduino (1993-2013), Felipe I (2013-presente)

Estado de la Europa occidental.

Superficie: 30.513 km2.

Población: 9.856.000 habitantes.

Lenguas: flamenco, francés, alemán.

Religión principal: catolicismo.

Capital: Bruselas (1.006.759 habitantes).

Ciudades: Gante (238.000 habitantes.), Lieja (185.574 habitantes en el municipio y 600.000 en su aglomeración), Amberes (457.749 en la comuna y 900.000 con su área metropolitana)

Régimen político: monarquía constitucional

La pequeña ciudad de Spa, situada en Valonia, en la provincia de Lieja, es famosa por sus aguas termales y por su circuito automovilístico. Al contrario que las regiones flamencas, las provincias de lengua francesa, que constituyen el sudeste de Bélgica, presentan un relieve de colinas boscosas. La meseta de las Ardenas tiene una altitud máxima de 692 metros, cerca de Spa, en las Hautes Fagnes.La pequeña ciudad de Spa, situada en Valonia, en la provincia de Lieja, es famosa por sus aguas termales y por su circuito automovilístico. Al contrario que las regiones flamencas, las provincias de lengua francesa, que constituyen el sudeste de Bélgica, presentan un relieve de colinas boscosas. La meseta de las Ardenas tiene una altitud máxima de 692 metros, cerca de Spa, en las Hautes Fagnes.

Artes y letras belgas del siglo XX.

Pintura: James Ensor, René Magritte, Paul Delvaux.

Teatro: Michel de Ghelderode.

Novela: Georges Simenon.

Poesía: Henri Michaux.

Canción: Jacques Brel.

Artículos relacionados

Acerca de richar3000 (687 artículos)
trucos y manualidades