7 PASOS MUY EFECTIVOS PARA CURAR EL ACNÉ NATURALMENTE 

Cada piel es diferente, así que ten en cuenta que el tratamiento eficaz para curar los brotes de acné en el hogar requiere buena disciplina para su cuidado y una dieta saludable. Los siguientes remedios caseros para el acné que te mostraremos a continuación se pueden utilizar en combinación, pero es importante evitar los mayores errores en el tratamiento del acné tales como:

  • Exprimir barros y granos.
  • Limpieza excesiva con productos químicos agresivos.
  • Creer que sólo el cuidado tópico de la piel es necesario para combatir el acné.
  • No dar a la piel la oportunidad de adaptarse a un nuevo cuidado.
  • No mantenerse bien hidratada.

La peor parte es que ocurre en el momento más inoportuno. Aquí hay algunos consejos sobre cómo deshacerse de las espinillas que pueden estropear tu estado de ánimo y disminuir tu confianza. Cuando encuentres la combinación correcta para tratar el acné, continua con ese tratamiento para obtener mejores resultados.

1.-MENTE PLENA: Se ha demostrado que el estrés afecta el equilibrio hormonal, que a su vez afecta a la piel. Si bien puede no parecer una solución lo suficientemente rápida, pero mantener una práctica de respiración simple puede hacer maravillas para cultivar la calma, evitar el estrés y la ansiedad que pueden influir en el brote de acné. Una práctica fundamental, como la respiración de la nariz alterno es una gran manera de construir la resiliencia para una vida de equilibrio y reducción del estrés.

 

2.- ALIMENTACIÓN:  Lo que comemos tiene un impacto en nuestra piel. Estudios han demostrado que cuando se cortan los alimentos de alta glucemia (carbohidratos como los que se encuentran en los alimentos blancos-trigo, arroz, papas-azúcares) los síntomas pueden disminuir. Cuando estamos apurados o cansados, tendemos a recurrir a los carbohidratos por la comodidad que son más fáciles de agarrar cuando estamos apurados.

 

3.-MIEL CRUDA: Lo que necesitas es miel cruda para utilizarla como una mascarilla en las zonas afectadas de tu rostro. Es eficaz en curar el acné mediante la limpieza de los poros e impide que los microbios crecen, debido a sus propiedades antimicrobianas. Además, la parte cerosa de la miel ayuda a tener una piel limpia y suave.

 

4.-ACEITE DE COCO:  El aceite de coco es antibacteriano y antifúngico. El aceite de coco también es extremadamente hidratante y suave. Ayuda a combatir las bacterias y reduce el enrojecimiento. Aplica aceite de coco en tu piel dando suaves masajes. Puedes volver a aplicar un par de veces al día. Después de aplicar, no hay necesidad de utilizar una crema hidratante de nuevo, funciona tan bien y no obstruye los poros. Para un beneficio óptimo, usa aceite de coco orgánico que no está refinado.

 

5.-ÁLOE VERA: El áloe es calmante, reduce la inflamación y el enrojecimiento. Para usarlo, aplica el gel en tu piel con los dedos y puedes aplicarlo varias veces al día. Si tienes una planta de áloe en tu casa, es aún mejor que obtener el áloe fresco sin ingredientes añadidos, o también podrías obtener un gel de áloe orgánico.

 

6.-MASCARILLA DE AVENA:  Esta máscara de prevención del acné es increíblemente fácil, y sólo requiere ingredientes que casi definitivamente ya tienes en tu cocina. Mezcla harina de avena, miel de abeja y agua, aplica la mezcla a tu rostro, déjela reposar de 10-15 minutos y luego enjuaga con una toalla caliente.

 

7.-ACEITE DE ÁRBOL DE TÉ: El aceite del árbol del té es un aceite esencial y puede ser un remedio natural muy de gran alcance para el acné, pues es antibacteriano. Para aplicarlo, mezcla una pequeña cantidad (5 a 10 gotas) de aceite de árbol de té con 1/4 taza de agua. Sumerge una bola de algodón en la mezcla y aplícalo a la piel. Puedes volver a aplicar durante todo el día o dejarlo puesto bajo tu maquillaje.

 

CONSEJOS:

1. Lava bien las manos antes de usar cualquiera de los tratamientos, especialmente aquellos que requieren contacto directo entre las manos y el rostro. Esto minimizará la propagación de suciedad y bacterias.

2. Utiliza pocos tratamientos a la vez durante al menos una semana para descubrir cuán efectivos son en tu piel. No uses demasiados tratamientos al mismo tiempo.