Tipos de cerraduras. Accesorios complementarios puertas de armarios.

Accesorios complementarios y cerraduras para puertas de armarios.

Además de las cerraduras con llave, que mantienen una o más puertas cerradas y que sólo el accionamiento de dicha llave puede volver a abrir, caben otras posibilidades de simple retención de las puertas o completan el cerramiento con llave cuando son dos las puertas que se abren.

Accesorios para puertas y armarios 11.

Pasadores con diferentes tipos de acabado (plateados o dorados).

Los de la derecha se superponen directamente sobre la parte interior de la puerta y es preciso correr el vástago o palanquita para retener la hoja cerrada.

El primero de la izquierda, así como el de arriba de la segunda fila de la izquierda, requieren un labrado en la ma­dera para ser encajados. 

Cuando una puerta de ar­mario se quiere cerrar se recurre a las cerraduras con llave. Si es una sola puerta basta la aplicación de la ce­rradura para mantenerla en posición cerrada.

Accesorios para puertas y armarios 22.

A la izquierda de la foto, cierres de lira y de bola utilizada para la retención cerrada del arma­rio, prácticamente sustituida por los magnéticos. 

A la derecha, un pasador no maniobrado especialmente, ya que su dispositivo de giro actúa cuando la otra puerta se cierra.

En el centro, un cierre especial retiene la puerta en posición cerrada, bastando empujarla para liberarla de su retención.

Pero si son dos los batientes es preciso que una de las puertas (la que no tiene la cerradura) quede también retenida por otro sistema, sobre todo si los dos batientes se unen por el centro, sin mediar un galce u otro tipo de ajuste.

Accesorios para puertas y armarios 33.

Cierres magnéticos de diversos tipos. En algunos basta fijar respectivamente dos piezas con tirafondos sobre las puertas y los elementos horizontales del cuerpo del armario para que funcionen.

Otros, en cambio, requieren ser empotrados tras el oportuno encaje en uno o en los dos elementos encargados de recibir ambas piezas del cierre.

En estos casos se recurre a los pasa­dores, los cuales suelen so­breponerse en la parte trasera del batiente o encajan en el canto de la puerta. Hay pasadores que, sin actuar di­rectamente sobre ellos, es la otra puerta la que acciona el mecanismo de retención al cerrarse.

Cuando las puertas se quieren mantener en posi­ción cerrada, sin que se actúe con una llave, se re­tienen con cierres (de lira, magnéticos, de bola, etc.).

Si se trata de una abertura con uno o dos batientes, basta tirar o presionar de la hoja que interese abrir para lo­grarlo.

Acerca de richar3000 (686 artículos)
trucos y manualidades

1 comentario en Tipos de cerraduras. Accesorios complementarios puertas de armarios.

  1. Mattingly // 5 septiembre, 2011 en 03:00 //

    Your story was raelly informative, thanks!

Los comentarios están cerrados.