Arcón sólido de roble macizo es un trabajo interesante

Este arcón construido con roble macizo vaporizado ofrece un amplio sitio para guardar objetos, y al mismo tiempo una posibilidad para sentarse. La misma construcción denota la solidez del material.Este arcón construido con roble macizo vaporizado ofrece un amplio sitio para guardar objetos, y al mismo tiempo una posibilidad para sentarse. La misma construcción denota la solidez del material.

El número de piezas y sus medidas pueden localizarse en la lista al final del artículo. Hay que prestar atención al adquirir la ma­dera de que se trate: de veteado regular y de dura­men. La de albura es más blanda y reacciona de ma­nera distinta al recibir el va­porizado.

Al comprar la madera se harán aserrar, regruesar y acepillar tablas y listones, según las medidas adecua­das.

Si se dispone de tiempo es conveniente dejar secar la madera por espacio de dos meses antes de pulirla.

Los montantes de las es­quinas se han logrado a base de tres piezas encoladas, para llegar a una sección de 6 x 6 cm. La pieza final puede tener un exceso de 2 mm en la anchura, que se rebajará por lijado.

Para tener una guía exacta en el taladrado de los agu­jeros que han de recibir las clavijas de ensamblado se procede a la confección de una plantilla. Esta se hará con un listón que, después de haber marcado bien ali­neadas unas perforaciones cada 10 cm, se reunirá con otros dos listones formando una guía segura.En las tablas para los late­rales y para la tapa se fresan ranuras longitudinales con una profundidad de 15 mm, y su anchura será equivalen­te al grosor de las lengüetas de 5 ó 6 mm. Los cantos visi­bles de la tapa y del arcón no se rebajan. Las tablas menos vistosas se utilizarán para la parte trasera.

Para tener una guía exacta en el taladrado de los agu­jeros que han de recibir las clavijas de ensamblado se procede a la confección de una plantilla. Esta se hará con un listón que, después de haber marcado bien ali­neadas unas perforaciones cada 10 cm, se reunirá con otros dos listones formando una guía segura.

Se realizan los taladros en las tablas y éstas a continua­ción se achaflanan en los extremos.

Antes de encolar las cla­vijas en las tablas hay que comprobar que tengan todas la misma longitud y su co­rrecto encaje en los aloja­mientos. Hecho esto se efec­túa un montaje de prueba.

Se marcan los montantes, se taladran y se ajustan las piezas de la tapa. Una vez todo preparado, se lija bien.

Para el tratamiento super­ficial habrá que disponer las piezas de modo que todas sus superficies reciban la ac­ción del vaporizado. El re­ceptáculo que alberga los elementos a vaporizar (he­cho con cartón y tela plástica transparente) ha de vigilarse que no tenga pérdidas y que­de perfectamente hermético. El vaporizado se hace con 1 litro de solución acuosa de amoníaco al 25 – 30 %, depo­sitado en un plato o bandeja (no metálicos), que se coloca debajo de la pila de made­ros. El vaporizado se deja que actúe durante un par de horas para conseguir un tono oscuro. Este oscureci­miento es más intenso si la madera ha sido bañada pre­viamente con ácido tánico. Al encolar, utilizar un pincel que no tenga elementos me­tálicos, pues podrían presen­tarse manchas oscuras.

Las tablas de la tapa se fi­jan en los extremos con tira­fondos desde abajo. Se da una capa de tapa-poros, se pule y se barniza. Finalmente se colocan los herrajes.

Las clavijas y las lengüetas son los elementos de unión de este arcón de roble, muy tradicional. Las lengüetas no se encolan, a fin de que la madera pueda labrarse libremente. El tono oscuro se consigue por medio de vaporizado de amoníaco, que reacciona con el ácido tánico que contiene la madera. Asimismo se barniza o se encera la superficie, lo cual revelará todavía más su textura.Las clavijas y las lengüetas son los elementos de unión de este arcón de roble, muy tradicional.
Las  lengüetas no se encolan, a fin de que la madera pueda labrarse libremente.
El tono oscuro se consigue por medio de vaporizado de amoníaco, que reacciona con el ácido tánico que contiene la madera.
Asimismo se barniza o se encera la superficie, lo cual revelará todavía más su textura.

.

.

La plantilla de taladrado debe encajar exactamente. Los agujeros estarán separados cada 10 cm. Los taladros en las tablas se apuntan hasta una profundidad de 5 mm y a continuación se perforan hasta el fondo sin plantilla.La plantilla de taladrado debe encajar exactamente. Los agujeros estarán separados cada 10 cm.
Los taladros en las tablas se apuntan hasta una profundidad de 5 mm y a continuación se perforan hasta el fondo sin plantilla.

.

.

.

.

.

Para el taladrado de las tablas laterales, la plantilla recibe posiciones intermedias por medio de listones auxiliares.Para el taladrado de las tablas laterales, la plantilla recibe posiciones intermedias por medio de listones auxiliares.
En este caso se trabaja libremente con una broca espiral. Las clavijas grafiladas requieren agujeros sin holgura.

.

.

.

.

.

Para poder adaptar el tablero de la tapa del arcón se debe realizar primeramente el marco. Si coinciden las diagonales, igualmente ha de coincidir el escuadrado. El listón se fija con cola y clavijas.Para poder adaptar el tablero de la tapa del arcón se debe realizar primeramente el marco.
Si coinciden las diagonales, igualmente ha de coincidir el escuadrado.
El listón se fija con cola y clavijas.

.

.

.

.

.

Se emplea una plantilla para los alojamientos de las asas empotradas. Con la broca se hace una serie de taladrados previos y a continuación se saca lo sobrante con el formón. Esto deberá realizarse antes del vaporizado.Se emplea una plantilla para los alojamientos de las asas empotradas.
Con la broca se hace una serie de taladrados previos y a continuación se saca lo sobrante con el formón.
Esto deberá realizarse antes del vaporizado.

.

.

.

.

.

Los tirafondos más largos son para las bisagras. En el roble conviene realizar taladrados previos de alojamiento para los tirafondos, a fin de evitar que éstos en su penetración astillen la madera.Los tirafondos más largos son para las bisagras.
En el roble conviene realizar taladrados previos de alojamiento para los tirafondos, a fin de evitar que éstos en su penetración astillen la madera.

.

.

.

.

.

Estas son las piezas constitutivas del arcón, dispuestas para el vaporizado. Hay que ir comprobando de vez en cuando al proceso para asegurarse de que la madera tiene ya el color deseado. La duración del vaporizado dependa del contenido en ácido tánico de la madera.Estas son las piezas constitutivas del arcón, dispuestas para el vaporizado.
Hay que ir comprobando de vez en cuando al proceso para asegurarse de que la madera tiene ya el color deseado.
La duración del vaporizado dependa del contenido en ácido tánico de la madera.

.

.

.

Lista del material que se necesita para realizar el arcón.Lista del material que se necesita para realizar el arcón.
Acerca de richar3000 (685 artículos)
trucos y manualidades