Echar un líquido sin derramarlo

Echar un líquido sin derramarlo

Echar un líquido sin derramarlo. Tanto si se trata de rellenar el depósito de aceite del cár­ter como si se llena cualquier recipiente será difícil -salvo que se disponga de un em­budo- lograrlo sin que se desparramen inoportunos re­gueros por los bordes. Tarea aún más difícil es si la boca del depósito o recipiente es pequeña o se halla en un lu­gar poco accesible.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.