Bandeja con pouring invertido de resina

La entrada aparece primero en Bandeja con pouring invertido de resina
Hola de nuevo!

  Hoy os traigo un tutorial de cómo hacer una bandeja decorada con pouring invertido de resina epoxi de dos componentes. Los más fieles o con mejor memoria direis «¿otra? si ya nos enseñaste cómo se hacen aquí«. Y tenéis toda la razón, pero en esta ocasion viene con vídeo, por que creo que se vé mucho mejor el paso a paso y se entiende mucho mejor cómo se hace, así que con vuestro permiso me voy a repetir.

    Comienzo con una bandeja de madera que primero lijo y pinto de blanco. Yo lo hago con pintura a la tiza porque ya sabéis lo que me gusta este tipo de pintura pero también se puede pintar con pintura acrílica si primero se le da una imprimación para que no chupe tanta pintura la madera. Lo que sí que es importante es que, al menos el fondo, sea blanco, porque así sobre él van a destacar los colores de la resina. Por mucho color que le pongamos a la resina nunca va a ser opaca del todo y si pusieramos un color oscuro en el fondo podríamos camuflar o cambiar el color de nuestra resina después.

    Luego, cuándo ya está la bandeja bien seca, preparamos la resina. Preparamos y mezclamos bien la cantidad que vayamos a necesitar. Después de tener bien mezcladitos los dos componentes separamos la mezcla en tantos vasos de plastico (o recipientes desechables) como colores queramos hacer. Yo esta vez he utilizado unos colores más fuertes que la otra vez, que usé unos colores muy claritos y casi no se veía luego la mezcla. Por eso esta vez he utilizado colores fuertes y que contrastaran entre sí. Además es importante que uno de ellos sea blanco.
   Cuándo ya están hechos los colores añadiremos unas gotitas del producto especial para que la resina haga celdillas. Yo uso este:

 

   Como os digo se añaden unas gotas a cada color, se mezcla y se vuelven a echar los colores en el recipiente de mezcla inicial (porque es más grande y sabemos que cabe toda la mezcla) poniendolo en un orden en que cada color contraste con el anterior y el siguiente y sin mover el recipiente. Entonces se vuelca con cuidado sobre la bandeja y se deja que se extienda la resina por toda la superficie. Se pasa un mechero o soplete de cocina para quitar las burbujas y se deja que la resina se endurezca.

 

    Realmente la resina va a hacer los dibujos que le dé la gana, y las celdillas no van a quedar tan marcadas como si hicieramos un pouring con pintura, pero a mi me gusta el resultado.
     Para decorar los bordes exteriores de la bandeja realicé un stencil vegetal utilizando una plantilla y pasando el motivo con una esponjita.
    Y luego hice unas florecitas como unas pequeñas rosas poniendo un punto de pintura blanca, un poco desplazado un punto de pintura rosa, y revolviendo ambos colores con la punta de una brocheta.

     Barnicé toda la bandeja, menos el fondo de resina que ya no necesita más protección, y bandeja lista para desayunos, meriendas o lo que haga falta….

     Ya os comento que aunque no es dificil el proceso del pouring y el de las flores se entiende mucho mejor cuando se ve en vídeo así que aquí lo tenéis para que podáis verlo:
    Espero que os guste y nos vemos el próximo viernes con más cosas. Besos para todos!!!

Tienes más artículos interesantes en Ideado a mano
Author: Myriam