Caja decorativa navideña

La entrada aparece primero en Caja decorativa navideña

Hola de nuevo!

Hoy vamos a recilar una caja de zapatos para hacer una caja muy especial; que nos sirva a la vez como decoración navideña en sí misma o para guardar el resto de las decoraciones el resto del año. Para ello vamos a emplear el nacimiento de quilling que hicimos hace un par de semanas y también vamos a hacer decoupage. ¿Os animais?

Comenzamos con una caja de zapatos, yo he utilizado una de zapatos de niños porque me gustan más las medidas, pero podéis usar la que queráis.

Vamos a trabajar por separado en la tapa y en la parte de abajo porque les vamos a dar tratamientos diferentes. A la parte de abajo comenzaremos forrándole el interior. Yo he utilizado papel de scrap porque tengo mucho papel con este motivo navideño, pero también podéis usar papel de regalo o cartulina. Forraremos los 4 laterales por dentro pero dejaremos la base sin forrar porque ahí es dónde pondremos nuestro nacimiento de quillin.

Para poder utilizar la caja tranquilamente sin estropear el quilling lo vamos a cubrir con resina epoxi de dos componentes transparente. De este modo se quedará una capa endurecida y no habrá problema en que se estropeen las cintas de papel aunque metamos cosas dentro de la caja.

Una vez que se ha secado la resina y podemos seguir trabajando con la caja vamos a forrar la caja por fuera. Yo he utilizado el mismo papel pero podéis usar uno diferente si lo preferís. Con esto habremos acabado la parte inferior de la caja.

En cuánto a la tapa la vamos a pintar de blanco, para que luego destaquen más los colores de nuestra servilleta con la que vamos a hacer el decoupage. Si vuestra caja tiene colores muy vivos como la mía tendréis que dar más de una capa de pintura blanca.

Luego, como os he dicho, haremos decoupage. En mi caso he utilizado una servilleta con un bonito pueblo nevado que me regaló Mía, y que me ha parecido ideal porque si la ponemos junto a nuestro nacimiento nos podemos imaginar que es el pueblo de Belén.

Una vez que hemos hecho el decoupage y lo hemos protegido con barniz vamos a dar un último toque a la tapa pegando alrededor del lateral una cinta o lazo con motivos navideños. En mi caso he utilizado una cinta de organza plateada (para que haga juego con la base) que tiene un motivo blanco de un pueblo, con lo que casa genial con el decoupage de la tapa.

Y de esta forma habremos acabado nuestra caja, que como os digo servirá como decoración en si misma para poner en alguna estantería o mesa, o podremos utilizar para guardar cosas. A mi me gustó esta doble funcionalidad porque asi la podemos usar todo el año ¿que os parece a vosotros?

 

Como siempre os dejo a continuación el vídeo del paso a paso para que veais mejor todos los pasos que os he dicho:

 

Espero que os guste y lo disfruteis. Venimos la semana que viene con más cosas!

 

Tienes más artículos interesantes en Ideado a mano
Author: Myriam