Caseta para pájaros cómo se hace

Cómo se hace una caseta para pájaros.

Algunas especies de pájaros que no son de paso temporal y que permanecen, tanto en invierno corno en verano, en una zona más o menos vasta deben hacer frente a las inclemencias de los malos tiempos valiéndose de sus propios recursos o aprovechando los que la propia naturaleza les ofrece.

No es ir contra el equilibrio natural, sino, por el contrario, contribuirá su supervivencia, el darles ocasión de que puedan aprovechar unos albergues construidos por la mano del hombre.

Casa para pájaros 0, Caseta para pájarosEn principio, la mayoría de aves que permanecen durante todo el año en un mismo terreno saben hallar por sí mismas sus refugios en los recursos que la misma naturaleza del entorno de su hábitat les ofrece.

Pueden ser refugios naturales o bien artificiales, construidos por la mano del hombre. Son muchos los pájaros que buscan, sobre todo cuando vienen los tiempos rigurosos de invierno  con sus heladas, vientos, nieve y unas temperaturas extremadamente bajas, refugio cerca de las habitaciones humanas: en los aleros de los tejados, en ventanas o huecos, en rincones de construcciones relegadas o abandonadas, en cabañas olvidadas durante la estación invernal, etc.

Hay aves que por su idiosincrasia saben construirse su propio refugio en oquedades de troncos, de rocas y en otros accidentes naturales, cerca de los sitios donde hay algunas bayas y frutos, ciertos restos de semillas que aún no han desaparecido, etc.

Los ornitólogos, dedicados al estudio de la vida y costumbres de los pájaros, han llegado a coincidir prácticamente en una solución apta para la mayoría de estas avecillas, consistente en una especie de casita de fácil construcción con madera (dejada simplemente de sierra, es decir, con asperezas y superficies no pulidas ni cepilladas).

Casa para pájaros 6, Caseta para pájarosPara su construcción sólo se requiere un serrucho o sierra circular para trocearla madera a las medidas convenientes  un taladro o fresa para realizar los agujeros que faciliten el acceso de los pájaros al interior y un martillo y unos cuantos clavos para reunir las piezas que forman la caseta.

Tal como se ha dicho antes  la forma de estas casetas ha sido resuelta y simplificada de tal modo que basta disponer de unos trozos de tablas que tengan un ancho de 18 cm y otros de 12 cm para poderla llevar a cabo. Cortando las tablas a unas medidas determinadas (tal como se indica en los croquis adjuntos) se logran exactamente las dimensiones de las piezas de todos los elementos.

Teniendo en cuenta los croquis que se acompañan y siguiendo el proceso constructivo ilustrado con fotografías se podrán montar tantas casetas como hagan falta para diseminarlas por la zona que nos rodea.

Hay que tener en cuenta que cada especie suele preferir un tipo determinado de abertura (la cual puede estar comprendida entre unos 25 a 35 mm). Estos refugios deben hallarse separados entre sí, a prudente distancia unos de otros, ya que cada familia de pájaros quiere hallarse en un terreno propio que no sea frecuentado por otra familia o especie. Las casetas deberán guardar, pues, entre sí una distancia de por lo menos 30 a 40 metros.

Casa para pájaros 7, Caseta para pájarosEn principio, la mayoría de aves que permanecen durante todo el año en un mismo terreno saben hallar por sí mismas sus refugios en los recursos que la misma naturaleza del entorno de su hábitat les ofrece. Pueden ser refugios naturales o bien artificiales, construidos por la mano del hombre.

Son muchos los pájaros que buscan, sobre todo cuando vienen los tiempos rigurosos de invierno  con sus heladas, vientos, nieve y unas temperaturas extremadamente bajas, refugio cerca de las habitaciones humanas: en los aleros de los tejados, en ventanas o huecos, en rincones de construcciones relegadas o abandonadas, en cabañas olvidadas durante la estación invernal, etc.

Hay aves que por su idiosincrasia saben construirse su propio refugio en oquedades de troncos, de rocas y en otros accidentes naturales, cerca de los sitios donde hay algunas bayas y frutos, ciertos restos de semillas que aún no han desaparecido  etc.

Los ornitólogos, dedicados al estudio de la vida y costumbres de los pájaros, han llegado a coincidir prácticamente en una solución apta para la mayoría de estas avecillas, consistente en una especie de casita de fácil construcción con madera (dejada simplemente de sierra, es decir, con asperezas y superficies no pulidas ni cepilladas). Para su construcción sólo se requiere un serrucho o sierra circular para trocear la madera a las medidas convenientes  un taladro o fresa para realizar los agujeros que faciliten el acceso de los pájaros al interior y un martillo y unos cuantos clavos para reunir las piezas que forman la caseta.

Tal como se ha dicho antes  la forma de estas casetas ha sido resuelta y simplificada de tal modo que basta disponer de unos trozos de tablas que tengan un ancho de 18 cm y otros de 12 cm para poderla llevar a cabo. Cortando las tablas a unas medidas determinadas (tal como se indica en los croquis adjuntos) se logran exactamente las dimensiones de las piezas de todos los elementos.

Teniendo en cuenta los croquis que se acompañan y siguiendo el proceso constructivo ilustrado con fotografías se podrán montar tantas casetas como hagan falta para diseminarlas por la zona que nos rodea.

Hay que tener en cuenta que cada especie suele preferir un tipo determinado de abertura (la cual puede estar comprendida entre unos 25 a 35 mm). Estos refugios deben hallarse separados entre sí, a prudente distancia unos de otros, ya que cada familia de pájaros quiere hallarse en un terreno propio que no sea frecuentado por otra familia o especie. Las casetas deberán guardar, pues, entre sí una distancia de por lo menos 30 a 40 metros. 

Casa para pájaros 8, Caseta para pájarosLa mejor manera de colocar la caseta es en los troncos de los árboles, de modo que quede separada del suelo, a unos 3 m de altura. Para evitar dañar a los árboles con fijaciones metálicas, un buen sistema de colocar las casetas es fijarlas por medio de dos anillas de cuerda que, alojadas en un surco de una tabla superpuesta a la parte trasera, proporcionará una buena estabilidad con el tronco del árbol y evitará que la caseta pueda bambolearse con los embates del viento.

Las casetas es conveniente disponerlas orientadas de modo que la parte frontal donde está la abertura quede protegida de las inclemencias y se halle opuesta a la dirección de los vientos dominantes en la zona. Igualmente se tendrá en cuenta que la salida de las aves desde su refugio no tenga obstáculos que puedan entorpecer su vuelo al salir.

Generalmente basta el refugio tal cual se deja de construcción para que las aves sepan aprovecharlo y ellas mismas se acomoden en el interior aportando briznas, hojarasca y otros elementos para su «confort». De todos modos, el ayudar a este amueblamiento con virutas o serrín procedentes de los trabajos de construcción no está especialmente contraindicado.

Es muy posible que con ello se favorezca el trabajo que los propios pájaros realizarán arrancando asti­llitas de las mismas tablas que constituyen el habitáculo  Por ello es conveniente no pulir las tablas utilizadas. Estas asperezas facilitan a los pájaros, por otra parte, que se puedan afianzar en las paredes del interior para acceder al agujero que les da paso al exterior.

A fin de proteger la madera contra la intemperie se le puede dar un tratamiento que contrarreste las acciones de lluvias; humedades, nieve, etc., tratamiento que puede consistir simplemente en un aceite vegetal (aceite de nueces, aunque es más fácil encontrar el de linaza) o también en un barniz o una pintura grasa que no desprendan olores que puedan despertar recelos en las aves.

En todo caso, si se da un tratamiento protector a base de pintura o barniz es conveniente dejar que la capa seque por completo y pierda su olor antes de colocar la caseta en el lugar en que se espera que los pájaros se habituarán al refugio que se les ofrece.

Hay que tener en cuenta que las aves deben familiarizarse con este refugio y asegurarse de que lo que se les ofrece no contiene una trampa. Por tanto, conviene observar desde lejos la caseta y no hacer asiduas visitas cerca de la misma. Si se quiere estudiar las costumbres de las aves que habitan la caseta conviene buscar un punto de observación no demasiado cerca del refugio.

Unos binóculos nos facilitarán esta observación. Por regla general, las mismas aves sabrán buscar y almacenar sus provisiones. Pero si se desea contribuir a facilitar su alimentación, especialmente en días muy rigurosos de invierno, se colocarán cerca de las casetas diversos frutos secos, como almendras y avellanas.

Para los no iniciados en ornitología será una gran orientación pedir nociones en los centros de estudio y protección de la naturaleza, quienes les informarán del tipo de aves frecuentes en un determinado terreno, sus costumbres e incluso del tamaño del agujero más adecuado para cada especie.

La distribución de unas cuantas de estas casetas favorecerá la permanencia en las inmediaciones de nuestra mansión de una serie de amigos del hombre, que, una vez actuados a ellas, pueden incluso usar para nidificación en la época reproductora.

Cómo se hace una casa para pájaros.

Casa para pájaros 1, Caseta para pájaros1.

La primera operación consistirá en marcar los cortes de aserrado en cada una de las tablas de diferente anchura (12 y 18 cm).

Los dos elementos sesgados de los laterales se consiguen por medio de un solo corte.

.

.

.

Casa para pájaros 2, Caseta para pájaros2.

Aserrado de las tablas según el marcado de la operación anterior.

En caso de no disponer de sierra circular acoplada a una máquina universal ni de una sierra circular integral, se puede realizar igualmente con la ayuda de un serrucho de dientes medianos.

.

.

Casa para pájaros 3, Caseta para pájaros3.

El agujero de la parte frontal puede efectuarse antes de montar la caseta o bien cuando ésta ya ha sido totalmente acabada.

El tamaño del agujero (entre 25 y 35 mm de diámetro) debería estar de acuerdo con el requerido especialmente para cada especie de ave.

.

.

Casa para pájaros 4, Caseta para pájaros4.

El montaje o ensamblado de los elementos aserrados, de acuerdo con las medidas indicadas en el croquis, se hace simplemente por clavado.

Hay que procurar que los clavos no se desvíen ni tampoco que asomen sus puntas en el interior de la caseta para los pájaros.

.

.

.

Casa para pájaros 5, Caseta para pájaros5.

Una vez se haya terminado de construir la caseta, se le aplica un tratamiento protector para que esté en condiciones de resistir tanto la intemperie como la acción de las inclemencias atmosféricas y no se tenga que cambiar, por deterioro, al año siguiente. 

.

.

.

Artículos relacionados

Acerca de richar3000 (686 artículos)
trucos y manualidades