Casita-álbum de scrap

La entrada aparece primero en Casita-álbum de scrap
Hola de nuevo!

   Hoy vengo a veros con un álbum de fotos muy especial, puesto que tiene forma de casita cuándo está cerrado, pero le caben muchas fotos y cositas dentro. El paso a paso es largo pero espero que os animéis a verlo.

 

    Para hacer esta casita me he inspirado en una que hace Scrapbooking M&MPetitSouspirs en dos vídeos de youtube. Ella lo explica muy bien pero yo os resumo los pasos a continuación, porque son unos vídeos bastante largos.
    Comenzamos con cartón duro o cartón contracolado. Marcamos el ancho y el alto que queremos para nuestra casa y luego le añadimos el pico del tejado a dos aguas. Quedaría muy chulo un tejado asímétrico o algo así, pero como el tejado va a ser a su vez un cuaderno que podemos llenar de fotos mejor hacerlo simétrico y con ambos lados iguales.
   De este modo tenemos que cortar dos partes rectangulares con el pico arriba, y los dos laterales, que serán igual de altos que el lateral de este trozo, y con el ancho según el profundo que le queramos dar a la casa, pero para que quede bien por lo menos 10cm (como mínimo).
    Luego hay que forrar estas piezas. Lo ideal es hacerlo con una sóla pieza de papel o tela, pero creo que es más fácil encontrar una tela que un papel de ese tamaño. A mí se me antojó usar una tela de arpillera rojiza y ya os digo que no lo hagáis, que me costó un montón pegarla.
   Para pegarlas las piezas se colocan intercaladas las de un tipo y de otro, y dejando entre ellas una pequeña separación (yo coloco un palito de brocheta) para dejar luego margen para doblar.

 

     Las presentamos y luego las vamos pegando con cola blanca o con cola de encuadernar. Hay que tener cuidado de dejar esta separación que comento entre las piezas (porque si no no se podrá doblar) y alinear bien las piezas abajo.
    Luego se doblan los laterales, y como ya os digo que en mi caso la tela se pegaba fatal, tuve que asegurarla con cinta de carrocero hasta que estuvo seco.
   Una vez seco, colocamos dentro papel para cubrir estas zonas. Medimos las piezas que nos van a hacer falta y las recortamos. Las piezas de los laterales de la casa se internarán hacia las fachadas, para asegurarnos de que se cubre toda la superficie, por lo que son las primeras que se ponen, y además marcaremos la hendidura en la unión de los dos cartones, para poder doblarlo luego bien.
    Después de poner los laterales ponemos las piezas de la fachada, que recortaremos dejando un pequeño margen.
    De este modo ya tendremos forrada la base de la casa tanto por dentro como por fuera:
    Y ahora queda poner la casa bonita; para fuera utilizo unas ventanas y una puerta de madera, de las que van cortadas y talladas por laser, pero las tiño con tinte para madera para darles un color más oscuro del que traen, que es muy clarito.
    Cuándo se han secado las pego en la parte exterior de la casa, simulando una casa de dos pisos:
     Luego le voy a dar un toque nevado, para eso utilizo nieve artificial, que voy colocando con cuidado con una espátula pequeña.
   La coloco en los barrotes de las ventanas y en la parte inferior de la casa, simulando como se quedaría si hubiera nevado mucho. También pinto de plateado las bisagras de la puerta y un reloj de madera que luego colocaré en la fachada.
   Para tapar ese lateral de la casa que aún queda un poco sucio (de toda la cola que tuve que poner para que se quedara pegada la arpillera) coloco un poco de musgo, del que se compra para los belenes, al que le pongo también un poco de nieve.
   Después de pegar el reloj viene el turno de poner bonita la parte interior de la casa. Eso si te dejan en casa, porque yo tenía a uno que como veís reclamaba su atención y se puso encima de los papeles y útiles hasta que le hice caso…
    Volviendo al lío, para los laterales de la casa hacemos unos bolsillos sencillos, pero adornados con una troqueladora de bordes. Uno para cada lateral.
    En cuánto a la fachada y la parte de detrás la vamos a hacer con unas piezas que se levanten en las que poder colocar fotos. Para ello recortamos primero las piezas que pegaremos en el fondo, dejando un margen con las que habíamos pegado previamente.

 

    Luego recortamos en distintos papeles piezas 2cm más estrechas que estas anteriores y de alto vamos a hacer una graduación de manera que cada pieza es 2cm más alta que la anterior.
    Lo que hacemos luego es marcar líneas paralelas horizontales en la parte de detrás de las piezas grandes (las puntiagudas) a 2cm unas de las otras. Por ahí cortaremos, meteremos las piezas pequeñas en orden (la más grande arriba y la más pequeña abajo) y las doblaremos, de manera que queden sujetas a la pieza puntiaguda pero se puedan ir levantando por su parte inferior (espero haberme explicado).

 

 

   Para que quede más bonito luego troquelamos la parte inferior de todas las hojas con la troqueladora de bordes.
    Y ahora hay que pegarlo en la casa, pero a la hora de pegarlo vamos a colocar en los laterales unos lazos, entre esta pieza y la casa, de manera que salgan hacia afuera y luego poder unirlos por delante para sujetar las hojas. Para eso les pegaremos luego a los lazos alguna figura bonita y o bien unos imanes o unos velcros (yo lo intenté con imanes pero como fué un fracaso tuve que recurrir al velcro). Y así es como queda nuestra casita por dentro.
    Como veis en la imagen además he hecho después los agujeros que nos servirán para cerrar la casa. Los hacemos con una troqueladora, en los dos laterales que están abiertos (la fachada y un lateral) uno arriba y uno abajo a la misma altura. A unos simplemente los remataremos con eyelets y a otros además les sujetaremos unos lazos.
    Y sólo nos falta el tejado. Medimos cuánto tiene que tener de ancho y largo cada ala de nuestro tejado, teniendo en cuenta que quede un poco para alero, y recortamos dos piezas de cartón contracolado que luego forraremos con el papel que más nos guste, como os he explicado que se hace para los cuadernos.

 

    Luego recortamos de nuestros papeles favoritos unas cuantas hojas para dentro del cuaderno. Es importante que el ancho sea menor que el ancho de la casa, para que quepan por dentro, pero no pasa nada si son más largas que la tapa de nuestro cuaderno (por si sabéis que luego queréis poner ahí unas fotos de x medida). Y luego se encuaderna con anillas.
   Y ya tenemos acabada nuestra casa!!! La cerraremos utilizando los lazos que pusimos en el lateral y le colocaremos esta libretita a modo de tejado, y lista!

 

Tienes más artículos interesantes en Ideado a mano
Author: Myriam