Champiñones rellenos con queso cheddar

La entrada aparece primero en Champiñones rellenos con queso cheddar

 

El champiñón además de dotar de un excelente sabor a los platos mas variados, es una fuente de antioxidantes. Aunque el champiñón cultivado se puede comprar durante todo el año, el silvestre crece en otoño. En gastronomía casa con alimentos muy variados como la carne, la pasta, el arroz y con otras verduras. Es una guarnición excelente, así como uno de los ingredientes principales de cualquier tipo de revuelto, cremas o salsas. Para el reto de este mes, he escogido la receta de Blanca. Espero que te guste mi versión, a nosotros nos ha encantado.
Con esta receta participo en el Reto Tus Recetas del mes de septiembre de 2017.

Ingredientes para 4 personas:

8 champiñones de buen tamaño
100 mililitros de aceite de oliva
una cebolla pequeña picada
una rama de apio cortada en dados pequeños
2 dientes de ajo picados
100 gr de tomates secos cortados en trocitos
50 gr de queso parmesano rallado
una cucharada de orégano
4 cucharadas de hojas de albahaca picadas
100 gr de lonchas de queso cheddar (u otro queso de vaca que funda bien)
sal y pimienta
Preparación:
Precalentamos el horno a 180 grados.
Cubrimos una bandeja con papel de horno. Limpiamos los champiñones quitándoles el tallo y limpiando bien el hueco para poder rellenarlos.

Los ponemos en la bandeja con el lado del tallo hacia arriba, salpimentamos y rociamos con un chorrito de aceite.

Horneamos durante 15 minutos.

Mientras calentamos el aceite en una sartén, añadimos la cebolla, el apio y el ajo y freímos a fuego medio durante 20 minutos o hasta que las verduras estén tiernas.

Añadimos los tomates secos y sofreímos durante unos minutos más. Retiramos del fuego y dejamos enfriar.

 

Una vez frío, añadimos el parmesano, el orégano y la mitad de la albahaca, salpimentamos la mezcla.

Rellenamos los champiñones y colocamos encima un trozo de queso cheddar.

Volvemos a meter al horno y dejamos unos 10 minutos para que el queso se derrita.

 

 

Servimos rociándolos con un chorrito de aceite por encima.

 

Author: Catina Barbero Diaz