Colgante de plata

Este colgante se obtiene mediante métodos sencillos, como serrar y limar, y con un pulido final a mano.

El dibujo debe trazarse con tinta  ya que con lápiz podría borrarse fácilmente y con bolígrafo quedaría marcada una línea demasiado dura.

Para unir el papel a la lámina de plata úsese cinta que sea adhesiva por ambos lados (fotografía 1).

Si se tiene facilidad para dibujar, puede trazarse el diseño directamente sobre el metal con cualquier instrumento puntiagudo; esto no obstante, será preferible que los primeros dibujos se tracen con suavidad, por si conviene hacer alguna corrección.

Para aserrar el diseño.

Para ello se empleará una sierra de joyería y una hoja del 3/0; que es la más apropiada para cualquier trabajo de este tipo. Colóquese la hoja según las fotografías 2 a 4.

Colgante de plataSe sujeta la sierra entre el cuerpo y el tornillo de banco, lo cual permitirá tener las manos libres para introducir la hoja. Si ésta se coloca de manera correcta, los dientes quedarán hacia arriba y hacia el mango. Cuando se haya tensado la hoja, sujeta la sierra con suavidad para que no se rompa la hoja, la cual debe quedar tensa y vibrante  Al reponer hojas rotas, hay que asegurarse de que no quedan trozos sueltos en la sierra.

Ya que la sierra sólo corta cuando se le imprimen movimientos hacia abajo, se empieza accionándola contra el metal unas cuantas veces. Suele ser útil usar la uña como guía (fotografía 5). Sujeta la sierra sin forzarla, pero aprieta con firmeza hacia arriba y hacia abajo. No ha de intentarse presionar hacia delante, ya que ello puede romper la frágil sierra.

Esta irá hacia delante, poco a poco, por sí sola intenta que los movimientos sean amplios y regulares, pues los cortos pueden producir equivocaciones y originar un gasto inútil de energías. Para los ángulos, desplácese el metal y no la sierra, ya que ésta debe mantenerse en posición vertical y hacia delante. Para un giro de 90°, mueva la sierra arriba y abajo con lentitud, pero sin que se desplace hacia delante, y a la vez haz girar la placa de metal rápidamente.

Una dificultad que se les presenta con frecuencia a los principiantes consiste en seguir una línea recta. Si se producen sinuosidades es por falta de experiencia. No obstante  si la sierra se desplaza continuamente hacia un lado, para corregirlo se hace fuerza en dirección opuesta a la de la sierra. Si las hojas se rompen con facilidad, quizá sea porque se sostiene la sierra con demasiada tensión o porque los movimientos no son regulares. Sierra primero la parte interior del colgante y después la exterior; esto ayudará a sostener la placa metálica con comodidad.

Limar.

A continuación deben limarse los bordes para que queden suaves o por si se quiere introducir algún cambio en la forma. Se usa siempre una lima grande, pues es más precisa y ahorrará trabajo, ya que una lima pequeña puede producir muescas en la placa de metal. Para los bordes exteriores se empleará una lima plana. Sujeta la lima como en las fotografías, formando ángulo, ya que está diseñada para usarse así.

La placa de metal se limará con movimientos dirigidos hacia delante, o sea que no ha de presionarse al retroceder. Intenta limar con movimientos rítmicos. Si se lima de cualquier manera, se conseguirá tan sólo arañar la superficie  Procura mantener las curvas exteriores lisas. Los bordes externos e internos del extremo del colgante deben ser paralelos entre sí.

Lima la parte interna con una lima semirredonda, usando el lado plano para los bordes planos y curvas convexas, y el lado redondeado para las cóncavas. Cuando se estén limando zonas pequeñas, debe siempre estarse seguro de que el otro lado de la lima no esté rayando otro punto de la placa de metal.

Pulir y acabar.

Las señales que hayan quedado sobre el metal deben borrarse con papel de lija.

Existe en el comercio papel de lija de varios grosores, si bien los más empleados por los joyeros son el 0, 2/0; 3/0 y 4/0; que es el más fino. Utiliza, si es necesario, papel de todas las graduaciones hasta conseguir que se obtenga un acabado perfecto.

Todo objeto de joyería puede pulirse perfectamente a mano con pulidores de ante o fieltro y un preparado de los que existen en el comercio especiales para pulir los metales.

Usa primero un preparado a base de trípoli, que es algo más abrasivo, y a continuación emplea el colcótar de joyero, que produce un buen acabado. En tercer lugar se utiliza un pulidor de lana y se añade colcótar.

El lustre final puede darse con un trapo y un abrillantador de los empleados comúnmente para la plata.

Todos los pulidores a que se está haciendo mención pueden comprarse en tiendas de bricolaje o hacerse en casa empleando para ello trozos de madera y los materiales apropiados.

Para hacer los ganchos.

Se doblan los ganchos como se muestra en las fotografías números 16 a 18.

Asegúrate que el doblamiento empiece en el mismo lugar en cada extremo, pues en caso contrario se tendrá un colgante torcido.

Para hacer el colgante de plata necesitaremos pocos materiales.

Una lámina de plata de 1,2 mm de grosor, sierra, lima de aguja plana, alicates, papel de lija, pulidor de metales y cinta adhesiva.

Colgante de plata 11.

El dibujo que estás viendo lo tenemos que superponer en la pieza de plata, y lo sujetas con cinta transparente.  

Los dos extremos que sobresalen son para hacer los ganchos.

.

.

.

.

Colgante de plata 22.

Sujeta la sierra con el cuerpo y el tornillo del banco.

Coloca un extremo de la hoja en un tornillo de la sierra.

.

.

.

.

.

Colgante de plata 33.

Presiona suavemente sobre la sierra para que se tense.

A continuación coloca el otro extremo de la hoja.

.

.

.

.

.

Colgante de plata 44.

Para verificar el estado de la hoja, recorre con cuidado el dedo.

Si está bien colocada será suave al tacto.

.

.

.

.

.

Colgante de plata 55.

Sujeta la sierra en posición vertical, pero sin forzarla.

Empieza  a cortar accionándola hacia abajo unas cuantas veces.

.

.

.

.

.

Colgante de plata 66.

El proceso de cortar el interior de la pieza, es delicado por ese motivo te aconsejo no tener prisa haciendo el corte.

Hay que tener cuidado en no poner los dedos delante de la sierra.

.

.

.

.

Colgante de plata 77.

Este es el momento de ver el resultado de haber hecho un buen corte, ya que ello ahorrará mucho trabajo en el momento del pulido.

.

.

.

.

.

.

Colgante de plata 88.

Sujeta la lima en este ángulo y presiona hacia adelante.

Procura que los bordes se mantengan en ángulo recto.

.

.

.

.

.

Colgante de plata 99.

Se liman los bordes internos con una lima de aguja.

Al limar hay que asegurarse de que no se está haciendo por ambos lados.

.

.

.

.

.

Colgante de plata 1010.

Con papel de lija se borran todas las señales que hayan quedado en la placa de metal.

Esta operación requiere gran cuidado.

.

.

.

.

.

Colgante de plata 1111. 

Para pulir los bordes interiores del colgante, usa con precaución la lima envuelta en un papel de lija. 

.

.

.

.

.

.

Colgante de plata 1212.

Utiliza listones de madera provistos de esmeril para limar las caras.

Deben quedar perfectamente planas. 

.

.

.

.

.

Colgante de plata 1313.

Utiliza una buena cantidad de preparado comercial para pulir sobre el instrumento pulidor.

No debe escatimarse su empleo. 

.

.

.

.

.

Colgante de plata 1414.

Se frotan las dos caras del colgante con el instrumento que se emplee como pulidor para comunicarle el pulimento preliminar

.

.

.

.

.

.

Colgante de plata 1515.

Utiliza en segundo lugar un preparado más suave y un pulidor de lana, para eliminar  cualquier rayadura con papel de lija. 

.

.

.

.

.

.

Colgante de plata 1616.

Para doblar los extremos del colgante, utiliza cinta transparente así conseguiremos no marcar la pieza, en momento de doblar los extremos.

.

.

.

.

.

Colgante de plata 1717.

Sujeta la pieza con una mano y los alicates con la otra. Sujeta los dos extremos del colgante con fuerza.

.

.

.

.

.

.

Colgante de plata 1818.

Gira los alicates hacia atrás y hacia abajo por la parte posterior del colgante con el fin de hacer el gancho. Asegúrate que el doblamiento empiece en el mismo lugar en cada extremo, pues en caso contrario tendrás un colgante torcido.

.

.

.

.

Colgante de plata 1919.

Los ganchos que acabas de obtener deben ser lo suficientemente grandes como para que pueda pasar por ellos la cadena escogida.

Puedes usar para esta clase de colgante cualquier tipo de cadena, cuerda o cuero.

El colgante de los pescados se puede realizar aplicando las mismas técnicas que acabo de exponer, las escamas son líneas que se han obtenido marcándolas con la sierra. 

Acerca de richar3000 (686 artículos)
trucos y manualidades