COMO COLOCAR UNA CERRADURA

Colocar una cerradura no es difícil.
En una puerta grande, normal, la que se utilizan en los hogares, la perilla o manija de la cerradura debe estar entre 90 cm a 1.00 m del piso.
En este caso solamente, colocaré la cerradura en una puerta modelo pequeña. Ubicaré a ella a una distancia prudencial. Marcaré el largo sobre el canto de la puerta.

Luego se toma el espesor del cuerpo de la cerradura, se resta esta medida al espesor de la puerta y se divide por 2. Lo que nos dé esta cuenta será la distancia desde los bordes a cada una de las dos líneas que se harán para centralizar la perforación.

 

Luego marcamos en una mecha o broca, la profundidad del cuerpo de la cerradura. Esto será aproximado, ya que si nos pasamos un poco en la perforación no será un problema, al contrario. Es para que no nos quedemos cortos en profundidad al perforar.

Procedemos a perforar. El método es exactamente igual que el de hacer la caja para espiga. Ese tema lo pueden encontrar en este blog y con su correspondiente vídeo.

Después de perforar, limpiamos bien, si ha quedado algún resto prolijamos con la ayuda del formón.
Colocamos la cerradura en el hueco y marcamos el perímetro de la chapa frontal sobre el canto.

 

 

Una de las formas de quitar la plaquita de madera es con fresadora. Saldrá el corte más limpio y prolijo.  Pero también pueden recurrir al formón.  En el próximo material, de “colocación en en el marco”, les mostraré como hacerlo con formón.
————
Si no se animan a hacer el rebaje, hasta que aprendan bien el tema,   pueden, por ahora, colocar la cerradura sin hacer la incrustación de la chapa frontal. Simplemente, cuando introducen la cerradura en la caja, la arriman y la atornillan. Eso sumará espesor, lo que deberán dejar unos milímetros más entre el marco y la puerta para que ésta cierre sin tocar. Esta opción se podrá tomar también para el caso de las alas de las  bisagras.
Harían solamente, la caja para el cuerpo de la cerradura, y los orificios para manija y llave.
La puerta funcionará igual, sólo tendrá algo más de luz en su perímetro.
Esto es hasta que le encuentren la mano al formón o fresadora.
————-
Para hacer el descuento con fresadora, apoyamos la fresa sobre el canto de la puerta y ajustamos la perilla para que quede fija allí. Luego colocamos la chapa frontal de la cerradura debajo de la varilla del profundímetro, ajustamos la perilla allí y listo. Tenemos la profundidad exacta de la chapa para cortar sobre la madera.
Sólo nos queda ajustar la guía lateral de tope para que corte junto a la línea.
La línea no debe comerse.

 

Cuando acabemos de cortar, recortamos los extremos con formón. Ya que nos ha quedado redondo por la fresa.

El siguiente paso es apoyar la cerradura de costado, como se ve en la imagen, y marcar los centros, los agujeros de la llave y el picaporte sobre la cara, con la ayuda de un destornillador, clavo o punzón.

Traten de ser muy precisos en el momento de marcar, para que coincidan bien los orificios de la cerradura con los de la puerta en el momento de armar.

Una vez marcado, agujereamos con perforadora de banco o también puede ser la portátil. Si existiera alguna diferencia en la coincidencia de las perforaciones, podemos ajustar con una escofina redonda.

Para la ranura de la llave, van tres perforaciones. Dos laterales y una en el centro.

Cuando vemos que los orificios coinciden bien, colocamos todo; cerradura, bocallaves, etc.

 

 

 

En el próximo material, veremos como colocar esta puerta modelo, en el marco.  Allí veremos como colocaremos las bisagras y chapa  de cerradura del marco, utilizando formón. Para que tengan la otra opción de trabajo.

Bueno amigos, nos estamos encontrando pronto con el próximo tema de la puerta en el marco.
No olvido sus pedidos, poco a poco los iré mostrando.

Les mando un abrazo.

Artículos relacionados