Combinar adoquines, piedras y fantasía

Colocando adoquines, uno detrás de otro en un lecho de arena se puede lograr un mosaico muy decorativo.Colocando adoquines, uno detrás de otro en un lecho de arena se puede lograr un mosaico muy decorativo.

Los adoquines empiezan a desaparecer en calles urbanas y también rurales. Por ello lucen como algo exótico e interesante en ciertos patios y jardines particulares, en contraste con el asfaltado gris uniforme de carreteras y calles. Aquí se propone una serie de planteamientos y combinaciones como sugerencias para otras muchas soluciones.

El césped al pie de un árbol puede ser húmedo y resbaladizo. Con adoquines se consigue una estupenda solución decorativa.Alrededor de un árbol.

El césped al pie de un árbol puede ser húmedo y resbaladizo. Con adoquines se consigue una estupenda solución decorativa.

Para lograr un adoquinado ameno conviene poder com­binar colores distintos y no conformarse sólo con los adoquines más corrientes de granito gris, aunque los hay desde un gris pálido hasta casi negroso. Hay también adoquines con veteados diversos, así como piedras basálticas negro antracita. Gracias a estos distintos tonos se logrará una combi­nación más animada en el mosaico de piedras.

Esta diversidad es preci­samente la que se procura evitar en las calles y carrete­ras. En cambio, animará un camino de jardín, una terra­za, un patio de una casa particular, el acceso al garaje o algún tipo de sendero que haya de ser hollado con mu­cha frecuencia.

Se puede diseñar con números muy claros y grandes el que corresponde a la casa si se juega con dos tonos de piedra muy contrastados. Cuando no es posible establecer un lecho de arena por tratarse de un talud, un muro o una pared, los adoquines se colocarán con cementoSe puede diseñar con números muy claros  y grandes el que corresponde a la casa si se juega con dos tonos de piedra muy contrastados.

Cuando no es posible establecer un lecho de arena por tratarse de un talud, un muro o una pared, los adoquines se colocarán con cemento, incluso en las juntas, pues la arena y la gravilla serían arrastradas por la lluvia.

Además de su sencillez y rusticidad, esta solución garantiza al propio tiempo un evidente refuerzo artístico.

.

.

.

Decorativo, resistente a las inclemencias y al tránsito; una buena solución para el camino que atraviesa el jardín y llega a la casa. Primero hay que remover y sacar la tierra para rellenar a continuación aquel espacio con arena y gravilla.Decorativo, resistente a las inclemencias y al tránsito.

Una buena solución para el camino que atraviesa el jardín y llega a la casa. Primero hay que remover y sacar la tierra para rellenar a continuación aquel espacio con arena y gravilla. El lecho deberá ser igual al grosor del adoquín y 5 cm más. Hay que procurar que los adoquines se sitúen algo inclinados hacia los lados del camino, para que el agua de lluvia no se encharque en él.

A ambos lados se colocan tiradas de adoquines de 1 000 cm3 para delimitar el dibujo concéntrico. Desde el pie de la escalera se va adelantando los anillos. Las piedras para realizarlos no deben rebasar los 125 cm3, evitando así unas juntas muy grandes.

Así se logrará ampliar decorativamente la terraza y resaltarla al mismo tiempo. Las baldosas de jardín se prestan a un buen contraste con los adoquines y piedras. También hay que proporcionar un desnivel hacia fuera para que el agua de lluvia no se acumule. Las piedras deben ser del mismo grosor que las baldosas (mínimo unos 5 cm). La terraza queda ensanchada.

Así se logrará ampliar decorativamente la terraza y resaltarla al mismo tiempo.

Las baldosas de jardín se prestan a un buen contraste con los adoquines y piedras. También hay que proporcionar un desnivel hacia fuera para que el agua de lluvia no se acumule. Las piedras deben ser del mismo grosor que las baldosas (mínimo unos 5 cm).

Igualar con una regla la pendiente inmediatamente después de la colocación. Las piedras más alejadas de la terraza convienen que queden enrasadas a nivel del suelo del césped para facilitar el trabajo de los cortacéspedes y evitar estropearlos. 

Otra combinación de placas o baldosas de granito con piedras: la entrada hacia el garaje. Hay que señalar que el basamento de este camino debe ser muy estable y resistente. Generalmente es suficiente un lecho de grava gruesa y arena.Sólido y bonito camino hacia el garaje.

Otra combinación de placas o baldosas de granito con piedras: la entrada hacia el garaje. Hay que señalar que el basamento de este camino debe ser muy estable y resistente. Generalmente es suficiente un lecho de grava gruesa y arena. Pero es mucho más sólido echar unos cimientos de 10-12 cm de grosor de cemento armado con las varillas corrientes usadas en la construcción. Hay que cuidar que estos cimientos no sufran daños si durante el invierno se producen heladas. Por tanto, hay que procurar que el camino quede perfectamente drenado, evitando así los efectos del frecuente ataque de las lluvias.

No es menester decir que para que éstas escurran se habrá dado la oportuna pendiente al camino. Las placas de terrazo que lo constituyen no serán inferiores a 5 cm de grosor. Realizar un cuidadoso rejuntado entre placas y piedras.

A la izquierda: Mosaico circular con piedras y baldosas de cemento hechas por uno mismo. Trabajar de dentro afuera. Al la derecha: Piedra de granito combinada con ladrillos o baldosas rústicas. La piedra arenisca retiene la humedad.Utilizar la fantasía para combinar adoquines y piedras.

A la izquierda: Mosaico circular con piedras y baldosas de cemento hechas por uno mismo. Trabajar de dentro afuera. Al la derecha: Piedra de granito combinada con ladrillos o baldosas rústicas. La piedra arenisca retiene la humedad.

Esta artística combinación se ha logrado con granito, ladrillos, azulejos y terrazo.Esta artística combinación se ha logrado con granito, ladrillos, azulejos y terrazo.

.

.

.

.

.

.

.

Bella muestra con una línea quebrada del mismo material. Recortar a propósito las placas.Bella muestra con una línea quebrada del mismo material.
Recortar a propósito las placas.

.

.

.

.

.

.

Debe trabajarse con precisión para lograr una terraza como ésta. Los anillos se hacen con tendeles de referencia.Debe trabajarse con precisión para lograr una terraza como ésta.
Los anillos se hacen con tendeles de referencia.

Ciertamente que la relativa baratura del material se paga con sudor, pues su labrado no resulta un trabajo ligero, sino más bien fatigoso. Por tanto, hay que tomárselo con calma y no apresurarse, tal como suelen hacerlo los pro­fesionales.

Hay que considerar una norma: mientras más pe­sado sea el material que se va a usar, más sólidos de­ben ser los cimientos. Y tam­bién otra: asegurarse de que el material que se adquiere sea resistente a las heladas. No se gana nada con esta­blecer un lecho resistente y un buen drenaje si la pie­dra no puede resistir por sí misma.

De todas maneras hay que procurar que el camino o la parte del suelo que se ado­quine tengan inclinación y se evacuen bien las aguas de lluvia. Así se evitará que el pavimento esté siempre lleno de arena arrastrada por el agua. ,

Otro punto que debe ser considerado es que los ado­quines con aristas vivas sue­len originar tropezones e in­cluso provocar accidentes por algún resbalón o caída.

Mira el artículo (adoquinar un jardín cómo se hace).

Artículos relacionados

Acerca de richar3000 (687 artículos)
<p>trucos y manualidades</p>