Cómo elegir cerraduras para armarios.- Tipos de cerraduras.

 Armarios, arcas, cómodas, cajones, todos estos muebles en los que se guardan cosas deben tener la posibilidad de cerrar si, por las razones que sea, nos conviene hacerlo.

En este artículo te ofrezco una gama muy diversa de diferentes tipos de cerraduras que se pueden adaptar a cualquier clase de muebles y que ofrecen distintas posibilidades de seguridad en el cerramiento, aun cuando todas ellas son eficaces. Otras cerraduras serán habitualmente accionadas por una llave sola, pero llegado el caso se podrán abrir también con una llave maestra.

Cómo elegir cerraduras para armariosLas cerraduras a base de españo­letas o de escopeta son las usadas en especial para armarios de grandes puertas. Tienen la ventaja de que evitan que se deformen o alabeen. Se usan también para puertas dobles que se abren por su mitad y que solapando la puerta que lleva la cerradura sobre la otra, no requiere  por tanto, pasador de retención en la que no tiene la cerradura. Las cerraduras de este tipo constan de la caja o cerradura propiamente dicha (1), a partir de la cual, y mediante la llave unas barras giran y sus extremos en ángulo se alojan en unos zoquetillos en U o bien son unas trabillas (5) dichas barras, que se desplazan y alojan en un agujero de la base y la cornisa del armario. Como estas cajas suelen estar super­puestas, cabe la posibilidad de disi­mularlas tras unas cajas postizas de plástico (2), las cuales pueden ir acompañadas de caja para el pestillo (3). Los ‘extremos de las fallebas tie­nen forma de segmento de círculo (6) y, además de poderse ensartar en zoquetillos, pueden simplemente abrazar un vástago (7), fijado asimismo en la cornisa y en la base del armario.

Cómo elegir cerraduras para armariosPor regla general, las cerraduras pueden utilizarse a derecha o a iz­quierda, según cuál sea «la mano» a que se tenga que abrir. En algunas cerraduras basta cambiar de sitio el bombín para que se pueda abrir en uno u otro sentido (8). Las manijas que accionan las cerraduras de sim­ple acción pueden ser de muy diversas formas: redondas (9), alargadas en ambos sentidos (10), en forma cuadrada (11) o bien en forma angu­lar, como la mayoría de manijas tradicionales. Todas estas manijas pueden estar incorporadas a una caja con resorte de retorno (13) o carecer de ella. También los pomos de giro de una cerradura pueden tener las más diversas formas y utilizar los materiales más variados, como, por ejemplo, el que se ilustra de plexiglás (13), de forma redonda, por oposi­ción al anterior descrito, en forma cuadrada. Existen pomos de made­ra, de porcelana y de muchos otros materiales. Al adquirirlos es muy importante cerciorarse de si llevan o no el vástago de giro incorporado.

Cómo elegir cerraduras para armarios 21 a 4. Diferentes tipos de cerradura a base de bombín con llave de serreta. Generalmente precisan ser empotradas en un agujero, pudiendo quedar la caja solapada o enrasada con la superficie de la puerta. La primera (1) es del tipo superpuesto y, en cambio, en las otras tres (2-4) sólo es el escudo el que sobresale, si no se quiere encajar también dicho escudo. Se ofrecen en diversos acaba dos: cromados, niquelados, latonados, cobreados. Todos estos tipos de cerradura pueden aplicarse a puertas de armario, cajones de cómodas, tapas de escritorio, etc. 5. Cerradura de tipo corriente para ir encajada en la que, en lugar de una llave corriente de paletones, se utiliza un bombín para llave de serreta. Se utiliza para armarios y cajones indistintamente. 6. Cerradura actuada por una llave corriente y cuya caja se superpone sin necesidad de ser encajada, aunque ello también se puede realizar si conviene, ya que los cantos redondeados permiten conseguirlo usando una fresa. Otro tipo de cerradura para superponer es la 7, que lo mismo puede ser utilizada hacia la derecha o a la izquierda y que, por tanto, también es apta para emplearla en cajones. La caja de esta cerradura es de material plástico blanco. 8. Esta cerradura permite una gran versatili­dad de posiciones y de aplicaciones, tanto para armarios como para cajones. El mecanismo es de bombín y la caja de plástico blanco. 9. Cerra­dura para ser alojada por el canto de una puerta con mecanismo de bombín. Puede utilizarse para abrir a derecha o a izquierda. 10. Cerradura especial para puertas correderas de cristal, que se fija en las guías metálicas. Puede cerrar automáticamente por resorte o bien por llave. 11. Otra cerradura para puertas correderas de cristal que se aloja en un agujero practicado en la placa de vidrio, que debe tener unos7 mmde grosor. 12. Cerradura sencilla con llave de paletón para ser encajada por el canto de la puerta. Sirve para abrir puertas de armario en uno u otro sentido y para cajones. 13. Cerradu­ra de bombín con pestillo de acción circular de gran radio de giro. 14. Ce­rradura análoga a la anterior, pero con menos giro circular.

Artículos relacionados

Acerca de richar3000 (687 artículos)
<p>trucos y manualidades</p>