Cómo hacer luminarias navideñas

Para iluminar la casa o un árbol durante las fiestas navideñas, se pueden preparar luminarias con bombillas de colores. Aquí se examinan los métodos de conexión y los circuitos que se pueden realizar.Para iluminar la casa o un árbol durante las fiestas navideñas, se pueden preparar luminarias con bombillas de colores. Aquí se examinan los métodos de conexión y los circuitos que se pueden realizar.

Durante las fiestas de Navidad o en otras celebraciones, es cos­tumbre animar la casa con ilu­minaciones diversas. Por regla general, se usan bombillitas de colores, que son alimentadas eléctri­camente por medio de un cable empal­mado a la red.

Las bombillitas presentan en un ex­tremo las clavijas de alimentación; en el otro suelen tener un enchufe para empalmarlas a otra serie de bombilli­tas, a las que, a su vez, se pueden ir empalmando todas las series que se quiera, consiguiendo una larga cade­na de luminarias.

Las luminarias que se expenden en el comercio suelen ser del tipo “en se­rie”, ya que resultan menos caras y su instalación es más adecuada que la de en paralelo, no sólo por el precio en sí, sino además por todo el material com­plementario que se precisaría.

El uso de las luminarias en serie permite montar fácilmente iluminaciones de la longitud que se quiera.

El empalme en serie de las bombilli­tas se realiza con muy pocos materia­les: unas clavijas, una base de enchu­fe, tres cablecillos aislados de 1,5 mm2 de sección y, naturalmente, las bombi­llitas (por lo menos unas 20) con sus portalámparas.Conexión en serie.

El empalme en serie de las bombilli­tas se realiza con muy pocos materia­les: unas clavijas, una base de enchu­fe, tres cablecillos aislados de 1,5 mm2 de sección y, naturalmente, las bombi­llitas (por lo menos unas 20) con sus portalámparas.

Las bombillitas que se utilizan son las de 12-14 V, de 3 W de potencia cada una de ellas, con conexión del tipo E 14. Hay que tener en cuenta que cuando se alimentan unas 20 bombilli­tas montadas en serie, se tiene, para cada una de ellas, una caída de ten­sión de 220:20 = 11 V, cosa que garan­tiza una larga duración.

El circuito que se ha de realizar es extremadamente sencillo: en tanto que dos cablecillos van directamente de los bornes de la clavija a los de la toma terminal, el tercero, que se halla junto a otro en un borne de la clavija, ali­menta todas las bombillas. Empalmán­dolo a la salida de la última bombilla con el segundo cablecillo que llega a la toma, se obtiene un circuito cerrado en anillo.

Con este sistema se logran dos re­sultados: a la toma volante se empal­ma siempre la tensión de la red, de ma­nera que se pueda empalmar una segunda luminaria, entando que el cir­cuito cerrado en anillo alimenta direc­tamente las bombillitas, que estarán siempre encendidas cuando se conec­ta la clavija a la base de la red.

La construcción es rápida, puesto que el empalme de las bombillitas so­lamente se efectúa sobre un cable, que se puede ir cortando a tramos se­gún convenga. El primer tramo, que procede de la clavija, se ha de soldar al casquillo exterior del primer portalám­paras, el segundo, con el contacto cen­tral del casquillo y con el otro extremo del portalámparas siguiente. Así se va procediendo hasta llegar al último tra­mo, que se conecta por un extremo al contacto central del casquillo de la últi­ma bombilla y por el otro extremo al borne de la toma.

La iluminación en serie tiene un de­fecto fundamental: si una bombilla se quema o, por cualquier motivo, no se enciende (oxidación de los contactos, deficiente contacto, etc.), toda la lumi­naria se apaga, ya que en uña cone­xión en serie se requiere que la co­rriente circule por todas las bombillas.La iluminación en serie tiene un de­fecto fundamental: si una bombilla se quema o, por cualquier motivo, no se enciende (oxidación de los contactos, deficiente contacto, etc.), toda la lumi­naria se apaga, ya que en uña cone­xión en serie se requiere que la co­rriente circule por todas las bombillas.

Este hecho puede ocasionar serios problemas cuando la luminaria se ha colocado en puntos elevados que re­sultan de difícil acceso.

Si en cambio la luminaria se halla al alcance, se puede reemplazar fácil­mente una bombillita por otra, si bien no siempre resulta muy rápido determinar cuál de las bombillitas tiene el fallo.

Para localizar el punto de la interrup­ción, hay que sustituir la primera bom­billita por otra que funcione.

Cómo hacer una conexión en serie.

Colocar dos cablecillos unidos (en la foto el negro y el gris) en un mismo borne de la clavija; el tercero (verde) se empalma al otro borne.Colocar dos cablecillos unidos (en la foto el negro y el gris) en un mismo borne de la clavija; el tercero (verde) se empalma al otro borne.

.

.

.

.

.

.

Cortar el conductor negro en trozos, para efectuar los empalmes con los portalámparas o los casquillos. Si se trata de portalámparas, suelen ofrecer el paso para tres cables.Cortar el conductor negro en trozos, para efectuar los empalmes con los portalámparas o los casquillos.
Si se trata de portalámparas, suelen ofrecer el paso para tres cables.

.

.

.

.

.

Un extremo del trozo de cable se consolida a la virola externa del primer portalámparas y el otro al contacto central. Proseguir así en los portalámparas sucesivos.Un extremo del trozo de cable se consolida a la virola externa del primer portalámparas y el otro al contacto central.
Proseguir así en los portalámparas sucesivos.

.

.

.

.

.

Cerrar los portalámparas. Deben ser del tipo adecuado para luminarias, con la virola externa de cuello estrecho que se comprime contra el casquillo de la bombilla.Cerrar los portalámparas.
Deben ser del tipo adecuado para luminarias, con la virola externa de cuello estrecho que se comprime contra el casquillo de la bombilla.

.

.

.

.

Empalmar todos los portalámparas, unir los extremos del hilo verde con el negro y dejar libre el gris. De este modo se logra un circuito cerrado en anillo.Empalmar todos los portalámparas, unir los extremos del hilo verde con el negro y dejar libre el gris.
De este modo se logra un circuito cerrado en anillo.

.

.

.

.

.

Insertar los dos extremos (el gris y el negro verde) en los bornes de una toma volante para alimentar una segunda luminaria. La ya realizada funcionará enchufando la clavija a la toma de corriente de la pared.Insertar los dos extremos (el gris y el negro verde) en los bornes de una toma volante para alimentar una segunda luminaria.
La ya realizada funcionará enchufando la clavija a la toma de corriente de la pared.

.

.

.

Atornillar a fondo todas las bombillitas, alternando los colores. Para tener mayor luminosidad, usar bombillas blancas y amarillas.Atornillar a fondo todas las bombillitas, alternando los colores.
Para tener mayor luminosidad, usar bombillas blancas y amarillas.

.

.

.

.

.

Si una bombillita se funde y no se dispone de recambio, se puede insertar en el interior del portalámparas papel de estaño para continuar el circuito.Si una bombillita se funde y no se dispone de recambio, se puede insertar en el interior del portalámparas papel de estaño para continuar el circuito.

.

.

.

.

.

.

Para obtener una iluminación más viva, conviene usar una clavija dotada de intermitencia (se tiene que elegir de acuerdo con la potencia).Para obtener una iluminación más viva, conviene usar una clavija dotada de intermitencia (se tiene que elegir de acuerdo con la potencia).

.

.

.

.

.

El inconveniente del apagón total de una luminaria no se produce con el em­palme en paralelo, en el que, por otra parte, no intervienen tres cables, sino solamente dos. Estos se insertan en los respectivos bornes de la clavija y de la toma y entre ambos se disponen a continuación las bombillitas que con­forman la luminaria.Conexión en paralelo.

El inconveniente del apagón total de una luminaria no se produce con el em­palme en paralelo, en el que, por otra parte, no intervienen tres cables, sino solamente dos. Estos se insertan en los respectivos bornes de la clavija y de la toma y entre ambos se disponen a continuación las bombillitas que con­forman la luminaria.

El trabajo resulta mucho más pre­mioso, ya que es necesario cortar tra­mos de ambos conductores de modo que se puedan empalmar en entrada y salida en los bornes del portalámparas y hacerlos proseguir de uno a otro.

Los portalámparas son de mayores dimensiones que los usados en serie o que los casquillos de las bombillitas empleadas en aquel tipo de luminaria. También las bombillitas son más ca­ras, puesto que deben ser de 220 vol­tios, ya que cada una de ellas recibe di­rectamente tensión de la red.

Como cada bombillita está empal­mada de manera autónoma, la corrien­te que circula a las otras no queda nun­ca interrumpida aunque haya una bombillita que no funcione. Ello permi­te instalar una luminaria incluso en lu­gares de difícil acceso.

Un circuito de este tipo, además de permitir el empleo de bombillas co­rrientes (cuyo vidrio puede ser pintado del color que se quiera por uno mis­mo), ofrece la ventaja de poder instalar puntos de luz de cualquier potencia y, además, poder sustituir con rapidez una bombilla que se estropee.

Cómo hacer una conexión en paralelo.

Para el empalme bastan dos cables conectados a los terminales de una clavija. Los conductores tienen que ser de 1,5 mm2 de sección.Para el empalme bastan dos cables conectados a los terminales de una clavija.
Los conductores tienen que ser de 1,5 mm2 de sección.

.

.

.

.

.

Para conectar varios portalámparas, cortar el cable de modo que los separe a tramos regulares: 500 mm es una medida correcta.Para conectar varios portalámparas, cortar el cable de modo que los separe a tramos regulares: 500 mm es una medida correcta.

.

.

.

.

.

.

Pelar y emparejar los extremos de cada tramo, uno a continuación del otro, como si se quisiera reconstruir el cable cortado.Pelar y emparejar los extremos de cada tramo, uno a continuación del otro, como si se quisiera reconstruir el cable cortado.

.

.

.

.

.

.

Insertar cada par de cables trenzados en los bornes del portalámparas de manera que fluya en los cables la corriente.Insertar cada par de cables trenzados en los bornes del portalámparas de manera que fluya en los cables la corriente.

.

.

.

.

.

.

Cerrar el portalámparas y enroscar la bombillita. Eventualmente, sellar la abertura con masilla de silicona, de tipo blando.Cerrar el portalámparas y enroscar la bombillita.
Eventualmente, sellar la abertura con masilla de silicona, de tipo blando.

.

.

.

.

.

Empalmar los dos cables a una toma de corriente suelta o móvil, para contactar con otra luminaria si conviniera.Empalmar los dos cables a una toma de corriente suelta o móvil, para contactar con otra luminaria si conviniera.

Medidas de seguridad.

De todos modos, tanto para una como para otra solución es necesario adoptar ciertas precauciones que per­mitan obtener un buen funcionamiento y garanticen al usuario un máximo de seguridad.

En general, no es conveniente em­palmar una luminaria (en la que hay siempre presencia de tensión) a otra instalación que no esté dotada de un interruptor diferencial.

Medidas de seguridad.  De todos modos, tanto para una como para otra solución es necesario adoptar ciertas precauciones que per­mitan obtener un buen funcionamiento y garanticen al usuario un máximo de seguridad.Este dispositivo garantiza cierto grado de seguridad y protege de los calambrazos, dado que interrumpe instantáneamente el circuito si se produce una fuga accidental de co­rriente.

Tratándose de instalaciones “volan­tes” y expuestas a la intemperie, es ne­cesario que los portalámparas, la toma de corriente y las clavijas sean de tipo estanco para el aire libre.

Cualquier empalme entre clavija y base tiene que ser sellado con cinta adhesiva. Es siempre una buena medi­da proteger cada elemento con mate­rial impermeable y que quede bien ais­lado.

Colgar las luminarias de los elemen­tos que las soporten con hilo plastifica­do o con una cuerdecilla de nylon; hay que realizar un anudado firme para que no sufra los efectos de la incle­mencia del tiempo. Por otra parte, los cables no deben estar sometidos a un esfuerzo (por ejemplo, soportando una carga).

Se utilizan tres conductores, pero para todos los empalmes con los portalámparas sólo interviene un conductor. Las bombillitas (nunca menos de 20) son de 12-14 V, con una potencia de 5 W; dependen unas de otras; si falla una, se apaga toda la luminaria.Circuito teórico y práctico de la conexión en serie.

Se utilizan tres conductores, pero para todos los empalmes con los portalámparas sólo interviene un conductor.
Las bombillitas (nunca menos de 20) son de 12-14 V, con una potencia de 5 W; dependen unas de otras; si falla una, se apaga toda la luminaria.

.

.

Los cables que se utilizan sólo dos, pero cada uno de ellos entra en cada portalámparas. Las bombillas, de 220 V, son dependientes entre sí: si alguna falla, todas las demás continúan funcionando. En ambos circuitos, en la parte opuesta de la clavija se puede montar una toma de corriente suelta que permita conectar con otra segunda luminaria.Conexión teórica y práctica de un circuito en paralelo.

Los cables que se utilizan sólo dos, pero cada uno de ellos entra en cada portalámparas.
Las bombillas, de 220 V, son dependientes entre sí: si alguna falla, todas las demás continúan funcionando.
En ambos circuitos, en la parte opuesta de la clavija se puede montar una toma de corriente suelta que permita conectar con otra segunda luminaria.

Para iluminar el belén o el árbol de Navidad en un interior, se emplean luminarias pequeñas (siempre con circuito en serie y sin toma de corriente al final del circuito para otros empalmes) con bombillitas diminutas -en forma de gota­- y de poca luminosidad. La autoconstrucción no resulta conveniente, pero puede ocurrir que se tenga que remplazar una o varias bombillitas (por cuyo motivo conviene tener algunas de reserva), que se insertan simplemente a presión en el casquillo que hace de portalámparas. El sistema de iluminación intermitente suele estar ya dispuesto en el interior de la clavija de la instalación.Las luces del belén.

Para iluminar el belén o el árbol de Navidad en un interior, se emplean luminarias pequeñas (siempre con circuito en serie y sin toma de corriente al final del circuito para otros empalmes) con bombillitas diminutas -en forma de gota­- y de poca luminosidad.
La autoconstrucción no resulta conveniente, pero puede ocurrir que se tenga que remplazar una o varias bombillitas (por cuyo motivo conviene tener algunas de reserva), que se insertan simplemente a presión en el casquillo que hace de portalámparas.
El sistema de iluminación intermitente suele estar ya dispuesto en el interior de la clavija de la instalación.

Artículos relacionados

Acerca de richar3000 (687 artículos)
trucos y manualidades