Cómo hacer un colgador con FIMO y chalk paint

La entrada aparece primero en Cómo hacer un colgador con FIMO y chalk paint

Hace unos meses que empezamos a hacer proyectos con FIMO. Solo empezamos porque sabíamos que este material nos podía aportar nuevas vías de creación y que tendríamos que ir dedicando algo de tiempo a investigar y experimentar con este tipo de arcilla polimérica. Os mostramos cómo hacer transfer sobre FIMO, sin necesidad de emplear ningún otro producto, y ahora queríamos hacer un colgador con FIMO. La idea era ver otras aplicaciones y transformar las pastillas de esta arcilla en un objeto decorativo.

diy-decorar-fimo
Colgador decorado con láminas de FIMO.

Hay dos elementos del FIMO que nos llamaron la atención y que hizo que nos interesáramos aún más por él: es un material tremendamente manejable y es muy sencillo crear todo tipo de formas, pero a la vez, cuando horneamos la pieza nos encontramos con una material muy duro y resistente. Además, el FIMO es un material que no se degrada ni varía con el paso del tiempo. Esto hace que podamos trabajar sin prisas y que una vez que hemos empezado un proyecto podamos retomar la tarea cuando queramos. Os dejamos un videotutorial de nuestro canal de YouTube para que podáis ver paso a paso cómo hemos hecho nuestro colgador con FIMO.

Materiales para hacer un colgador con FIMO

Hemos reciclado un colgador antiguo de madera. Tanto el soporte como las piezas metálicas las hemos reciclado para nuestro nuevo colgador de FIMO. Si tienes un colgador, espejo, marco o pieza decorativa en casa que quieras renovar apunta esta idea con FIMO. De una manera rápida, sencilla y económica podemos dar un aspecto completamente renovado a nuestras piezas.

materiales-colgador-fimo
Materiales para hacer un colgador con FIMO.

-Pastillas de FIMO. Hemos usado dos pastillas de FIMO para nuestro trabajo de decoracón del colgador. En este caso concreto no hemos necesitado gran cantidad de material porque la idea era crear unas baldosas decoradas con relieve que fueran finas y que cubrieran toda la superficie. Aquí hay un elemento importante a tener en cuenta. Como en nuestro proyecto hemos pintado las teselas de FIMO no era relevante el color de la arcilla que íbamos a usar, pero si queremos que el color original del FIMO se vea entonces tendremos que seleccionar el color previamente.

– Laminadora. Para trabajar el FIMO tenemos varias opciones. Si tenemos en mente hacer bastantes proyectos con este material es recomendable hacerse con varias herramientas que nos van a ahorrar tiempo, mejorar el acabado y dar descanso a nuestras manos. Pero si estamos empezando y no tenemos intención de hacer gastos añadidos podemos alisar las pastillas con la ayuda de una tubería o cilindro de plástico. Un truco para tratar de conseguir láminas de un mismo grosor es colocar el FIMO sobre una superficie y a ambos lados dos elementos que tengan la altura del grosor que estamos buscando. Esos elementos, que pueden ser tapas metálicas de nuestros botes de cristal, nos van a servir de apoyo al cilindro que vamos a ir pasando sobre la arcilla y nos van a marcar el grosor de la lámina.

– Azulejo o cartón. Trabajar el FIMO directamente sobre la mesa puede hacer que llenemos de manchas la superficie y que vayamos dejando trocitos de arcilla por todas partes. Para facilitar nuestro trabajo podemos colocar como base un azulejo o un cartón liso.

– Cuchilla de corte. Es una herramienta fundamental para conseguir que los bordes de las piezas de FIMO queden bien limpios. Podemos emplear las cuchillas de la marca o como alternativa buscar un cúter o un bisturí. Aunque tenemos que decir que las cuchillas que vende FIMO son de alta calidad, se manejan muy bien y nos encantantan porque los cortes quedan muy limpios. Además, hay diversos tipos de cuchillas para lograr cortes con diversas formas.

-Chalk paint. Sí, queríamos probar cómo quedaba el FIMO cuando lo pintábamos con la pintura de tiza. Sabíamos que está arcilla te permite un cambio de color, pero teníamos que comprobarlo y ver cómo absorbía la pintura. Y en efecto, las piezas hechas con esta arcilla se pueden pintar sin problemas. Para decorar nuestro colgador de FIMO hemos empleado dos colores de chalk paint de Xylazel, un azul cielo y otro más oscuro.

– Ceras con efectos metalizados. Acaban de salir al mercado y por supuesto, nos ha faltado tiempo para probarlas. Xylazel ha diseñado dos ceras de efectos metalizados como complemento a su gama de pinturas chalk paint. En estos momentos hay dos colores, uno plata y otro, oro. Tuvimos muchas dudas, pero para decorar nuestro colgador nos decantamos por el oro.

– Horno, papel y reloj. Este paso nos resulta un pelín estresante. Cuando horneamos el FIMO tenemos que tener en cuenta que hay una temperatura a la que tenemos que mantener el horno durante 30 minutos. No nos podemos pasar de 110 grados porque podemos quemar la pieza. Y aunque no haga falta, nos pasamos los 30 minutos mirando el termómetro para asegurarnos de que se pasa.

pintar-fimo-chalk-paint
Ceras metalizadas para decorar nuestro colgador de FIMO.

Paso 1: Hacemos las láminas de FIMO

El FIMO es un arcilla polimérica. Esto supone que cuando trabajamos el material encontramos una materia muy manejable y fácil de manipular con las manos. Podemos realizar cuando quieras tipo de pieza y una vez que horneamos nuestro proyecto se convierte en un material de gran dureza. En nuestro colgador vamos a usar unos mosaicos rectangulares para decorar la madera. Lo que vamos a hacer es transformar las pastillas de FIMO en láminas muy finas. Para ayudarnos en la tarea podemos usar una laminadora que nos permite aligeran las piezas de FIMO. Vamos dando bastantes pasadas y cortamos los cuadrados siguiendo las medidas del colgador. Las cuchillas nos van a permitir cortar las láminas y delimitarlas justo a la zona que queremos cubrir. Vamos a ir poniendo las piezas de FIMO sobre la madera del colgador hasta cubrir todo.

laminadora-fimo
Laminadora para trabajar el FIMO.
cortar-fimo
Cuchillas para cortar FIMO.

Paso 2: Damos relieve

Cuando tenemos las láminas cortadas y colocadas sobre el colgador vamos a darle relieve con un sello de goma. Ponemos el sello sobre el FIMO y presionamos bien para dar relieve a la lámina.

estampar-fimo
Sellos de goma para hacer relieve.

Paso 3: Horneamos la pieza

Con la ayuda de la cuchilla separamos la pieza de FIMO de la madera. Colocamos en la bandeja del horno nuestro trabajo y horneamos durante 30 minutos a 110 grados de temperatura.

colgador-fimo-manual
Colgador hecho de FIMO.

Paso 4: Pintamos el FIMO

Una vez que hemos sacado la pieza del horno, dejamos que enfríe y pintamos con chalk paint directamente.

pintar-fimo
Chalk Paint para pintar FIMO.

Paso 5: Aplicamos una pátina con cera metalizada

Sobre la capa de pintura aplicamos la cera con una brocha. Dependiendo de si queremos que tenga más o menos presencia damos más o menos cantidad de producto.

colgador-hecho-fimo
Colgador de FIMO decorado con pinturas y cera.

Colocamos las piezas metálicas del colgador y ya lo tenemos listo. Con ceras metalizadas, FIMO y chalk paint hemos conseguido cambiar por completo el aspecto de nuestro colgador de una forma rápida, sencilla y por poco dinero.

diy-fimo
Decorar FIMO.

La entrada Cómo hacer un colgador con FIMO y chalk paint aparece primero en Inventando baldosas amarillas.

Tienes más artículos interesantes en inventando baldosas amarillas
Author: admin

Artículos relacionados