Cómo hacer un sillín para columpio

Completamente hecho de madera, su asiento es de tablero contrachapeado o de DM, en tanto que el respaldo tiene una forma curvada para que se adapte bien a la espalda.Se trata de un sillín corriente adaptado a las medidas de un niño.

Completamente hecho de madera, su asiento es de tablero contrachapado o de DM, en tanto que el respaldo tiene una forma curvada para que se adapte bien a la espalda. La estructura debe ser resistente y sólida, ya que va destinada a recibir unas exigencias mecánicas considerables. Los ensambles se refuerzan con clavijas o tirafondos autorroscantes (como para aglomerado) que consolidan la unión conseguida por encolado. En la parte delantera, las patas están unidas por un travesaño que sirve para apoyar los pies y ofrecen mayor seguridad al columpiarse, en tanto que la suspensión se logra con una cadena que se engancha mediante mosquetones a cuatro robustas armellas fijadas en la parte superior de los montantes y patas. La cadena se suspende de un travesaño horizontal sostenido por unos palos recios o de una rama fuerte de un árbol.

Para disponer de mayor seguridad al mecerse, hay una cadenilla dispuesta entre las dos patas anteriores y que se engancha también con un mosquetón no tan grueso como los otros. Todo ello se termina con una generosa capa de barniz para proteger la madera.

El respaldo.

Es el único elemento que presenta cierta dificultad en su realización, por cuanto requiere llevar a cabo un curvado de los dos apoyos. Ambos travesaños se obtienen a partir de dos listones de 70 x 50 mm de sección. A lo largo de la cara de 50 mm de grosor, se traza un doble arco que debe acabar a 20 mm de distancia de cada extremo, en donde se remata en línea recta paras constituir las espigas de ensamble. El grosor de la madera comprendida entre los dos trazos curvos debe ser de 15 mm. Con el serrucho de punta, la sierra cinta o una sierra de vaivén, se hace el recorte procurando mantener asentados los listones verticalmente por su parte más ancha de 70 mm. Reseguir el contorno que se ha marcado en cada listón a uno y otro lado aserrando poco a poco para no dar lugar a desvíos. En el caso de que en la superficie se presenten resaltes o desviaciones, se retocan con una escofina de media caña y luego con papel de lija. En cada extremo se labran las espigas a base de dos rectángulos de 10 x 20 mm. Los dos montantes posteriores que tienen que recibir las piezas curvas se labran para conseguir las mortajas o cajas, que deben tener una abertura de 60 x 16 mm y una profundidad de 20 mm. Tal como se puede observar en la secuencia fotográfica, las cajas, que distan 70 mm una de la otra, no se realizan en el sentido del eje longitudinal de los montantes, sino a lo largo de la diagonal de sus caras internas. De esta manera los travesaños, una vez ensamblados, crean un respaldo hacia fuera que es más adecuado para columpiarse. Las cajas, después de marcarse, se labran con una fresa aplicada a la taladradora y actuando a mano alzada; también se pueden labrar a base de formón y martillo. Los montantes y los travesaños curvos se ensamblan con cola blanca y se mantienen en posición apretados hasta que seque la cola.

Los brazos.

También los brazos tienen que trazarse en forma curvada para ser recortados con una sierra de cinta (serrucho de punta o sierra de vaivén), para conseguir la forma ahusada que se puede apreciar en el dibujo y en la fotografía. Los montantes se unen con un enclavijado ciego, agujereando a parte posterior de cada brazo y la cara anterior de los montantes del respaldo a 160 mm del extremo inferior y a 15 mm de distancia de la punta. Se consolida con cola blanca.

El apoya-pies.

Se ensamblan ahora las dos patas anteriores dotadas de una cierta curvatura final. Para realizar las patas hay que repetir, prácticamente, el trabajo que se ha llevado a cabo para el respaldo. Hay que utilizar una tabla más bien ancha y marcar sobre ella el perfil de las patas. En realidad, se trata de hacer una especie de V asimétrica, muy abierta, con un tramo más corto que el otro y con una abertura de 145º. El tramo mayor tiene una longitud de 270 mm, y el menor de 170 mm. El grosor de este listón acodado es de 40 mm. Cortar las dos patas y redondear los extremos con la escofina. Tras el extremo más corto encolar (y atornillar desde afuera) la varilla de madera dura redonda que sirve de apoya-pies. Finalmente enclavijar, por la cara posterior de las patas, los dos refuerzos longitudinales del asiento (de 300 mm de largo), colocándolos a 155 mm del extremo superior de las patas. Ensamblar las dos partes, respaldo y patas anteriores, atornillando y encolando el extremo inferior de los montantes con el extremo de los refuerzos del asiento. Los brazos, por el momento, se encolan sencillamente en la parte superior de las patas (esperando recibir los tirafondos, cuando se haya acabado el sillín). Ahora sólo queda aplicar el fondo que se obtiene a partir de un tablero de contrachapeado o de DM (ambos del tipo intemperie) de un grosor de 10 mm, debidamente recortado en cada ángulo para poder encajar con montantes y patas. Se fija mediante tirafondos. Por último, montar los dos refuerzos transversales, encolándolos debajo del asiento y atornillándolos sólidamente.

Respaldo y apoya-pies.

1 Materiales para construir el sillín para un columpio. La madera puede ser de abeto o de pino; la varilla, de madera dura; los tirafondos y la cadena, de acero.1
Materiales para construir el sillín para un columpio.
La madera puede ser de abeto o de pino; la varilla, de madera dura; los tirafondos y la cadena, de acero.

.

.

.

.

2 Después de trazar las curvas de los travesaños, se recortan con la sierra de cadena.2
Después de trazar las curvas de los travesaños, se recortan con la sierra de cadena.

.

.

.

.

.

.

3 Marcar las cajas en la cara interior de lo montantes, colocándolos inclinados.3
Marcar las cajas en la cara interior de lo montantes, colocándolos inclinados.

.

.

.

.

4 Realizar las cajas con una fresadora vertical y acabarlas con un formón, con una profundidad de 20 mm.4
Realizar las cajas con una fresadora vertical y acabarlas con un formón, con una profundidad de 20 mm.

.

.

.

.

.

.

5 El ensamble de los elementos curvos que forman el respaldo con los montantes se realiza con cola blanca y apretado, tras comprobar el escuadrado.5
El ensamble de los elementos curvos que forman el respaldo con los montantes se realiza con cola blanca y apretado, tras comprobar el escuadrado.

.

.

.

.

6 Los brazos se perfilan con la sierra de cinta y se pulen con escofina. Acordarse de redondear las partes anteriores en que se apoyarán las manos.6
Los brazos se perfilan con la sierra de cinta y se pulen con escofina.
Acordarse de redondear las partes anteriores en que se apoyarán las manos.

.

.

.

.

.

7 Unir los brazos a los montantes del respaldo con un enclavijado ciego. Entre ambos elementos (brazo y montante) se requiere un ángulo de 90º7
Unir los brazos a los montantes del respaldo con un enclavijado ciego.
Entre ambos elementos (brazo y montante) se requiere un ángulo de 90º.

.

.

.

.

.

8 Partiendo de una tabla de 200 mm de anchura, se obtienen las patas anteriores, que forman un ángulo muy abierto. Ambas piezas deben tener idéntico su contorno.8
Partiendo de una tabla de 200 mm de anchura, se obtienen las patas anteriores, que forman un ángulo muy abierto.
Ambas piezas deben tener idéntico su contorno.

.

.

.

.

.

9 Finalmente, proceder al ensamble del asiento con cola blanca y tirafondos autorroscantes. Realizar con atención este proceso para asegurarse de la solidez.9
Finalmente, proceder al ensamble del asiento con cola blanca y tirafondos autorroscantes.
Realizar con atención este proceso para asegurarse de la solidez.

.

.

.

.

.

Acabado.

El sillín para el columpio se puede barnizar o pintar con el color que más agrade, a base de tres capas sucesivas para que pueda resistir la intemperie.

Se puede utilizar una pintura sintética o al agua. En el extremo superior de los montantes del respaldo y en los brazos (en correspondencia con las testas de las patas), practicar cuatro agujeros previos para recibir las armellas y llenarlos con cola epoxi, para tener garantía de resistencia a la tracción. Aplicar la armella también a la cadena anterior para mayor seguridad. Ahora ya se podrá suspender el sillín. La cadena de suspensión se traba a la armella mediante mosquetones y en la parte superior se reúnen éstas de dos en dos para poder ser fijadas en el punto de suspensión y de soporte del conjunto.

10 En el panel de contrachapeado se llevan a cabo las muescas de los ángulos destinadas a encajar con los montantes y patas. Dar una ligera inflexión curvada en la parte anterior del panel.10
En el panel de contrachapado se llevan a cabo las muescas de los ángulos destinadas a encajar con los montantes y patas.
Dar una ligera inflexión curvada en la parte anterior del panel.

.

.

.

11 Después de dar un poco de cola blanca a lo largo del borde del asiento, se fija el panel con tirafondos por la parte de abajo. Alojar bien las cabezas en la madera.11
Después de dar un poco de cola blanca a lo largo del borde del asiento, se fija el panel con tirafondos por la parte de abajo.
Alojar bien las cabezas en la madera.

.

.

.

.

.

12 Insertar los dos refuerzos transversales entre los longitudinales atornillándolos por las testas. Encolarlos y atornillar los al asiento.12
Insertar los dos refuerzos transversales entre los longitudinales atornillándolos por las testas.
Encolarlos y atornillar los al asiento.

.

.

.

.

.

13 En el extremo superior de los montantes del respaldo y sobre los brazos, se atornillan las armellas, insertando en los agujeros previos con cola epoxi.13
En el extremo superior de los montantes del respaldo y sobre los brazos, se atornillan las armellas, insertando en los agujeros previos con cola epoxi.

.

.

.

.

.

.

14 En el interior de las patas anteriores se aplica una armella pequeña, para enganchar la cadena de seguridad.14
En el interior de las patas anteriores se aplica una armella pequeña, para enganchar la cadena de seguridad.

.

.

.

.

.

.

15 Preparar las cadenas de suspensión y engancharlas a las armellas con mosquetones. En Jugar de cadenas de acero, cabe usar cuerda de nylon.15
Preparar las cadenas de suspensión y engancharlas a las armellas con mosquetones.
En Jugar de cadenas de acero, cabe usar cuerda de nylon.

.

.

.

.

Herramientas. Cinta métrica. Lápiz. Escuadra. Tornillo de apriete Cúter. Regla metálica. Serrucho normal o de costilla. Caja de ingletes. Cepillo (surform). Taladradora manual 9 eléctrica. Brocas de 2, 3, 5 y 6 mm. Destornillador. Barrena. Avellanador. Maza. Botador. Paletina de 50 mm de ancho. Materiales. Madera (ver "Lista de troceado"). Lija de grano medio y fino. Adhesivo. Tapa-poros celulósico o madera sintética. Imprimación. Pintura de base y acabado.Herramientas.

Cinta métrica. Lápiz. Escuadra. Tornillo de apriete Cúter. Regla metálica. Serrucho normal o de costilla. Caja de ingletes. Cepillo (surform). Taladradora manual 9 eléctrica. Brocas de 2, 3, 5 y 6 mm. Destornillador. Barrena. Avellanador. Maza. Botador. Paletina de 50 mm de ancho.

Materiales.

Madera (ver “Lista de troceado”). Lija de grano medio y fino. Adhesivo. Tapa-poros celulósico o madera sintética. Imprimación. Pintura de base y acabado.

 

Artículos relacionados

Acerca de richar3000 (687 artículos)
trucos y manualidades