Cómo hacer una bolsa de cuero con repujado a mano.

El cuero posee todas las cualidades que el hombre aprecia. El cuero es un producto na­tural, maleable, de agradable aspecto y extraordinaria­mente resistente. No es, pues, extraño que sean mu­chos quienes se sientan atraídos por este material.Cómo hacer una bolsa de cuero con repujado a mano.

El cuero posee todas las cualidades que el hombre aprecia. El cuero es un producto na­tural, maleable, de agradable aspecto y extraordinaria­mente resistente. No es, pues, extraño que sean mu­chos quienes se sientan atraídos por este material.

El material para realizar esta bolsa se adquiere en un establecimiento de curtido y artículos para él. Es cuero de vaca de 3 a 4 mm de gro­sor, adquirible posiblemente al detalle sin tener que que­darse toda una piel. El mo­delo sugerido tiene unas dimensiones de 20 cm de ancho, 28 cm de altura y unos 8 cm de anchura, con­cebido como bolsa para todo, portamonedas, guardar las llaves de la casa y del coche, así como todo aquello que suele ocupar los bolsillos y que los estropean.

Es necesario trabajar sobre una superficie plana de madera. Si se hace un modelo (que servirá al pro­pio tiempo de plantilla) en cartulina no se correrás ningún riesgo de pérdida del material al adquirirlo, pues no es barato. El recortado se hace con un Cutter o cu­chillo muy afilado apoyado contra una regla de acero. Antes de empezar con el re­pujado hay que humedecer levemente el cuero con una esponja.

Con ello suben los poros de la piel y las marcas efec­tuadas con los punzones y el compás de puntas (foto 2) quedan indelebles y contrastados con lo demás. Con sólo dos punzones se puede hacer todo el trabajo orna­mental, pero hay en el mer­cado muchos más tipos de punzones.

Una bolsa resistente cosida a mano.

A fin de que el dibujo tenga la regularidad debida se uti­lizan unas líneas auxiliares como referencia. La marca del punzón no debes rebasar­las nunca. La intensidad del golpe debe ser regular en cada incisión para conseguir un relieve continuo.

Para coser el cuero se re­quiere un bramante de fi­bras sintéticas, una lezna y una aguja de gancho. Me­diante dos trozos de madera de 100 cm unidos por unas bisagras a una tira estrecha en medio se podrá realizar un instrumento auxiliar de mucha ayuda. Esta especie de pupitre se coloca atravesada sobre las piernas y se retiene la faja estrecha de la bolsa en la tira del mismo, guardando las dos plataban­das con los trozos más an­chos del pupitre y actuando como brazos de palanca. De esta manera se facilitará el trabajo de cosido, ya que se dispone de ambas manos libres para actuar (fotos 6 y 7).

Primero se cosen todos los elementos auxiliares como orejas y tirillas en los pun­tos que les corresponda. Al principio y al término de cada cosido se asegura la tensión con dos tirones. El cabo del bramante se remata y se corta para que quede invisible. Quedan por coser los elementos que forman propiamente la bolsa. Una cola de contacto contribuirá a una buena unión entre ellos. Cuando la cola haya secado se procede al cosido y se retornan los bordes, los cuales se lijan y se sellan con cera.

1 Se empieza con una plantilla en cartoncillo o papel fuerte. El marcado sobre el cuero se hace con un objeto romo resiguiendo su contorno.1 Se empieza con una plantilla en cartoncillo o papel fuerte. El marcado sobre el cuero se hace con un objeto romo resiguiendo su contorno.

 

 

 

 

 

 

 

 

2 Humedecer el cuero y hacer una incisión con el punzón a emplear. El compás de puntas trazará unas líneas auxiliares que abarcan lo que se labra.2 Humedecer el cuero y hacer una incisión con el punzón a emplear. El compás de puntas trazará unas líneas auxiliares que abarcan lo que se labra.

 

 

 

 

 

 

 

 

3 Reseguir con el punzón las líneas auxiliares golpeando con una maza. Conviene regular los impactos para conseguir un relieve homogéneo.3 Reseguir con el punzón las líneas auxiliares golpeando con una maza. Conviene regular los impactos para conseguir un relieve homogéneo.

 

 

 

 

 

 

 

 

4 La parte anterior de la bolsa se completa con un rosetón. Las lí­neas de referencia se toman con el com­pás de puntas.4 La parte anterior de la bolsa se completa con un rosetón. Las lí­neas de referencia se toman con el com­pás de puntas.

 

 

 

 

 

 

 

 

5 Antes de pasar al cosido se agujerea con un punzón muy afilado para que entre agujero y agujero quede una separaci6n de 4 mm.5 Antes de pasar al cosido se agujerea con un punzón muy afilado para que entre agujero y agujero quede una separación de 4 mm.

 

 

 

 

 

 

 

 

6 El cosido es como en la máqui­na de coser. El bramante de abajo pasa hacia arriba con la aguja de gancho tras atravesar ambas capas.6 El cosido es como en la máqui­na de coser. El bramante de abajo pasa hacia arriba con la aguja de gancho tras atravesar ambas capas.

 

 

 

 

 

 

 

 

7 El bramante de arriba pasa por la gaza hecha con el cordel de abajo. Luego se tira hacia abajo has­ta empotrarlo en la mitad del cuero.7 El bramante de arriba pasa por la gaza hecha con el cordel de abajo. Luego se tira hacia abajo has­ta empotrarlo en la mitad del cuero.

 

 

 

 

 

 

 

8 Los elementos complementarios se han cosido a los de ambas caras de la bolsa. Faltan aún las orejas que suspenden de la correa.8 Los elementos complementarios se han cosido a los de ambas caras de la bolsa. Faltan aún las orejas que suspenden de la correa.

9 Las orejas para las anillas de la correa se cosen de ma­nera semejante a las tirillas. Debe volver a humedecer­se el cuero si es necesario para facilitar el trabajo.9 Las orejas para las anillas de la correa se cosen de ma­nera semejante a las tirillas. Debe volver a humedecer­se el cuero si es necesario para facilitar el trabajo.

 

 

 

 

 

 

 

10 Luego se rebaja con una cuchilla o lezna algo así como un tercio de material donde va el cosido. Con ello se facilitará el conformado del cuero.10 Luego se rebaja con una cuchilla o lezna algo así como un tercio de material donde va el cosido. Con ello se facilitará el conformado del cuero.

 

 

 

 

 

 

 

 

12 Antes de coser se encolan entre sí las piezas con cola de contacto. Pasar como un cordón de 1 cm de anctrura en ambos lados.12 Antes de coser se encolan entre sí las piezas con cola de contacto. Pasar como un cordón de 1 cm de anctrura en ambos lados.

 

 

 

 

 

 

 

 

13 Cuando la cola de contacto ya no se pega a los dedos se presenta la platabanda sobre la que se tiene que encolar y se va resiguiendo el borde ejerciendo presión con las yemas de los dedos.13 Cuando la cola de contacto ya no se pega a los dedos se presenta la platabanda sobre la que se tiene que encolar y se va resiguiendo el borde ejerciendo presión con las yemas de los dedos.

 

 

 

 

 

 

14 El encolado anterior se refuerza tras un cosido hecho con la aguja de gancho tensado siempre el hilo de la parte de dentro. Hecho esto, se podrá coser la otra cara de la bolsa.14 El encolado anterior se refuerza tras un cosido hecho con la aguja de gancho tensado siempre el hilo de la parte de dentro. Hecho esto, se podrá coser la otra cara de la bolsa.

 

 

 

 

 

15 También en este caso se encolan primero ambas partes. Los elementos ajustarán bien si se usa correctamente la plantilla.15 También en este caso se encolan primero ambas partes. Los elementos ajustarán bien si se usa correctamente la plantilla.

 

 

 

 

 

 

 

 

16 Con el últi­mo cosido se acaba la obra. Tén­gase siempre en cuen­ta que no falte braman­te para el cosido, tanto para arriba como para abajo, de manera que no deba realizarse un empalme a medio co­sido.16 Con el últi­mo cosido se acaba la obra. Tén­gase siempre en cuen­ta que no falte braman­te para el cosido, tanto para arriba como para abajo, de manera que no deba realizarse un empalme a medio co­sido.