Cómo rayar y cortar azulejos y baldosas de gres.- Manualidades herramientas.

Es imprescindible tener una cortadora para cortar azulejos y baldosas de gres.

Es imprescindible tener una cortadora para cortar azulejos y baldosas de gres.

Hay unos materiales, como el vidrio y algunos elementos cerámicos, que permiten ser partidos en dos partes simplemente por una primera incisión superficial o rayado con un material más duro que ellos y una separación debida a hender en profundidad lo que se ha rayado, consiguiéndose dos piezas netamente separadas con muy pequeñas irregularidades.

Desde muy antiguo, los pro­fesionales que trabajaron el vi­drio supieron descubrir y aplicar la técnica del rayado con un material muy duro sobre otro que, siendo también duro, era «rayado» por el otro.

Este mate­rial muy duro era antiguamen­te el diamante, que entre los mi­nerales está en el punto más alto de la escala de durezas.Este mate­rial muy duro era antiguamen­te el diamante, que entre los mi­nerales está en el punto más alto de la escala de durezas.

También idearon aplicar los enladrilladores este mismo principio cuando se trataba de partir productos cerámicos, como los azulejos, el gres o los materiales intermedios entre ambos.

De hecho, vidrio y cerá­mica guardan unos caracteres físicos muy similares, pues se trata de materiales de textura amorfa, más regular en el cris­tal que en la cerámica, ya que ésta tiene una cara exterior más «vitrificada» que el resto del material. 

Pero, provocando en esta cara más vitrificada una herida superficial, ésta se pro­paga en profundidad, de tal modoPero, provocando en esta cara más vitrificada una herida superficial, ésta se pro­paga en profundidad, de tal modo que, mediante una ac­ción física mecánica o de calor, se consigue partir el material por la misma línea en que ha sido rayado.

Después de haber provocado la herida superficial se conse­guía la separación en los mate­riales planos a base de apoyar por la parte opuesta al rayado una especie de cuña longitudi­nal y, ejerciendo presión por ambos lados, se conseguía abrir y separar la raya incidida en el material.

Los antiguos alicatadores empleaban un alambre de acero de cierto gro­sor a manera deLos antiguos alicatadores empleaban un alambre de acero de cierto gro­sor a manera de cuña.

Los cris­taleros «consentían » el material dando una serie de golpes sua­ves por la parte opuesta al rayado y, apoyando en la arista de un canto la mayor parte del material rayado, ejercían una brusca sacudida sobre la otra parte, separando en una sola acción lo que interesaba eli­minar.

Lo que si puede afirmarse es que la utilización del aparato queda prácticamenteEstas técnicas, que requieren evidentemente una destreza só­lo conseguida por años de aprendizaje y de oficio, han obtenido unas ayudas muy importantes mediante el em­pleo de metales duros en susti­tución de las puntas de diamante  muy caras y que sólo resultan amortizables por aque­llos que continuamente están trabajando en el rayado y cor­tado de cristal.

Pues tales meta­les permiten un rayado más fá­cil con la ruleta y, por otra parte, hay elementos mecanizados que garantizan la rectitud del rayado y en todo caso ofrecen poder partirlo sin ninguna clase de riesgos.

Pues tales meta­les permiten un rayado más fá­cil con la ruleta y, por otra parte, hay elementos mecanizados Lo que si puede afirmarse es que la utilización del aparato queda prácticamente amortizada contando los destrozos de piezas que fácilmente produce un inexperto en el revestimien­to con azulejos de unas pare­des (de cocina, de cuarto de baño, etc.).

En nuestro mercado existe una amplia gama de aparatos o instrumentos que se pueden emplear eficazmente para el rayado y partido de cristales y de azulejos, así como de la­drillos de gres.

Desde las pin­zas que permiten, contando con cierta práctica, cortar azulejos delgados hasta los aparatos más complejosDesde las pin­zas que permiten, contando con cierta práctica, cortar azulejos delgados hasta los aparatos más complejos que rayan cual­quier clase de material y pue­den complementarse con apa­ratos separadores de gran efica­cia, no sólo para azulejos, sino para baldosas de gres muy du­ras y relativamente algo más blandas (semigrés), así como cristales.

Según nuestra labor es impor­tante dejarse aconsejar por el empleado de la ferretería o bien en el establecimiento de brico­laje que dispongan de una amplia gama de aparatos, desde el más sencillo de aficionado para trabajos eventuales, pa­sando por el bricolador que quiere alicatar todo un cuarto de baño, hasta los aparatos ya casi profesionales. 

En estos vídeos puede ver cómo se utilizan las máquinas de cortar azulejos.

Acerca de richar3000 (686 artículos)
trucos y manualidades