Costura a máquina consejos útiles

Costura a máquina consejos útiles.

Una máquina en perfecto uso es capaz de producir puntos per­fectos, siempre que se seleccio­nen la aguja y el hilo adecuados a la tela y se trabaje con la ten­sión correcta. El punto básico de la máquina de coser es .el pespunte. Selec­cione una longitud de puntada corta para coser telas finas, regular para las labores norma­les de la casa, y larga para hilva­nes, pruebas y frunces. Ajuste la longitud moviendo según con­venga el mando regulador.Tipos de puntos.

Una máquina en perfecto uso es capaz de producir puntos per­fectos, siempre que se seleccio­nen la aguja y el hilo adecuados a la tela y se trabaje con la ten­sión correcta.

El punto básico de la máquina de coser es .el pespunte. Selec­cione una longitud de puntada corta para coser telas finas, regular para las labores norma­les de la casa, y larga para hilva­nes, pruebas y frunces. Ajuste la longitud moviendo según con­venga el mando regulador.

La mayoría de las máquinas pueden realizar puntos especia­les. El zigzag y el punto múltiple, cuya longitud y anchura pueden variar, se emplean para cenefas, remiendos, costura de elásticos y unión con trabillas de telas separadas. El sobrehilado sirve para hacer costuras nítidas y duraderas en telas de superficie irregular y en las que se deshila­chan con facilidad. El festón, factible en casi todos los mode­los modernos, se emplea para hacer ojales y cenefas.Puntos especiales.

La mayoría de las máquinas pueden realizar puntos especia­les. El zigzag y el punto múltiple, cuya longitud y anchura pueden variar, se emplean para cenefas, remiendos, costura de elásticos y unión con trabillas de telas separadas. El sobrehilado sirve para hacer costuras nítidas y duraderas en telas de superficie irregular y en las que se deshila­chan con facilidad. El festón, factible en casi todos los mode­los modernos, se emplea para hacer ojales y cenefas.

Aprendizqje.

Si es la primera vez que se sienta ante la máquina, practique previa­mente en una hoja de papel y la aguja desenhebrada. Empiece siem­pre a coser lentamente para aprender a controlar el arranque y la parada. La velocidad aumentará con la práctica.

 

Haga subir la palanca tirahilos a su posición más alta y tire de los extremos de los dos hilos hasta dejarlos por debajo y hacia atrás del prensatelas. A continuación, introduzca la tela también por debajo del prensatelas con la parte más voluminosa del lado izquierdo y el borde que desea coser a la derecha. Clave la aguja en ella en el punto donde deba iniciarse la costura.
Modo de empezar

Primera costura.

Haga subir la palanca tirahilos a su posición más alta y tire de los extremos de los dos hilos hasta dejarlos por debajo y hacia atrás del prensatelas.

A continuación, introduzca la tela también por debajo del prensatelas con la parte más voluminosa del lado izquierdo y el borde que desea coser a la derecha.

Clave la aguja en ella en el punto donde deba iniciarse la costura.

 

 

 

Cuando llegue al final de la línea de costura, haga subir la aguja a su posición más elevada y levante el prensatelas. Tire de la labor hacia atrás alejándola de la aguja. Corte los extremos de los dos hilos dejando unos centí­metros junto a la tela. Pase el hilo superior del lado donde está el de la canilla y anude un extremo del hilo con el otro. Recorte los cabos.
Modo de cortar los hilos

Remate.

Cuando llegue al final de la línea de costura, haga subir la aguja a su posición más elevada y levante el prensatelas. Tire de la labor hacia atrás alejándola de la aguja. Corte los extremos de los dos hilos dejando unos centí­metros junto a la tela. Pase el hilo superior del lado donde está el de la canilla y anude un extremo del hilo con el otro. Recorte los cabos.

Guiado de la tela.

Es importante que la tela penetre en la máquina del modo más uni­forme posible. Coloque, sin ejercer apenas presión, su mano izquierda sobre ella. Procure no apoyar la mano con excesiva fuerza, ya que de hacerlo así la admisión de la tela seria irregular y tirante. Coloque la mano derecha a unos 4 cm de la aguja y a la derecha de ella. A la vez que haga funcionar el mando acelerador, conduzca la tela con ayuda de los dedos. No observe la aguja, pero concentre la vista en un punto que puede ser, por ejemplo, el prensatelas. Utilice éste como guía para que sus costuras queden rectas, manteniendo siempre igual distancia entre él y el borde cortado de la tela.

Para coser esquinas es preciso hacer girar la tela alrededor del eje formado por la aguja. Cosa hasta llegar al punto de giro, dejando la aguja ciavada en la labor. Levante ésta hasta que esté casi a punto de salir de la tela. Haga subir el prensatelas y gire la tela alrededor de la aguja. Baje de nuevo el prensatelas y continúe. Refuerce las costuras de las esquinas reduciendo la longitud de las puntadas un poco antes y otro poco después de cada una. Giro de la telaCostura de esquinas.

Para coser esquinas es preciso hacer girar la tela alrededor del eje formado por la aguja.

Cosa hasta llegar al punto de giro, dejando la aguja ciavada en la labor.

Levante ésta hasta que esté casi a punto de salir de la tela. Haga subir el prensatelas y gire la tela alrededor de la aguja.

Baje de nuevo el prensatelas y continúe.

Refuerce las costuras de las esquinas reduciendo la longitud de las puntadas un poco antes y otro poco después de cada una. Giro de la tela

Los pespuntes a la vista se reali­zan con fines decorativos y prácticos a la vez. Haga las alte­raciones necesarias en la prensa antes de coserlos. Empiece pasando un hilván muy próximo al pespunte que desea realizar. Siga cuidadosamente la línea. Emplee hilo más grueso o de color que contraste con el de la tela y una longitud de puntada mayor que la normal para hacer los de adorno. Para obtener pes­puntes de refuerzo, seleccione la longitud de puntada media y cosa en el margen de la costura. Remate los hilos por el revés después de pasar a este ladon. Haga el pespunte bien próximo al hilvan, empleando hilo que contraste con el color de la tela.Pespuntes visibles.

Los pespuntes a la vista se reali­zan con fines decorativos y prácticos a la vez. Haga las alte­raciones necesarias en la prensa antes de coserlos.

Empiece pasando un hilván muy próximo al pespunte que desea realizar. Siga cuidadosamente la línea.

Emplee hilo más grueso o de color que contraste con el de la tela y una longitud de puntada mayor que la normal para hacer los de adorno. Para obtener pes­puntes de refuerzo, seleccione la longitud de puntada media y cosa en el margen de la costura.

Remate los hilos por el revés después de pasar a este ladon. Haga el pespunte bien próximo al hilvan, empleando hilo que contraste con el color de la tela.

La costura de líneas curvas puede hacerse en un solo movi­miento, pero si fuera necesario rectificar el ángulo de la tela ase­gúrese de que la aguja está pin­chada en ella cuando se detenga. Levante el prensatelas y haga girar ligeramente la tela alrede­dor de la aguja. Descienda el prensatelas y continúe cosiendo hasta que precise un nuevo ajus­te. Trabaje despacio y con movi­mientos suaves para evitar que se formen frunces. Costura de una curva Haga el pespunte bien próximo al hilván, empleando hilo que contraste con el color de la tela.Costura de curvas.

La costura de líneas curvas puede hacerse en un solo movi­miento, pero si fuera necesario rectificar el ángulo de la tela ase­gúrese de que la aguja está pin­chada en ella cuando se detenga. Levante el prensatelas y haga girar ligeramente la tela alrede­dor de la aguja. Descienda el prensatelas y continúe cosiendo hasta que precise un nuevo ajus­te. Trabaje despacio y con movi­mientos suaves para evitar que se formen frunces. Costura de una curva

Haga el pespunte bien próximo al hilván, empleando hilo que contraste con el color de la tela.