Cuidado del cuerpo 5

Cuidado del cuerpo 5

Para el cuidado de las manos existen productos específicos que deberían emplearse con regularidad. Las labores cotidianas del hogar -que entrañan un uso frecuente del agua, productos de limpieza, detergentes- agrietan, resecan y vuelven la piel frágil. Frente a este tipo de reacciones dérmicas existe un supremo mandamiento: póngase guantes para fregar y limpiar.