Diseño de prendas a partir del patrón base, delantero y espalda

Diseño de las propias prendas a partir del patrón base.

La mayoría de las personas emplea patrones comprados para confeccionar sus prendas. Éstos están de hecho diseñados a partir de una réplica en tela del formato del cuerpo a que van destinados.

Esta réplica, denominada patrón base, una vez planchada, sirve para transferir al papel las formas y marcas con objeto de obtener el patrón base en papel. El patrón base es el prototipo de todo diseño y a partir de él pueden crearse otros patrones.

No es difícil confeccionar el patrón base para una misma que servirá después para diseñar sus prendas. Las principiantes especialmente suelen sacarle mucho provecho, ya que se trata de un ejercicio muy útil para aprender a adaptar las telas a la figura y comprender la manera en que están hechos y diseñados los patrones que se adquieren en el comercio.

Por otra parte, aunque los pantalones pueden hacerse también a partir del patrón base, no resultan sencillos de cortar  Para las que recién se inician en labores de costura se aconseja comprar los patrones para pantalones y hacer las alteraciones necesarias llegado el caso.

Confección del patrón base.

La tela para hacer el patrón base depende del tipo de prenda a que esté destinado. El percal fino pero resistente se emplea normalmente para este fin, aunque puede sustituirse por muselina, organza o incluso sábanas gastadas. Calcula una longitud doble de la de la prenda que desea realizar, más 30 cm adicionales.

El patrón base puede hacerse dando forma a la tela por secciones sobre un maniquí ajustado a sus medidas. También puede dar forma a la tela sobre su propio cuerpo, con la ayuda de una amiga. Los pasos que se explican a la derecha corresponden a las etapas de la confección del patrón. Aunque la labor no resulta complicada, necesitará paciencia para lograr un ajuste perfecto.

Para moldear la tela a la forma de su figura deberá hacerle pequeños pliegues en los puntos de tensión. Esta operación debe realizarse sin dar de sí la tela, y terminando los pliegues (pinzas) de ambos extremos en punta. Las pinzas realizadas en el patrón base indican la cantidad de tela que debe preverse para hacerlas. Las instrucciones de la derecha muestran los lugares donde normalmente aparecen aunque, en realidad, su emplazamiento puede alterarse según las exigencias de cada diseño.

No olvides nunca dejar tela suficiente para márgenes de costuras y dobladillos. Cada pieza del patrón base cubre solamente la mitad del área precisa, por lo que es importante recordar que deberá cortar dos piezas o colocar el patrón sobre una línea de doblez.

Otro punto que es preciso tener en cuenta también es mantener siempre el hilo de la tela a 16 largo de la línea vertical del patrón: para ello utiliza el orillo como guía o saca un hilo.

Adaptación del patrón base.

Alterando y adaptando el patrón base puede diseñarse cualquier prenda. Las modificaciones pueden hacerse en un mismo patrón base o en otro nuevo, según sean sencillas o más aventuradas. En este último caso conviene hacer un nuevo patrón base para ver cómo sienta el nuevo diseño. Utiliza para ello una tela apropiada, que sea lo más semejante posible a la que desea emplear para la prenda definitiva  por ejemplo muselina para un vestido de tejido fino y suave, o percal grueso para abrigos o chaquetas.

Confección del patrón base a partir de una prenda ya confeccionada.

También puede obtenerse el patrón base a partir de una prenda disponible, descosiéndola y transfiriendo a papel las piezas del patrón, sin olvidar marcar las pinzas y dejando márgenes suficientes para las costuras.

Patrón base, espalda del canesúConfección de la espalda del canesú.

El primer paso consiste en tomar la medida de la altura del talle posterior desde la base del cuello hasta la cintura.

Añade 12.5 cm. Seguidamente, calcula la cuarta parte de su contorno de pecho y añade 5 cm.

Corta un rectángulo de percal de estas medidas alineando el hilo longitudinal de la tela con la línea central de la espalda.

.

 

Modo de hacer la espalda del canesú.

Patrón base, modo de hacer la espalda del canesú 11

Sujeta con alfileres el rectángulo de tela a la espalda del maniquí de modo que su parte superior quede 2.5 cm por encima de la base del cuello y uno de los lados largos coincida con la línea central posterior, como muestra la ilustración.

.

.

.

.

.

Patrón base, modo de hacer la espalda del canesú 22

Comprueba si el hilo transversal de la tela queda horizontal junto a la línea del hombro y sujeta la tela en esta parte con alfileres.

Clava más alfileres en la base del cuello y en la punta exterior del hombro.

Alisa la tela hacia el punto central del hombro y recoge el exceso en una pinza de unos 7.5 cm de longitud.

Ésta deberá quedar en la línea del hombro formando ángulo recto.

.

Patrón base, modo de hacer la espalda del canesú 33

Alisa la tela sobre la espalda del maniquí y clava alfileres a lo largo de la línea del costado hasta la cintura.

Recoge el sobrante de tela en la cintura formando una pinza situada en el centro de la distancia entre la línea central posterior y la del costado.

Esta pinza debe ser de 10 a 15 cm de longitud.

Si sigue sobrando tela junto a la sisa, recógela en la pinza del hombro.

.

.

Patrón base, modo de hacer la espalda del canesú 44

Dibuja una línea a lo largo de los bordes exteriores y a ambos lados de cada una de las pinzas.

Traza la línea de la sisa, recta desde el hombro y hasta la mitad de su altura y prosigue el dibujo en curva hasta unos 2.5 cm por debajo de la línea de sisa del maniquí.

Recorta el sobrante de tela dejando unos 2 cm de margen para costuras.

.

.

.

Patrón base, delantero del canesúConfección del delantero del canesú.

Toma la medida de tu altura de talle desde la base del cuello hasta la cintura y añade 17.5 cm.

Mide a continuación tu contorno de pecho, divide la cifra entre 4 y añade 10 cm.

Corta la tela a estas medidas como para la espalda.

Modo de hacer el delantero del canesú.

.

.

.

Patrón base, modo de hacer el delantero del canesú 11

Trabaja sobre la misma mitad del maniquí utilizada para la espalda del canesú.

Coloca el rectángulo de tela sobre el delantero del maniquí de modo que su parte superior quede 12.5 cm por encima de la base del cuello.


Clava alfileres a lo largo de .la línea central delantera y la base del cuello.

Recorta el exceso de tela alrededor de la base del cuello. Con el hilo transversal de la tela recto sobre el busto, clava ésta transversalmente a la altura del pecho.

Patrón base, modo de hacer el delantero del canesú 22

Recoge el exceso de tela situado entre la línea central y la costura del costado en una pinza en la cintura, a la mitad de la distancia entre el centro y la costura del costado.

Para que la pieza siente bien, la pinza deberá terminar de 2.5, a 4 cm por debajo de la punta del pecho.

.

.

.

.

Patrón base, modo de hacer el delantero del canesú 33

Alisa la tela del hombro, desde la sisa hasta la punta de éste.

Recoge el sobrante de tela en una pinza situada en el centro de la línea del hombro que deberá coincidir con la pinza de la espalda.

La del delantero debe terminar de 2, a 2.5 cm por encima de la punta del pecho para que la pieza siente bien en este punto.

.

.

.

Patrón base, modo de hacer el delantero del canesú 44

Marca las costuras y pinzas a bolígrafo.

Seguidamente, dibuja la sisa siguiendo con cuidado la forma del maniquí y curvando la línea para que encaje en la axila con la de la sisa de la espalda.

Recorta el sobrante de tela dejando un margen de 2 cm todo alrededor y corta las “uves” de correspondencia de las piezas, tanto en el delantero como en la espalda en las líneas de hombros y costados.

Recorta el sobrante de tela en la sisa para que ajuste bien en el maniquí.

.

Patrón base, maniquí ajustableEl maniquí.

El maniquí constituye una valiosa ayuda en la confección doméstica. Resulta imprescindible si quieres hacer tus propios patrones base a menos que cuentes con la ayuda de una amiga para probar directamente las diferentes piezas,

Existen diferentes tipos de maniquíes, que varían desde los fijos que se fabrican en diferentes tallas hasta los ajustables. Estos últimos pueden ser macizos con una unión central de donde puede graduarse en determinados puntos, o de malla plástica que se moldean presionándolos contra el cuerpo con lo que adquieren las medidas de la figura. La forma así obtenida debe cubrirse con una tela blanda para poder clavar alfileres en ella.

El mejor método, no obstante, de obtener una réplica perfecta de la propia figura consiste en adquirir un maniquí que se ajuste a sus medidas más pequeñas y rellenarlo después con capas de guata hasta obtener una copia exacta de tu cuerpo. El maniquí guateado debe recubrirse con tela suave y ligera que se coserá o pegará con cinta.

Maniquí ajustable.

Este tipo de maniquí puede alterarse en el pecho, la cintura y la cadera haciendo girar los botones.

Todos los artículos de Costura.

Artículos relacionados