DIY: clutch de fieltro bordado.

Buenos días pomelillos míos y feliz comienzo de vacaciones para los que las tengáis. Hoy vuelvo a la carga con un DIY de costura de esos que tanto me gustan (costura a mano y fieltro, la combinación perfecta). Un clutch es un bolso de mano, de tamaño pequeño o mediano, sin asas ni colgantes, que se puede lucir en cualquier ocasión, ya sea diariamente o en situaciones especiales y que realmente forma el complemento perfecto junto con tu outfit (del inglés: ropa, conjunto o vestimenta).

Como ya sabréis algunos, y si no lo recuerdo, trabajar el fieltro me encanta, es un tejido muy agradecido y fácil de manejar. Para realizar este bolso de mano he elegido un color gris marengo que suele combinar muy bien con otros colores y además, el toque del bordado le da un aire étnico que me encanta.

Para realizarlo, los materiales que vamos a necesitar son:

– Fieltro gris (pliego de 25×40 cm)
– Cremallera de 20 cm
– Hilos para bordar
– Hilo gris para coser
– Agujas
– Alfileres
– Lápiz o rotulador para marcar

Cogemos el pliego de 25×40 cm y lo doblamos por la mitad. Afianzamos con alfileres con cuidado de que coincidan los bordes. Marcamos con el rotulador los bordes para hacerlos redondeados y los recortamos. Podemos ayudarnos de un objeto redondo para marcar el contorno en las esquinas.

En el centro, marcamos y recortamos un rectángulo de 1,5×20 cm. Ahí es donde coseremos la cremallera.

Recortamos dos rectángulos pequeños de fieltro de 1×3 cm y de cosen al inicio y al final de la cremallera, justo como se ve en la imagen inferior.

Colocamos la cremallera en el rectángulo central, aseguramos con los alfileres y cosemos todo el contorno.

Ahora bordamos en una de las partes del clutch el motivo que más nos guste. Yo he elegido unas líneas y flechas, que le da un toque muy étnico.

Doblamos el bolso por la mitad, afianzamos con alfileres y cosemos todo el borde externo con hilo gris. Podéis elegir el tipo de puntada que más os guste. Al final, rematamos la costura y cortamos el hilo.

 

Nos quedará un bolso de mano muy bonito y muy ponible con cualquier trapillo. En él os podrá caber el móvil, el monedero, unos pañuelos de papel, el maquillaje y las llaves de casa sin ningún problema.

 

Espero que os haya gustado este tutorial y que os animéis a hacerlo, es muy sencillo y se pasa un rato muy divertido haciéndolo.

Artículos relacionados