DIY: cojín pera de tela.

¡¡Hola pomelillos!! Hoy estoy especialmente contenta porque os traígo un nuevo tutorial de costura donde os voy a enseñar cómo se hace un cojín de tela con forma de pera. Es muy muy fácil y queda genial adornando una habitación de niños o algún rincón romántico de nuestra casa.

Este cojín está hecho con tela 100% algodón, de color verde estampada con mariposas blancas, que compré en A.C. Moore cuando fui a Ithaca (NY). He elegido la forma de pera porque es una fruta que me encanta y porque están de moda en todas las partes junto con las piñas. Si queréis hacer una piña de amigurumi, os dejo el patrón gratis aquí.

Además, otros materiales que vamos a necesitar además de una tela bonita son:

– fieltro verde
– fieltro marrón
– un folio
– lápiz
– tijeras
– alfileres
– agujas e hilo
– guata sintética

Para hacer el patrón de la pera vamos a coger un folio y lo vamos a poner de forma apaisada. Lo doblamos por la mitad y con el lápiz, vamos a dibujar en la parte de arriba, medio círculo mediano y en la parte de abajo, medio círculo más grande. Después, con el lápiz vamos a unir los contornos de los círculos, dando al dibujo forma de media pera. Recortamos por la línea dibujada y abrimos el folio doblado. Ya tenemos nuestra plantilla, como veis en la foto de arriba, totalmente simétrica.

Para hacer la hoja y el rabillo de la pera he usado fieltro y lo he recortado sin ayuda de plantillas, más o menos a ojo, dibujando con lápiz directamente en el fieltro y recortando con la tijera.
A la hoja le he dejado un pequeño pico para poder coserlo a la tela.

Utilizamos la plantilla que hemos hecho para plasmarla sobre la parte revés de la tela, que la ponemos doble para recortar dos trozos. Marcamos con el lápiz y recortamos con las tijeras.

 

A la hoja vamos a bordarle los nervios. Yo lo he hecho con la máquina de coser con hilo de color verde.

Y al rabito le he cosido el contorno con punto festón, para que quede más rígido.

Cogemos la hoja y el rabito y lo fijamos con un alfiler (o los que necesitéis) a una de las dos partes de la tela por la parte del derecho, tal y como veis en la foto.

Colocamos la otra parte de tela encima, siempre uniendo derecho con derecho y las unimos con alfileres.

Cosemos todo el contorno de la tela a medio cm del borde, dejando una pequeña abertura de unos 5 cm en la parte de abajo.

Le damos la vuelta a la tela, sacando bien todos los bordes y esquinas y la planchamos. Os quedará una cosa como la que veis en la foto de abajo.

Rellenamos con guata sintética hasta que quede bien mullido y cerramos el hueco con puntada invisible.

 

Y así es como queda el cojín de tela con forma de pera. Bien bonito y blandito, muy decorativo. Espero que os haya gustado y que me dejéis comentarios sobre qué os parecido.

 

Os mando un beso soñador 🙂

Artículos relacionados