El arte de hacer marcos

Las molduras de made­ra sin acabar las podre­mos acabar nosotros mis­mos por diversos proce­dimientos, que van desde el encerado sencillo hasta los laqueados y dorados, con el patinado propio del material, pasando por los teñidos y la evidencia del veteado de la madera, con los flameados y los rellenados de poros con algún fondo de color,La elección de un marco adecuado para cada imagen no es fácil.

Pero si es más sencillo de lo que pueda parecer hacerse uno mismo el marco, una vez elegida la moldura oportuna, de las que hay muchas clases en el mercado y que se pueden adquirir a metros.

Si se tiene un óleo o un grabado no será ningún problema construir un marco que los encuadre. Existen en el mercado tiras de molduras que abarcan muchos acaba­dos, desde madera sin pulir, solamente perfila­da, hasta tallas con dora­dos y pátinas especiales.

Las molduras de made­ra sin acabar las podre­mos acabar nosotros mis­mos por diversos proce­dimientos, que van desde el encerado sencillo hasta los laqueados y dorados, con el patinado propio del material, pasando por los teñidos y la evidencia del veteado de la madera, con los flameados y los rellenados de poros con algún fondo de color, etc.

Para el montaje de un marco se tiene que elegir una superficie donde tra­bajar muy plana y grande, pues buena parte de la feliz y cabal unión de los elementos constitu­yentes del marco depen­derá de ello. Asimismo podremos com­binar dos o más molduras superpuestas, contrastan­do un tratamiento super­ficial liso con otro más complicado.

Para el montaje de un marco se tiene que elegir una superficie donde tra­bajar muy plana y grande, pues buena parte de la feliz y cabal unión de los elementos constitu­yentes del marco depen­derá de ello.

En el mo­mento de encolar los cuatro trozos de moldura entre si es condición in­dispensable que el marco descanse sobre una su­perficie perfectamente ho­rizontal, para que no se produzcan inflexiones en las partes componentes del rectángulo.

El arte de hacer cuadros 13Otra condición impor­tante para realizar un marco perfecto es el cor­te a inglete justo y exac­to. De nada serviría la primera condición si las uniones no fuesen perfec­tas y a 45°.

Para llevar a cabo este corte se requiere un útil denominado caja de in­gletes, que nos propor­cionará la precisión nece­saria, pues nunca el cor­te a mano libre nos daría, por más bien trazado que estuviera, la perfecta lí­nea de aserrado.

La moldura se coloca en el interior de la caja de ingletes (el cual de­berá tener la suficiente amplitud para acoger su anchura) y se calza con pequeñas cuñas de ma­dera para evitar que, du­rante la acción del aserra­do, se produzcan movi­mientos de la tira, lo que ocasionaría un corte im­perfecto (figura 1).

Para llevar a cabo este corte se requiere un útil denominado caja de in­gletes, que nos propor­cionará la precisión nece­saria, pues nunca el cor­te a mano libre nos daría, por más bien trazado que estuviera, la perfecta lí­nea de aserrado.Para el aserrado se em­pleará un serrucho de costilla y de dientes finos. Gracias a la costilla que mantiene recta la hoja del serrucho no se produci­rán inflexiones en dicha hoja.

Una vez aserrados los cuatro lados del marco tendrán que encolarse los cantos a tope. Es recomendable utilizar un adhesivo de dos compo­nentes del tipo rápido a las otras colas conven­cionales por dos razones: por la contundencia del encolado y por su rápido endurecimiento, que nos facilitará el trabajo.

En caso de que se emplee cola blanca, con­vendrá reforzar con es­quinas superpuestas la parte trasera del marco. Estas esquinas serán sim­plemente de tablero con­trachapeado cuyas aris­tas se habrán pulido cui­dadosamente. También convendrá remeter un poco los lados del trián­gulo de contrachapeado respecto a los lados del marco, para evitar que se advierta su presencia cuando el marco se cuelgue.

Con resina epóxida de dos componentes se pue­den encolar igualmente molduras que no sean de madera. Por ejemplo, pegar marcos con per­files metálicos de aluminio. Sin embargo, para reforzar la simple unión a tope de los exiguos can­tos del perfil de aluminio es recomendable emplear en los ángulos unas pla­quitas de refuerzo.Con resina epóxida de dos componentes se pue­den encolar igualmente molduras que no sean de madera. Por ejemplo, pegar marcos con per­files metálicos de aluminio. Sin embargo, para reforzar la simple unión a tope de los exiguos can­tos del perfil de aluminio es recomendable emplear en los ángulos unas pla­quitas de refuerzo.

Una vez se ha consegui­do hacer el marco, quedan aún unos puntos que con­viene tener en cuenta:

¿Cuáles son los cuadros que hay que colocar bajo cristal y cuáles son los que rechazan este tipo de protección?

En principio se pueden proteger con cristal toda clase de imágenes, ex­cepto los cuadros al óleo. Estas pinturas tienen su particularidad debido a las calidades de mezclas de color y de los relieves obtenidos con ellos, los cuales quedan desvirtua­dos si los recubre un cris­tal. Igualmente, los graba­dos al aguafuerte, si real­mente son auténticos y no copias, aunque estén muy bien hechas, tampo­co se deberían proteger con cristal al enmarcarlas, ya que éste no daría ocasión a poder distinguir con todo detalle el primor y finura de los trazos.

Los óleos no deben dejarse expuestos nunca bajo la luz directa del sol, ya que sus rayos ultra­violetas transforman los colores originales.¿Dónde y cómo hay que colgar un cuadro?

Los óleos no deben dejarse expuestos nunca bajo la luz directa del sol, ya que sus rayos ultra­violetas transforman los colores originales. Asi­mismo hay que evitar sus­pender un cuadro al óleo encima de cualquier ra­diador de calefacción, ya que es inevitable que las convecciones de aire caliente arrastrando pol­villo acaben enmugre­ciendo y oscureciendo el cuadro. Tampoco el ca­lor es algo que favorezca la pintura, pues la dese­ca demasiado y podría cuartearse cuando no deteriorarse, sin posibi­lidad de recuperación posterior.

Todos los cuadros de­ben colgarse en fijacio­nes firmes y estables en la pared. Los cuadros pesa­dos no pueden suspen­derse simplemente con clavos hincados de ace­ro. Es indispensable en este último caso proceder a un empotramiento de un sólido taco y compro­bar que, una vez asenta­do, resistirá el peso.

Después de haber determinado exactamente la longitud de la tira de moldura se corta a 45° me­diante la caja de ingletes. Debe retener­se bien la moldura durante el aserrado.Después de haber determinado exactamente la longitud de la tira de moldura se corta a 45° me­diante la caja de ingletes.
Debe retener­se bien la moldura durante el aserrado.

.

.

.

.

.

Una vez aserradas las cuatro ti­ras se procede al encolado de los ingletes a topa. Las uniones de­berán ser presionadas para que la cola actúe eficazmente.Una vez aserradas las cuatro tiras se procede al encolado de los ingletes a tope.
Las uniones deberán ser presionadas para que la cola actúe eficazmente.

.

.

.

.

.

Alrededor del marco ya encolado se anuda un doble encordelado, que se man­tendrá bien separado de la periferia del marco por medio de 8 taquillos, que se distribuyen 2 en cada esquina. La cuerda se tensa a voluntad con ayuda da la acción desarrollada por un torniquete, que comprime uniformemente el encorde­lado ya establecido a este fin.Alrededor del marco ya encolado se anuda un doble encordelado, que se mantendrá bien separado de la periferia del marco por medio de 8 taquillos, que se distribuyen 2 en cada esquina.
La cuerda se tensa a voluntad con ayuda da la acción desarrollada por un torniquete, que comprime uniformemente el encordelado ya establecido a este fin.

.

.

.

.

La cola que rezuma de las uniones se elimina mediante una esponja si se trata de cola blanca o con algodón empapado en alcohol si es una resina de dos componentes.La cola que rezuma de las uniones se elimina mediante una esponja si se trata de cola blanca o con algodón empapado en alcohol si es una resina de dos componentes.

.

.

.

.

.

.

Después de haberse secado o ca­talizado la cola, se pulen las unio­nes con lija de grano medio y fino hasta conseguir igualar las superficies y esquinas de las molduras.Después de haberse secado o ca­talizado la cola, se pulen las unio­nes con lija de grano medio y fino hasta conseguir igualar las superficies y esquinas de las molduras.

.

.

 

.

.

.

Para reforzar una esquina se atornillará un cartaboncillo hecho con tablero contrachapado. Esto, que es obligado en cuadros pesados, es también recomendable en los ligeros.Para reforzar una esquina se atornillará un cartaboncillo hecho con tablero contrachapado.
Esto, que es obligado en cuadros pesados, es también recomendable en los ligeros.

.

.

.

.

Para que la estampa o cuadro queden apretados contra el gal­ce se coloca un tablero o cartón duro, que puede retenerse mediante al­gunas puntas cónicas finas.Para que la estampa o cuadro queden apretados contra el gal­ce se coloca un tablero o cartón duro, que puede retenerse mediante al­gunas puntas cónicas finas.

.

.

.

.

.

Encolado de un marco a base de perfil de aluminio con ayuda de un apretador con acción doble angular. El metal se une con cola epóxida de dos componentes, la cual puede ser indistinta­mente de un tipo rápido (15 mi­nutos) o bien standard (24 horas). Un pequeño ángulo metálico constituirá un refuerzo suple­mentario para el encolado.Encolado de un marco a base de perfil de aluminio con ayuda de un apretador con acción doble angular.
El metal se une con cola epóxida de dos componentes, la cual puede ser indistinta­mente de un tipo rápido (15 mi­nutos) o bien standard (24 horas).
Un pequeño ángulo metálico constituirá un refuerzo suple­mentario para el encolado.
Un sistema de reforzar el simple encolado a tope as insertar una lengüeta triangular en el ángulo que forma la junta entre las dos molduras. Un trozo de contrachapado o de tablero de fibras servirá para el caso, tras haber practicado una entalla correspondiente a su grosor.Un sistema de reforzar el simple encolado a tope, es insertar una lengüeta triangular en el ángulo que forma la junta entre las dos molduras.
Un trozo de contrachapado o de tablero de fibras servirá para el caso, tras haber practicado una entalla correspondiente a su grosor.

.

.

Muestras de secciones de molduras corrientes en el mercado. Se elegirá el perfil más idóneo para lo que se pretende enmarcar.Muestras de secciones de molduras corrientes en el mercado.
Se elegirá el perfil más idóneo para lo que se pretende enmarcar.

Acerca de richar3000 (686 artículos)
trucos y manualidades