Elemento auxiliar: las asnillas o caballetes.

Serán útiles en toda vivienda para tener un tablero apoyado definitivamente sobre ellas como mesa de trabajo, de dibujo, incluso de comedor, o bien para un caso eventual, en que conviene improvisar rápidamente una superficie, una mesa, un andamio {para pintar en el techo con más seguridad que en una escalera, por ejemplo). Hay asnillas que pueden plegarse o desmontarse para que ocupen menos espacio cuando no se utilizan.Elemento auxiliar: las asnillas o caballetes.

Asnillas o caballetes. Serán útiles en toda vivienda para tener un tablero apoyado definitivamente sobre ellas como mesa de trabajo, de dibujo, incluso de comedor, o bien para un caso eventual, en que conviene improvisar rápidamente una superficie, una mesa, un andamio {para pintar en el techo con más seguridad que en una escalera, por ejemplo).

Hay asnillas que pueden plegarse o desmontarse para que ocupen menos espacio cuando no se utilizan.

Las asnillas, denominadas también caballetes, consti­tuyen un valioso elemento auxiliar como base de un tablero sólido o de una serie de tablas o tablones para formar una superficie de tra­bajo rápida y eficiente cuan­do se requiere.

Con independencia de es­ta función auxiliar o even­tual, unas asnillas y un table­ro, de la medida necesaria, sirven para instalar una mesa de dibujo, de trabajo e inclu­so de comedor, que perma­nezca de manera estable en una habitación y permita trasladarla de sitio o de ha­bitación.Con independencia de es­ta función auxiliar o even­tual, unas asnillas y un table­ro, de la medida necesaria, sirven para instalar una mesa de dibujo, de trabajo e inclu­so de comedor, que perma­nezca de manera estable en una habitación y permita trasladarla de sitio o de ha­bitación.

Existen muchos tipos de caballetes, pese a que todos tienen por objeto principal facilitar una base de susten­tación para una superficie plana. Los hay plegables, como el que se esquematiza en el dibujo de la derecha; fijos, como el que se repre­senta abajo, a la izquierda, y graduables en altura, como el que encabeza este artículo o el dibujado en la parte in­ferior derecha.

En principio, todos ellos cumplen de ma­nera satisfactoria su misión, pero hay que convenir que los caballetes fijos, con todos sus elementos sólidamente ensamblados y encolados, ofrecen mayor estabilidad y seguridad que aquellos otros que los tienen articulados o graduables, por las franqui­cias mínimas que deben de­jarse para desplegarlos.

Preferiblemente los caba­lletes se construirán con madera de pino, que tiene suficiente resistencia y al propio tiempo es elástica y no muy dura, lo que dificul­taría el labrado para los en­sambles. Las uniones reco­mendadas son las cajas y espigas, o bien los solapados a media madera con un re­fuerzo del ensamblado, me­diante dos o más clavijas, que atraviesan totalmente los maderos que se unen. Para una mayor seguridad en las uniones encoladas es pre­ferible asimismo utilizar un adhesivo tipo epóxido de dos componentes.

Con las cotas indicadas en los bocetos, un bricolador podrá hacerse cualquiera de estos tipos de asnillas, con algún perfeccionamiento o cambio de medidas.Preferiblemente los caba­lletes se construirán con madera de pino, que tiene suficiente resistencia y al propio tiempo es elástica y no muy dura, lo que dificul­taría el labrado para los en­sambles. Las uniones reco­mendadas son las cajas y espigas, o bien los solapados a media madera con un re­fuerzo del ensamblado, me­diante dos o más clavijas, que atraviesan totalmente los maderos que se unen. Para una mayor seguridad en las uniones encoladas es pre­ferible asimismo utilizar un adhesivo tipo epóxido de dos componentes.

Preferiblemente los caba­lletes se construirán con madera de pino, que tiene suficiente resistencia y al propio tiempo es elástica y no muy dura, lo que dificul­taría el labrado para los en­sambles. Las uniones reco­mendadas son las cajas y espigas, o bien los solapados a media madera con un re­fuerzo del ensamblado, me­diante dos o más clavijas, que atraviesan totalmente los maderos que se unen. Para una mayor seguridad en las uniones encoladas es pre­ferible asimismo utilizar un adhesivo tipo epóxido de dos componentes.