Forros y entretelas cómo se colocan

El forro sirve para perfeccionar el interior de la prenda ocultando sus costuras.

También el forro contribuye a hacer la prenda más duradera porque impide que la tela se deforme. Tiene por consiguiente, particular importancia a la hora de confeccionar prendas con materiales elásticos o de punto y artículos o partes de ellos, muy expuestos al desgaste.

La mayor parte de las prendas de invierno como abrigos y chaquetas  suelen ir forradas, no sólo para esconder las costuras, sino también para impedir que la ropa que se lleva debajo se roce con ellas.

Los forros pueden hacerse durante el proceso de confección de la prenda, o independientemente de ella y coserse después. Se obtienen mejores resultados forrando los bordes de la prenda con una vista de tela y cosiendo después el forro a ésta. No obstante, si deseas coser un forro directamente sobre un borde (revistiendo la prenda con el forro), los bordes de la prenda deben dejarse sin rematar.

Las condiciones ideales de las telas para forro es que sean flexibles y resbaladizas. Los tejidos que se emplean más comúnmente son imitaciones de seda tales como crep sintético y tafetán. Conviene considerar  a la hora de elegir una tela para forro, su peso en relación con el de la prenda y sus requisitos de lavado.

Armado del forro.

Corta las piezas del forro por los mismos patrones de la prenda, pero omitiendo las correspondientes a las partes que vayan sin forrar como cuellos, puños y vistas. Las prendas con pliegues o frunces no precisan necesariamente que el forro vaya fruncido o plisado, pero sí que tenga la amplitud necesaria para que resulte holgado y permita el movimiento. No olvides transferir todas las marcas sobre la tela de forro y efectuar en ellas todas las posibles alteraciones.

Costura del dobladillo del forro.

En faldas y vestidos, el dobladillo del forro debe efectuarse independientemente del de la prenda. Una vez dobladillado el forro, cose el bajo de ésta por el procedimiento más conveniente. Los forros de chaquetas y algunos abrigos se dobladillan sobre la prenda a puntadas invisibles una vez cosido el bajo de ésta. 

Modo de dobladillar el forro.

Dobladillo del forro 11. 

Vuelve la prenda al revés y dobla hacia atrás el exceso de la tela del forro en el bajo de éste, de modo que su dobladillo quede 2,5 cm por encima del de la prenda. 

.

.

.

.

.

.

Dobladillo del forro 22.

Prende el dobladillo del forro en la posición definitiva, embebiendo el posible sobrante  en el borde cortado.

Hilvana procurando no pinchar la tela de la prenda.

Cose a continuación, con un pespunte de máquina.

.

.

.

.

Dobladillo del forro 33.

Si deseas asegurar el forro a la prenda en las costuras laterales, debes hacer unos grupos de vueltas de hilo y refuerza éstas cubriéndolas a festón.

Modo de forrar una prenda.

El forro debe hacerse del tamaño exacto de la prenda, excepto en los detalles tales como pliegues y frunces, y encajar en ella sin producir arrugas ni tiranteces.

Armado del forro.

Arma por separado el canesú y la espalda del forro y deja sin coser los dobladillos. Abre todas las costuras con la plancha y plancha las pinzas en dirección opuesta a las de la prenda. Vuelve el forro del revés y colócalo en un maniquí, si dispones de uno.

Colocación del forro del canesú.

Coloca el forro del canesú preparado sobre la prenda encarando los reveses de ambas partes. Préndelo en la posición correcta (Figura. 1), haciendo coincidir las costuras de los hombros, costados, delantera y posterior y todas las pinzas y demás líneas de la hechura. Hilvana el forro a los márgenes de las costuras de la prenda en la cintura y las sisas.

Recorta el escote con objeto de que el forro monte solamente 2 cm sobre la vista. Dobla el borde del escote del forro hacia el interior e hilvánalo a la vista de la prenda (Figura. 2). Sigue el mismo procedimiento en las sisas. Si la prenda lleva mangas, no remetas los bordes en las sisas.

Forro del canesú 11.

Prendido del forro del canesú a la prenda.

.

.

.

.

.

.

.

Forro del canesú 22.

Hilvanado del forro a la vista de la tela del escote.

Colocación del forro de la falda y de la cremallera.

 Coloca el forro de la falda sobre la parte correspondiente de la prenda, ligeramente más arriba de la línea de costura de la cinturilla.

Deja 4 cm a cada lado de la cremallera para remeter. Dobla el forro del canesú sobre el de la falda en la línea de costura de la cintura, préndelo y cóselo seguidamente a puntadas invisibles.

Si deseas forrar solamente la falda, fija el forro a la cintura de la falda antes de coser la cinturilla. Dobla hacia atrás los márgenes dejados a los lados de la cremallera y cóselos después a las cintas.

Forro de la falda y cremallera 11.

Prendido del forro de la falda a la cintura de la prenda.

.

.

.

.

.

.

.

Forro de la falda y cremallera 22.

Remetido del borde de la tela antes de coser la cremallera.

Colocación del forro de una manga.

El forro de las mangas se coloca una vez forrado el cuerpo de la prenda. En algunos casos no es necesario forrar las mangas, aunque sí lo es para el resto de la prenda. En las mangas cortas, el forro y la tela exterior pueden coserse a la vez para formar el borde de la manga, pero en las largas es preciso remeter y coser el forro sobre la vuelta del puño.

Confección de un forro para manga corta A.

Haz una manga de tela de forro, idéntica a la manga de la prenda. Deja sus bordes sin rematar. Vuelve la prenda del derecho y coloca el forro sobre manga. Asegúrate de hacer coincidir cada forro con su manga  colocando los derechos de la manga y el forro, cose alrededor del bajo de la manga. 

Plancha el pespunte y tira a continuación del forro por el interior de la manga. Enrolla ligeramente hacia adentro el borde del bajo de la manga, sujétalo con un hilván en esa posición y pláncha­lo. Vuelve la prenda del revés e hilvanas el forro a la sisa de la manga comenzando en la parte inferior (Figura. 1). Haz coincidir todas las marcas de correspondencia  embebe de modo uniforme el exceso de tela y cose a puntadas invisibles (Figura. 2).

Forro manga corta 11.

Prendido de la parte superior del forro de la manga al canesú.

.

.

.

.

.

.

Forro manga corta 22.

Prendido del dobladillo del forro de modo que monte encima del borde cortado de la vista.

Confección de un forro para manga larga B.

Haz las mangas del forro de idéntico modo a las de la prenda. Con la prenda vuelta del revés, introduces el forro en la manga, encarando los reveses de ambas partes. Asegúrate de hacer coincidir cada forro con su manga. Prende el forro en las partes superior e inferior como para la manga corta.

Sujeta con alfileres un pequeño pliegue todo alrededor de la manga por debajo del codo  (Figura. 1). Prende por debajo del borde del puño, del forro para que monte 1,3 cm del borde de la vista (Figura. 2). Cose el borde con puntadas invisibles y retira seguidamente los alfileres del pliegue para dejar caer la tela. Vuelve la prenda y la manga del derecho.

Forro manga larga 11.

Sujeción de un pliegue alrededor de la manga, por debajo del codo antes de coser el puño.

.

.

.

.

.

.

Forro manga larga 22.

Costura invisible del forro en la vista de la manga.

Entretelas.

La entretela es una pieza adicional de tela que se coloca entre la prenda y el forro para reforzar y dar más cuerpo y consistencia a las partes vistas de la prenda, preservando su forma y proporcionándole un acabado de líneas más acentuadas.

.

.

Forro y entretelas 1Cinturilla armada y reforzada con entretela.

Los patrones comprados incluyen instrucciones para el entretelado de las prendas.

Si trabajas con un patrón propio, deberás considerar la posibilidad de emplear entretela en las partes vistas que precisen refuerzo, como cuellos, puños, tirillas de ojales y solapas.

.

.

.

Forro y entretelas 2Recorte de la entretela de un bolsillo para reducir el abultamiento.

La elección del tipo de entretela depende de la tela y del tipo de prenda. Jamás debe adquirirse una calidad más gruesa que el tejido de ésta. Las entretelas se fabrican en muy diversos pesos y grados de consistencia, y pueden ser de tela o de papel. Aparte del tipo corriente, puedes adquirir entretela termoadhesiva que se aplica a la tela mediante el calor de la plancha.

Allí donde las entretelas requieran costuras deberás emplear una técnica especifica y recortar después los márgenes al mínimo para reducir abultamientos innecesarios.

.

Tabla de entretelas.

Material Color Aplicaciones Características
Percal crudo Crudo Chaquetas abrigos, tejidos abiertos. Añade consistencia sin endurecer Lavable, limpieza en seco, Moja antes de colocar
Batista Blanco Vestidos y blusas finos Lavable. Moja antes de colocar
Lienzo de consistencia media Beige Solapas, delanteros de abrigos y chaquetas gruesas Lavable. Moja antes de colocar
Linón Blanco o de color Vestidos y blusas de algodón y lavables Limpieza en seco
Termoadhesiva Blanco Para dar consistencia en pequeños detalles; cuellos, puños, tapas de bolsillos. Inadecuada para seda natural Lavable, limpieza en seco
Vilene Blanco Algodones finos, sedas livianas, tejidos que no admiten plancha Lavable, limpieza en seco

Todos los artículos de Costura.