Gemelos de madera y cobre

Gemelos de madera y cobre.

De la combinación de maderas duras con metales resultan super­ficies de gran belleza. Hay que ele­gir un metal cuyo color combine con el de la madera. El latón con el roble da un buen resultado; la combinación de la teca y la plata también queda muy bonita, o bien de cobre y caoba, tal como se hace en este caso. Sin duda, cualquier carpintero no tendrá ningún incon­veniente en que se busque el mate­rial entre los trozos de madera so­brantes; cuando la cantidad reque­rida para la fabricación de una joya es tan pequeña como ésta, se suele obtener gratis.

Preparación de los materiales.

Corta la lámina de cobre ha­ciendo las tiras necesarias que se han de colocar entre las rodajas de madera. Aquéllas deben ser algo más largas que las de madera (después se cortarán a ras).

Ensamblaje de los gemelos.

Lima con todo cuidado las tiras de metal por ambas caras; de esta forma la cola se pegará más fácil­mente. Prepara la cola según las ins­trucciones del prospecto, y la aplicas en ambas caras de las tiras metálicas. Ensambla alternativa­mente los pedazos de madera y los de metal.

Asegúrate de que todos los trozos de madera están en con­tacto con la superficie limada. Las irregularidades pueden ser elimina­das con la lima, mientras una de las caras quede lisa. Cuando la cola empiece a solidificarse, coloca el bloque en el tornillo de banco y de­ja que se seque a presión.

Hay que dejar pasar el tiempo suficiente para que la cola se seque. Después, limar el bloque (3) y pulir todas las caras con papel de lija. Córtalo por la mitad para obtener así los dos gemelos.

Los cierres.

Los cierres que se venden en los comercios sirven perfectamente y son fáciles de pegar. Prepara otra porción de cola, y aplicar una pequeña cantidad de ésta en la cara posterior de cada cierre y la cantidad correspondien­te en la cara posterior de cada blo­que de madera. Seguidamente jun­tar bloque y cierre apretando fuer­temente (6).

Una pequeña cantidad de aceite de teca hará resaltar el grano de la madera y, por tanto, aumentará el contraste con el cobre.

Con la misma técnica de combi­nación de madera y metal se pue­de realizar toda clase de broches y colgantes. También en estos casos se procederá al encolado de los cierres por la parte posterior de dichos objetos.

Fotos y consejos.

1 Lima la madera y asegúrate de que lados y esquinas quedan para­lelos y de grosor uniforme.1 Lima la madera y asegúrate de que lados y esquinas quedan para­lelos y de grosor uniforme.

 

 

 

 

 

 

 

2 Marca unas paralelas cualesquiera en la madera y córtalas a láminas. Los cortes deben ser rectos.2 Marca unas paralelas cualesquiera en la madera y córtalas a láminas. Los cortes deben ser rectos.

 

 

 

 

 

 

 

3 Marca el cobre y cortarlo en tantas tiras como se necesiten para colo­carlas entre los pedazos de madera.3 Marca el cobre y cortarlo en tantas tiras como se necesiten para colo­carlas entre los pedazos de madera.

 

 

 

 

 

 

 

4 Pega la madera y el cobre, y, cuan­do la cola esté seca, lima el bloque así obtenido.4 Pega la madera y el cobre, y, cuan­do la cola esté seca, lima el bloque así obtenido.

 

 

 

 

 

 

 

5 Corta el bloque en dos a través de las tiras de metal. Lima y pule los dos pedazos.5 Corta el bloque en dos a través de las tiras de metal. Lima y pule los dos pedazos.

 

 

 

 

 

 

 

6 Pega los cierres en la parte pos­terior de cada gemelo con cola de secado rápido.6 Pega los cierres en la parte pos­terior de cada gemelo con cola de secado rápido.

Material necesario:

Un pedazo de madera dura de 30 x 30 x 10 mm.

Lámina de cobre. Cierres para gemelos. Tornillo de banco. Hojas de sierra 3/0.

Sierra para metales pequeña. Arco de marquetería.

Lima.

Papel de lija fino. Cola.