Ideas básicas para la construcción de un belén. Manualidades navideñas

Técnicas e ideas básicas para la construcción de un belén.

Con erróneo criterio se ha pretendido estable­cer categorías de Nacimientos…, ya que su calidad depende de las aptitudes de quien los construye (Dr. Herranz). Es indudable que muchos aficionados se ven frenados en su deseo de construir un belén por haber admirado con anterioridad algunos de los monumentales belenes existentes. Pero si cada aficionado hace su propio belén, es se­guro que obtendrá algo digno de ver. Así se iniciaron grandes belenistas.

España, Italia, el sur de Francia y toda la Américalatina se caracterizan por su amplia gama de belenes populares. Técnica para hacer belenesEspaña, Italia, el sur de Francia y toda la Américalatina se caracterizan por su amplia gama de belenes populares. Posiblemente uno de los más ingenuos sea el provenzal –del Midi francés-, en el que se combinan las figuras bíblicas con personajes de la región muy conocidos. Acompañado a estas líneas pueden verse a Gevé y a Louise (pareja de ancianos famosos por su longevidad en el barrio portuario de Marsella) afanándose por ir a adorar el Niño.

El tamaño.

El aficionado debe saber ante todo dónde va a colocar su belén, ya que ello le dará idea de las medi­das que habrá de tener la base. Esta debe ser sensible­mente cuadrada y estar for­mada por tablas unidas entre sí.

Superficies de 50 cm de lado permiten obtener verda­deras maravillas. Con una profundidad de 1 metro se puede lograr una perfecta realidad en lo que respecta a la perspectiva del paisaje, y se considera que para un belén casero una profundi­dad óptima puede ser la de 1,30 m.

Las figuras.

Las figuritas de plástico son muy adecua­das para los belenes infanti­les, pero un belén de «ma­yores» requiere figuras de barro cocido. Evidentemente estas últimas resultan más caras, pero el gasto queda compensado de sobra. Es recomendable que el tamaño de las figuras no sobrepase los 8 cm de altura.

No se descartan en modo alguno las figuras de pasta de madera, de estilo más moderno, con sus simpáti­cas caritas, muy aptas para según qué portales y siem­pre que el entorno concuerde con el estilo de las figuras. La primera vez que se construya un belén, gástese casi todo el presupuesto en el Nacimiento: el mejor de acuerdo con las posibilidades. Lléve­se a cabo la elección obser­vando los detalles de acaba­do de manos, ojos, boca, pliegues de la ropa, etc., de las figuras.

Cuando se vaya a comprarlas, es convenien­te llevar consigo la cinta mé­trica, ya que siempre pare­cen más pequeñas que cuan­do están colocadas en el belén. Sólo cuando éste se encuentre ya en fase avan­zada de construcción se ad­quieren 2 ó 3 figuras más, según se necesiten. Si cada año se añade alguna nueva figura, con un máximo de 10 pueden combinarse estu­pendos belenes. En este sen­tido es histórico un belén del padre José M. ª de Verá que contenía una sola y única fi­gura, además del Nacimiento.

Materiales que pueden triturarse con suma facilidad, tales como papel, esponja, Técnica para hacer belenes 1Materiales que pueden triturarse con suma facilidad, tales como papel, esponja, etcétera, el serrín coloreado y el alambre de cobre por su maleabilidad, además de un mínimo de herramientas, permiten obtener adornos para los belenes,

Para el debutante, es re­comendable inspirarse en paisajes que conozca o que plasme fotografías de cons­trucciones, No se debe temer a la perspectiva; la observa­ción de un paisaje permite ver que todas las líneas con­vergen en un punto, llamado punto de fuga. Imitando a la realidad, una buena ayuda consiste en clavar un clavo en el centro del fondo de la base, y desde éste tender hilos que servirán de guía durante la construcción y que serán retirados a medida que ésta avance (1).

Técnica para hacer belenes 2. Como en la realidad, el paisaje tendrá un primer término, un segundo plano y un fondo aparte del cielo.Como en la realidad el paisaje tendrá un primer término, un segundo plano y un fondo aparte del cielo.

En el belén, el primer término de­be ocupar aproximadamente algo menos de la mitad de la profundidad; los detalles de rocas, árboles, construccio­nes, etc., deben ser acusa­dos,

Empléense troncos y piedras verdaderos, unidos con yeso. Los colores serán puros, variados e intensos.

Los segundos términos tendrán ya menos detalles, colores emborrachados y menos intensos. 

.

Los segundos términos tendrán ya menos detalles, colores emborrachados y menos intensos. Técnica para hacer belenes 3Finalmente, los fondos no tendrán deta­lles, sus formas serán redon­deadas y monocolores (gri­sáceos, azulados o verdosos); deben evitarse sobre manera las aristas y las pun­tas vivas. Naturalmente, la pérdida de detalle y de color será gradual.

Las montañas y peñas se trabajan con arpillera empa­pada en yeso de escayola y colocada sobre soportes que se hacen con listones de ma­dera y que se agarran a la base con los pegotes de yeso ya mencionados.

Las monta­ñas del fondo se alisan y re­dondean a mano -con los dedos- mientras el yeso fragua y las peñas y rocas se trabajan con un punzón o útil cualquiera, rayándolas más o menos fuertemente según la perspectiva deseada.

Se obtienen chumberas de gran realismo enhebrando semillas de calabaza sobre un armazón de alambre de cobre. Técnica para hacer belenes 7Se obtienen chumberas de gran realismo enhebrando semillas de calabaza sobre un armazón de alambre de cobre.

Las construcciones se hacen rayando planchas de aglomerado de corcho o de yeso, de tal modo que se imite el ladrillo o las piedras. La plancha de yeso se realiza conforme se indica en las fotografías anexas.

En los belenes no se exige gran pureza de colores; mez­clando 6 u 8 que servirán de base, se obtiene una gama muy aceptable. El yeso se prepara con dos manos de cola de conejo, dejando pa­sar unas 6 horas entre ambas manos. Luego ya puede pin­tarse con anilinas al agua, teniendo en cuenta el prepa­rar los colores con un tono algo más fuerte que el que deberán tener una vez secos, pues entonces el tono baja un tanto.

La operación del paso del alambre se facilita si se corta un trocito de cada extremo de la semilla. Técnica para hacer belenes 4La operación del paso del alambre se facilita si se corta un trocito de cada extremo de la semilla.

Las construccio­nes realizadas sobre plancha de aglomerado de corcho pueden pintarse al óleo o con esmaltes, cuidando siem­pre de darles una mano de barniz mate.

Como norma, evítense siempre los acaba­dos brillantes. La cola de conejo y las anilinas al agua se adquieren en cualquier droguería y estas últimas presentan la ventaja de su fácil preparación, ya que pueden mezclarse sin difi­cultad, o hacerlas más o me­nos claras a voluntad, según la cantidad de agua que se añada; cualquier brocha es válida para su uso. Procúre­se que abunden los ocres, marrones y verdes.

La forma más sencilla de pasar el alambre es pasar primero un aguja, de esta forma estás haciendo camino para pasar el alambre sin dificultad. Técnica para hacer belenes 5La forma más sencilla de pasar el alambre es pasar primero un aguja, de esta forma estás haciendo camino para pasar el alambre sin dificultad.

Finalmente, los cielos de­ben ser semicirculares, cu­briendo enteramente los laterales y con altura sufi­ciente para que no se vea el final a través de la mirilla. Se hacen (si no se quieren comprar) con papel continuo de embalaje pintado al tem­ple y aclarando el color hacia los bajos. Evítense cuidado­samente las arrugas. Una ba­tería de bombillas colocadas entre el cielo y las montañas de fondo proporciona un efecto de profundidad en verdad magnífico. Las bom­billas deben ser opalinas o esmeriladas, siendo reco­mendables las de 15 vatios colocados de forma que la iluminación sea regular.

Después se les da la inclinación apetecida y por último se pintan de color verde. Técnica para hacer belenes 6Después se les da la inclinación apetecida y por último se pintan de color verde.

Los árboles.

Los árboles del primer término pueden hacerse con sarmientos, so­bre los que se coloca cier­ta cantidad de ramaje pro­visto de hojas, en especial de carrasco, que es óptimo. por su forma y tamaño. 

.

.

.

.

Las ramas altas pueden reali­zarse conforme se indica en el dibujo 2 A. Técnica para hacer belenes 8Las ramas altas pueden reali­zarse conforme se indica en el dibujo 2 A.

Es un trabajo entretenido, pero nada difícil y de gran efectividad, máxi­me si el árbol se completa con raíces hechas con cor­del empapado en yeso.

Otra manera de conseguir árboles consiste en atar unos cuan­tos troncos mediante una venda o gasa empapada en yeso, que al ser retocada con un útil punzante dará las rugosidades del tronco (2 B). 

.

.

Los finos hilos de los conductores eléc­tricos, sumergidos en cola e inmediata­mente inmersos en un "material adecua­do y triturado, dan gran variedad de árboles y arbustos. Técnica para hacer belenes 9Los finos hilos de los conductores eléc­tricos sumergidos en cola, e inmediata­mente inmersos en un material adecua­do y triturado, dan gran variedad de árboles y arbustos.

Troncos de romero añoso con una copa de líquenes son olivos milenarios.

Un es­belto ciprés se hace con uno o varios terminales de caña bien empapados en lechada clara de yeso de escayola y mantenidos hacia abajo has­ta que se sequen. 

.

.

Hojas de pino clavadas en las orillas de lagos o ríos son auténti­cos juncos. Técnica para hacer belenes 10Hojas de pino clavadas en las orillas de lagos o ríos son auténti­cos juncos. Úsese esponja natural teñida para los pinos del segundo término.

Una ra­mita con un mínimo de algodón teñido es un gran ár­bol de los últimos términos.

Hágase un minúsculo confeti cortando con las tije­ras papel de seda blanco o rosa pálido; sumérjase en cola clara y transparente un tronco formado por ramas de romero o de tomillo y sa­cúdase para quitar el so­brante de cola. Déjese caer ahora una copiosa nevada de confeti sobre el tronco y se obtendrá el más bello de los almendros en flor. 

.

Este último procedimiento, sumergir en cola el tronco sirve igualmente si en vez de ramas se utiliza conductor eléctrico; el aislante del con­ductor forma el tronco y los finos hilos, convenientemen­te colocados y empapados de cola sirven de base para el ramaje. Técnica para hacer belenes 11Este último procedimiento, sumergir en cola el tronco sirve igualmente si en vez de ramas se utiliza conductor eléctrico; el aislante del con­ductor forma el tronco y los finos hilos, convenientemen­te colocados y empapados de cola sirven de base para el ramaje.

Este procedi­miento es muy útil para árbo­les de pequeño tamaño y no sólo es válido para los bele­nistas, sino incluso para los maquetistas de ferrocarriles en miniatura.

Para las copas puede entonces utilizarse una gran variedad de mate­riales, tales como serrín co­loreado, papel minúscula­mente cortado, esponja des­menuzada (natural o de po­liuretano), etc. En las fotogra­fías que acompañan este texto se esquematiza el pro­ceso.

Un cono de cartulina y alambre retorcido imitan un ciprés. Técnica para hacer belenes 12Un cono de cartulina y alambre retorcido imitan un ciprés.

El agua y el fuego.

El fue­go y la brasa se consiguen con el montaje del dibujo 3, prestando particular aten­ción al hecho de que el papel de fumar que se arrolla so­bre el extremo de un tron­quito sobresalga unos 2 ó 3 mm: al ser atravesado por la luz roja, proporciona un efecto verdaderamente real de estar consumiéndose. Si esta lumbre se remata con una olla de fondo ahuma­do, el efecto es óptimo. 

.

.

Por lo que respecta al agua, no hay un verdadero acuer­do entre los belenistas, exis­tiendo dos grandes tenden­cias: Técnica para hacer belenes 21Por lo que respecta al agua, no hay un verdadero acuer­do entre los belenistas, exis­tiendo dos grandes tenden­cias:

La de representarla y la de emplearla. Para repre­sentarla en forma de lagos o ríos, síganse las indicacio­nes de montaje del dibujo 4, cuidando que la superficie de contacto orillas-cristal sea completamente plana.

El cauce del río se decora con colores azulados y, una vez seca la pintura, se es­parcen escamas de bórax (que se adquieren en las droguerías). Sobre el cristal se dan toques de barniz bri­llante transparente. 

.

En pe­queñas superficies -fuentes o charcos-, el pegamento universal transparente de un sólo componente, echado de una única vez, pero con gran cuidado para que no se for­men burbujas, da también un agua muy real. Toques de barniz brillante imitan las piedras mojadas (5). Técnica para hacer belenes 22En pe­queñas superficies -fuentes o charcos-, el pegamento universal transparente de un sólo componente, echado de una única vez, pero con gran cuidado para que no se for­men burbujas, da también un agua muy real. Toques de barniz brillante imitan las piedras mojadas (5).

Si se desea agua real, pue­de recurrirse a dos proce­dimientos: al de un circuito cerrado o conectar la insta­lación a un grifo cercano.

En ambos casos conviene confeccionar un cauce de ce­mento portland y realizar al­guna prueba antes de la puesta en marcha, en evita­ción de posteriores disgustos.

.

Dos de los modelos de bombas de agua que se citan en el texto para conseguir efectos de agua natural. Técnica para hacer belenes 23Dos de los modelos de bombas de agua que se citan en el texto para conseguir efectos de agua natural.

El montaje en circuito cerrado se realiza mediante pequeñas bombas de agua que se encuentran con re­lativa facilidad en los comer­cios de maquetismo; funcio­nan a bajo voltaje y elevan el agua alrededor de unos 5 cm.

Por ello, los caudales de agua quedan limitados a la capacidad de estas maqui­nitas, siendo recomendable su empleo cuando se trate de fuentes, riachuelos, etc., sin grandes pendientes, puesto que las bombas no tienen tiempo de recuperar el caudal vertido.

Si se emplea un grifo más o menos cercano, pueden entonces representarse cau­dales más voluminosos, cas­cadas, etc., con mayores pendientes. Técnica para hacer belenes 24Si se emplea un grifo más o menos cercano, pueden entonces representarse cau­dales más voluminosos, cas­cadas, etc., con mayores pendientes.

De todas formas, y cualquiera que sea el sis­tema empleado (6 y 7), sí son necesarias dos premisas: una instalación realizada con meticulosidad y que el desagüe del cauce sea de caudal superior al de entra­da. 

.

.

.

También es recomenda­ble que al inicio del cauce exista una cazoleta que sirva de «pulmón» del agua y que al propio tiempo permita ocultar las tuberías. Técnica para hacer belenes 25También es recomenda­ble que al inicio del cauce exista una cazoleta que sirva de «pulmón» del agua y que al propio tiempo permita ocultar las tuberías.

Los detalles.

Un haz de leña, un hatillo con enseres, unas alforjas, son aquellos utensilios que dan auten­ticidad a la escena y que constituyen el verdadero acabado.

Las ánforas, platos, ollas y enseres en general se hacen moldeando trocitos de yeso, barro de escultor o pasta de madera. Las herramientas (tales como hazadas, hoces etcétera), con chapita de ho­jalata, cinc o plomo (peque­ños plomos de pesca aplas­tados) a las que se acopla una astillita que forma el mango. Si tienen que estar oxidados, sumérjanse en clorhídrico comercial y déjense secar.

Para imitar la brasa de los troncos que se consumen en el fuego basta adherir en el extremo de cada tronco una vuelta de papel de fumar. Técnica para hacer belenes 14Para imitar la brasa de los troncos que se consumen en el fuego basta adherir en el extremo de cada tronco una vuelta de papel de fumar.

Las hogazas de pan, frutas y productos de huerta son fá­ciles de hacer con una pasta que se amasa con los dedos y está compuesta por miga de pan humedecida con vi­nagre.

Igualmente puede emplearse pan inglés mez­clado con cola blanca de pa­pelería en la proporción de 2 rebanadas (sólo la miga) por 2 cucharadas de cola y 2 ó 3 gotas de glicerina. Mol­déese la fruta deseada y, ya seca, píntese al óleo o acua­rela, terminando con una mano de barniz brillante.

Luego se recorta de modo que sobresalga unos 2 o 3 mm. Técnica para hacer belenes 15Luego se recorta de modo que sobresalga unos 2 o 3 mm.

Las cestas, canastas y al­forjas pueden hacerse de ganchillo, endureciéndolas y coloreándolas simplemen­te con una mano de barniz.

Colocación de las figuras.

El belenista Roig Clotet dijo en cierta ocasión una frase que comprendía la forma en que deben colocarse las figuras: Que los pastores dejen tranquilo al Niño que está durmiendo. En efecto, es conveniente ser parco -casi avaro- en las figuras. 

.

Dispuestos según el dibujo anexo, y al atravesar la luz roja el papel de fumar, el efecto es verdaderamente real. Técnica para hacer belenes 16Dispuestos según el dibujo anexo, y al atravesar la luz roja el papel de fumar, el efecto es verdaderamente real.

Pocas, pero buenas, y colo­cando el Nacimiento en pri­mer plano, en lugar desta­cado y que no resulte cu­bierto por otras figuras.

Es­tas, a su vez, seguirán la misma perspectiva que el paisaje: las pequeñas en el fondo y las mayores delan­te, y guardando proporción en las medidas, cuidando de no caer en errores tales como los de ver un pastor al lado de un olivo milenario que le llega a la rodilla.

El paisaje y las construccio­nes.

Preparada una base de tablas de las medidas ade­cuadas, viértase sobre ella una lechada de yeso de es­cayola. Debido a la adheren­cia del yeso consigo mismo, esta lechada permite poste­riormente fijar sin dificulta­des todos los demás elemen­tos del belén, ya sea por sí mismos o con simples pego­tes de papel de periódico o trapos empapados en yeso de escayola, que ayudarán a sostener las construcciones por su parte posterior.

Las fachadas de los edificios se hacen vertiendo una lechada de yeso de escayola en un molde hecho con listones y de fácil construcción. Técnica para hacer belenes 17Las fachadas de los edificios se hacen vertiendo una lechada de yeso de escayola en un molde hecho con listones y de fácil construcción. 

.

.

.

.

.

.

.

Fraguado el yeso, pero mientras aún está fresco, recórtense las aberturas; posteriormente. Técnica para hacer belenes 18Fraguado el yeso, pero mientras aún está fresco, es el momento de recortar las aberturas de las puertas y de las ventanas posteriormente con trocitos de madera encajados en las mismas simularán puertas y ventanas. 

.

.

.

.

.

.

Con una herramienta punzante, dibújense los detalles. Técnica para hacer belenes 19Con una herramienta punzante, se dibuja los detalles de las casas. 

.

.

.

.

.

.

.

En último término, píntese en la forma indicada en el texto, recordando que el color pierde intensidad al secarse. Técnica para hacer belenes 20En último término, píntese en la forma indicada en el texto, recordando que el color pierde intensidad al secarse.

Terminación del belén.

Si el belén tiene mirilla, coló­quese de modo que una per­sona normal deba agacharse ligeramente para observarlo: ganará en perspectiva; una altura de 1,40 m sobre el suelo es muy adecuada.

La iluminación debe ser sensiblemente vertical, aun­que con cierta inclinación de izquierda a derecha a fin de que las sombras no queden «planas», sino ligeramente estiradas. La luz de día resul­ta mucho más real si se ob­tiene con bombillas opalinas (no confundir con las esmeri­ladas) y se inclina un poco de delante atrás.

La luz de noche, se consigue recubrien­do las bombillas con pape­les de celofán verdes y azu­les, es conveniente orientar­la de atrás hacia delante. Estas orientaciones de luz ayudan a conseguir el realis­mo deseado. El número y po­tencia de las bombillas de­pende de cada caso; pero siempre es conveniente em­plear más de una, ya que puede ser necesario reforzar la luz de ciertas zonas a fin de darles mayor realismo o pers­pectiva.

Finalmente, fórrense los la­terales y el frontal y colóque­se el belén sobre los soportes a la altura conveniente. Colchas, cubrecamas o simple­mente papeles de regalo con dibujos adecuados pue­den servir para este menes­ter.

No se olvide que un belén de ciertas dimensiones tiene una vida efímera, que debe ser exacto en la perspectiva, en los detalles, en veracidad y que, por lo tanto, resultan secundarios los trabajos que repercuten en la presenta­ción.

Se hace esta indicación debido a que ciertos debu­tantes invierten exceso de tiempo en estos trabajos se­cundarios y han de trabajar luego con rapidez debido al agobio de tiempo, en merma del verdadero trabajo artís­tico y monumental del belén.

Belenes de adorno, Belenes en miniatura

Belenes en miniatura 14

Acerca de richar3000 (686 artículos)
trucos y manualidades