Los peligros del alcohol y los efectos del alcohol

La bebida moderada, cerveza, vino o licores, no es dañina para la salud, pero puede evolucio­nar casi imperceptiblemente al consumo excesivo y perju­dicial de alcohol. Nunca hay que perder de vista que éste es una droga, y que cualquier droga consumida en exceso, o en momento inoportuno, se vuelve nociva. Lo que se llama generalmente beber en compañía o por casualidad, es un placer inofensivo del que millones de nosotros disfrutamos.

La bebida moderada, cerveza, vino o licores, no es dañina para la salud, pero puede evolucio­nar casi imperceptiblemente al consumo excesivo y perju­dicial de alcohol. Nunca hay que perder de vista que éste es una droga, y que cualquier droga consumida en exceso, o en momento inoportuno, se vuelve nociva. Sus contesta­ciones a las preguntas que hay más abajo le ayudarán a averiguar si depende usted del alcohol o si está en peligro de depender de él. Los artículos siguientes analizan los daños que el consumo excesivo de alcohol produce en el organismo y la mente.

¿Consume demasiado alcohol?

Conteste SÍ o NO a las siguientes preguntas.

1 Cuando en una reunión, tiene el vaso vacío en la mano, ¿busca deliberadamente que se lo llenen de nuevo en vez de esperar la invitación?   

 Sí        No

2 Cuando tiene ocasión ¿suele servirse más cantidad de bebida que la que consume los demás?

Sí         No
3 ¿Toma con frecuencia un par de copas cuando está solo en casa o en un establecimiento público?                       Sí        No

4 ¿Su hábito de beber es causa de alguna riña familiar? Dicho de otro modo, ¿acostumbran producirse esas peleas – aunque que sólo sea por casualidad- cuando a tomado unas copas?

 Sí        No

5 ¿Cree que necesita tomar un trago cada día a una hora, como por ejemplo al terminar el trabajo?  

Sí        No

6 Cuando está preocupado o sufre una tensión inusual, ¿recurre casi automáticamente a una bebida fuerte para “calmar los nervios”?            

Sí        No

7 ¿Suele mentir sobre la cantidad de bebida que ha consumido cuando se lo preguntan?   

Sí        No

8 ¿Le obliga la bebida en ocasiones a no asistir al trabajo, las reuniones o las citas?        

Sí        No

9 ¿Se siente disminuido físicamente si no toma por lo menos una bebida al día?        

Sí        No

10 ¿Necesita de manera apremiante alguna vez una bebida por la mañana?          

Sí        No

11 ¿En ocasiones no recuerda lo que a sucedido la noche anterior?      

Sí        No

Evaluación.

Hará bien en pensar que la contestación afirmativa a cualquiera de las preguntas anteriores es una señal de aviso: no aumente su consumo de alcohol. Dos Sí indican que tal vez se está volviendo adicto al alcohol. Tres o más revelan que puede tener serias dificultades con la bebida, con la probabilidad de que empeoren si no lucha contra su debilidad.

Los efectos del alcohol.

El principal efecto del alcohol -y la razón más importante de que casi todas las personas lo beban con moderación- es que atenúa de modo gradual las reacciones del cerebro y los nervios. Uno o dos tragos tranquilizan o rela­jan. Incluso en pequeñas cantidades, el alco­hol no es un estimulante, como se suele creer. Sin embargo, a veces se presenta una sensa­ción de pérdida de inhibiciones, lo cual condu­ce a la acción creativa ocasional, que de otra manera no habría aflorado. Además, el alco­hol hace, temporalmente, que algunos bebe­dores se sientan despiertos y ocurrentes, e incluso en ocasiones lo parecen a los demás.

El alcohol es también un vasodilatador, el flujo de sangre hacia la piel desde los vasos sanguíneos dilatados hace que parezca que el calor invade un cuerpo enfriado. Es asimismo diurético, pues determina una mayor pérdida de agua (más orina y micción más frecuente).

Beber mucho disminuye velozmente el nivel de azúcar en la sangre, lo cual puede conducir, pocas horas después de una tanda de bebidas, a la hipoglucemia, estado en el que el bebedor se siente débil, mareado, confuso y hambriento (si le sucede eso, beba algo dulce o tome una tableta de glucosa). Beber aumenta el deseo sexual y, al mismo tiempo, reduce la capacidad del hombre para mantener la erección, tal vez porque la droga embota los nervios que la regulan, lo mismo que la eyacu­lación. 

Aunque contengan gran cantidad de calo­rías en forma de hidratos de carbono, las bebidas alcohólicas carecen de valor nutritivo. He aquí por qué los grandes bebedores, con exceso de peso, a menudo presentan sínto­mas de deficiencia en la nutrición.

Finalmente, beber mucho y de modo cons­tante acarrea de manera casi inevitable dificul­tades en el trabajo, con la familia y la ley. El alcohol es el causante de un tercio de los accidentes de tráfico. Si usted bebe y conduce, se expone a peligros tanto a usted mismo como a los demás.

Los efectos del alcohol en el hígado. Un corte de hígado sano (arriba) muestra una tex­tura suave, homogénea. Uno de hígado cirrótico (abajo) revela el tejido en­fermo cribado de cicatri­ces no funcionantes.Los efectos del alcohol en el hígado.
Un corte de hígado sano (arriba) muestra una tex­tura suave, homogénea.
Uno de hígado cirrótico (abajo) revela el tejido en­fermo cribado de cicatri­ces no funcionantes.

Partes del cuerpo en peligro.

Aparte los efectos inmediatos de una inges­tión aguda intensa de alcohol (llamada co­múnmente borrachera), varias enfermeda­des, graves a largo plazo, se relacionan con los muchos años de beber de modo constan­te y desmedido. A continuación se resumen los efectos que produce en varios órganos.

Partes del cuerpo en peligro. Aparte los efectos inmediatos de una inges­tión aguda intensa de alcohol (llamada co­múnmente borrachera), varias enfermeda­des, graves a largo plazo, se relacionan con los muchos años de beber de modo constan­te y desmedido. A continuación se resumen los efectos que produce en varios órganos.Cerebro.

Una pequeña cantidad de alcohol hace que nos sintamos más estimulados, despiertos y atentos; pero las investiga­ciones han demostrado que no es así.

El alcohol surte un efecto tranquilizan­te a pequeñas dosis. Si se toma en gran cantidad causa una acusada disminu­ción de la memoria, concentración, jui­cio, coordinación y reacciones emocio­nales. El habla se vuelve estropajosa, la visión se enturbia y se pierde el equilibrio.

Hígado.

Las grandes y prolongadas in­gestas de alcohol conducen casi inevitablemente a la cirrosis hepática. El hígado cirrótico no cumple las funciones de la nu­trición y de la digestión, ni so­porta las medicinas. Los síntomas de la cirrosis son numerosos y muy amplios, e incluyen edema (retención de líquidos que causa hinchazón) e ictericia {pigmentación amarilla de la piel y de la conjuntiva ocular).

Piel.

El alcohol es un vasodilatador: en­sancha los vasos sanguíneos en toda la superficie del cuerpo. Ade­más de hacer aparecer sonrojado, permite la pérdida excesiva de ca­lor de los tejidos corporales, lo cual acaba en enfriamiento (hipotermia) en condiciones de exposición a ba­jas temperaturas.

Corazón.

Quienes beben mucho se arriesgan a padecer la enfermedad llamada cardiomiopatía alcohólica, en la que el tejido muscular del corazón se debilita y lesiona por carecer de los factores de la nutrición esenciales (sobre todo vitaminas) en la dieta.

Estómago.

Una sola ingestión exagerada de alcohol produce los desagradables síntomas de una gastritis aguda; el consumo elevado y continuo pue­de acabar en una enfermedad más grave: la gastritis crónica.

Órganos reproductores.

En los varones, el alcohol puede producir impotencia; en la mujer, llega realmente a lesionar al feto si bebe mucho durante el embarazo.

El efecto del alcohol so­bre el tamaño del cere­bro. Estudios recientes de la cabeza realizados con TAC (tomografía axial computarizada) muestran que el consumo intenso y prolongado de alcohol puede reducir el cerebro y agrandar sus ventrícu­los (cavidades).El efecto del alcohol so­bre el tamaño del cere­bro.

Estudios recientes de la cabeza realizados con TAC (tomografía axial computarizada) muestran que el consumo intenso y prolongado de alcohol puede reducir el cerebro y agrandar sus ventrícu­los (cavidades).

Acerca de richar3000 (687 artículos)
trucos y manualidades