Lubina con polvo de almendra, pasas y piñones

Con esta receta participo en el reto Cooking the Chef. Para esta ocasión se ha elegido a uno de los Chef más prestigiosos del mundo, Ferran adriá.
Ferran Adrià Acosta, barcelonés de l’Hospitalet de Llobregat, es, para mucha gente, el mejor cocinero del planeta. Y si no es el mejor para todos, nadie se atreve a discutir que es el más creativo y revolucionario. Durante el servicio militar en la Armada de Cartagena, aceptó la propuesta de un amigo para ingresar como pinche en El Bulli y que él ha situado, dos décadas después, en primera fila mundial y en el establecimiento más mitificado de España.
Profesional autodidacta, un chef, cuyos hallazgos están siendo imitados o adaptados en todo el mundo pero que imparte su doctrina y recibe a sus fieles tan sólo siete meses al año, en su santuario del litoral gerundense, la inaccesible Cala Montjoi de Roses.
Sus recetas rompen esquemas y construyen un universo de sabores, texturas y sensaciones insólitas. Los alimentos cambian de color, de forma y de consistencia. Cada plato ha de comerse de una forma determinada. Cada bocado es un juego. El resultado es una experiencia que no deja a nadie indiferente.
Es un hombre incansable y su imaginación parece no tener límites, y todavía no ha acabado su lista de ideas y proyectos, algunos de ellos ya materializados y otros muchos camino de serlo.

Ingredientes para dos personas:
600 gr de lubina limpia
4 cucharadas de polvo de almendras
un manojo grande espinacas
4 cucharadas de piñones
4 cucharadas de pasas
sal
una cucharada de aceite
Ingredientes para la salsa:
4 cucharadas de aceite de oliva
piñones tostados
Preparación:
Poner una sartén anti-adherente al fuego con un chorrito de aceite a calentar. Ponerle un poco de sal al pescado y pasarlo por la sartén.

Retirarlo a media cocción y empanarlo con el polvo de almendras.

Limpiamos y escaldamos las espinacas, las escurrimos bien y reservamos.
En una sartén con un chorrito de aceite salteamos las pasas y los piñones, añadimos las espinacas y rectificamos de sal si es necesario.

Picar los piñones tostados y mezclarlos con aceite de oliva.

Para terminar la cocción de la lubina la ponemos en el horno con el grill encendido solamente hasta que veamos que la almendra está doradita.

Para montar el plato, ponemos en el fondo el salteado de pasas, piñones y espinacas, los lomos de lubina encima y salseamos.

 

 

Artículos relacionados