Macarrones con albóndigas de pavo

Podría decirse que la pasta es el ingrediente mas versátil que encontramos en la cocina. Combina con todo, desde verduras, carne, pescado, etc. Está igual de rica con una salsa simple y económica como con una extravagante y lujosa. Se puede tomar como plato principal, como entrante o en ensalada y gracias a su versatilidad es muy fácil encontrar una receta de pasta para cada ocasión y para cada época del año.

Ingredientes para 4 personas:
350 gr de carne picada de pavo
un diente de ajo picado
2 cucharadas de perejil picado
un huevo ligeramente batido
4 cucharadas de aceite de oliva
una cebolla picada
una rama de apio picada
2 zanahorias picadas
400 gr de tomate triturado en conserva
un vasito de vino blanco
una ramita de romero fresco
una hoja de laurel
350 gr de macarrones
una cucharadita de azúcar
sal y pimienta
50 gr de queso curado rallado para servir
Preparación:
Mezclar en un cuenco la carne picada con el ajo y el perejil. Añadir el huevo y salpimentar.

Con las manos ligeramente enharinadas, ir formando las albóndigas del tamaño mas o menos de una nuez.

Calentar el aceite de oliva en una cazuela, freír las albóndigas y reservarlas.

En el mismo aceite sofreír la cebolla, el apio y las zanahorias a fuego lento durante 10 minutos removiendo de vez en cuando hasta que todo esté tierno.
Añadir el tomate, el romero, la hoja de laurel, la cucharadita de azúcar, sal y pimienta.

Cuando empiece a hervir, tapar la cazuela y dejarlo cocer durante 20 minutos removiendo de vez en cuando. A continuación añadimos el vino y las albóndigas y seguir cocinando a fuego lento durante 25 minutos mas.

Poner a hervir en una olla agua ligeramente salada y cocer la pasta de 8 a 10 minutos, hasta que esté al dente. escurrirla y añadirla a la cazuela con las albóndigas, remover suavemente.

Repartir en los platos y espolvorear generosamente con el queso rallado.