Mesa de madera transformable por elementos

Bastará sólo añadir los elementos que sean necesarios para poder acoger bien a nuevos invita­dos. Tiene dos grandes ventajas: la cons­trucción es muy sencilla y sus elementos encontrarán un lugar a propósito donde no estorben.Con una mesa como la representada aquí a la izquierda siempre habrá sitio para cualquier caso imprevisto.

Bastará sólo añadir los elementos que sean necesarios para poder acoger bien a nuevos invita­dos. Tiene dos grandes ventajas: la cons­trucción es muy sencilla y sus elementos encontrarán un lugar a propósito donde no estorben.

Para la construcción del bastidor es preferible elegir madera de pino, sin nudos. Los tableros alistonados, de unos 2,2 cm de espesor, de­berán ser de buena calidad y finura de chapa para evitar el tener que dar varias ma­nos de selladora antes de pintarlos. El color se elegirá en función de cada interior.Cada pieza del armazón de la mesa se monta sin grandes dificultades.

Para la construcción del bastidor es preferible elegir madera de pino, sin nudos. Los tableros alistonados, de unos 2,2 cm de espesor, de­berán ser de buena calidad y finura de chapa para evitar el tener que dar varias ma­nos de selladora antes de pintarlos. El color se elegirá en función de cada interior.

En primer lugar se cepi­llarán las patas y el bastidor; a continuación se perfora­rán los orificios para introdu­cir las clavijas. Hay que vigi­lar desde un principio el per­fecto encaje de las piezas para evitar reajustes posteriores, difíciles en los frag­mentos curvos. Antes de encolar las patas al bastidor habrá que pulir cuidadosa­mente la zona a encolar.

Seguidamente se encola­rán las piezas de las mesas rectangulares, consolidán­dolas entre sí con ayuda de cárceles. En caso de no dis­poner de éstas, una fuerte cuerda las sustituirá perfec­tamente.

Es importante encolar las patas valiéndose de la es­cuadra, pues, una vez endu­recida la cola, no será posi­ble modificarlas de sitio. El mejor sistema para asegurar un perfecto escuadrado es medir las diagonales: ambas deben tener la misma longi­tud. Endurecida ya la cola hay que humedecer la made­ra para evitar que las fibras se rehinchen al dar la capa selladora.

Esperar algunas horas y pulir la madera con papel de lija fino, pero duro. Será muy útil disponer de una buena lijadora orbital.

Montaje del tablero.

Colocar la tabla sobre el bastidor ajustando perfecta­mente las aristas a sus bordes. Marcar los agujeros para las clavijas y perforar. Para ello se retendrá la tabla contra el bastidor con ayuda de cárceles, de modo que ajusten por todas partes, Deben calcularse cuatro o cinco cárceles por metro.

Las cerchas en arco no son problema.

Pulir los cantos y masillar­los esmeradamente para ta­par las irregularidades del alistonado (esta operación es indispensable antes de lacar). Como la masilla al secarse reseca mucho la madera es necesario repetir la operación tres o cuatro veces, puliendo cada vez la superficie hasta que quede  perfectamente lisa. Luego se podrá dar una mano de se­lladora y a continuación lacar el mueble. A este tipo de muebles le convienen colores puros e intensos.

Seguidamente realizar las cerchas o bastidores semicirculares de las otras mesas. Utilizando una plantilla, previamente fabricada se dibujarán en el rever de la tabla las cuatro partes que constituyen el bastidor Con ayuda de la plantilla marcar y aserrar las piezas del bastidor en madera de 6 cm de espesor. No hay que olvidar los alojamientos de las clavijas.

Luego se pulen y encolan las patas al bastidor. Utilizar una cuerda para confeccio­nar un torniquete con que apretar el bastidor.

La cola debe rezumar por los bordes. Es necesario intercalar pedazos de made­ra entre el cordel y la mesa para evitar las señales de presión. Para encolar la tabla hay que proceder del mismo modo que en el caso de la ­mesa rectangular.

Una vez seca la cola se actúa como en el caso ante­rior, para pulir los cantos y pintarlos.

Las medidas de las mesas son las siguientes:

Cuadrada: 110 x 110 cen­tímetros; altura, 75 cm.

Rectangular: 110 x 55 cen­tímetros; altura, 75 cm.

Semicircular: 110 x 55 centímetros; altura, 75 cm.

Esquema que deberá utilizarse para determinar con precisión la medida de los frag­mentos del bastidor semicircular.Esquema que deberá utilizarse para determinar con precisión la medida de los frag­mentos del bastidor semicircular.

.

.

.

Las patas y las piezas que constituyen el bastidor se uni­rán mediante clavijas. Asimismo se encolarán, limpiarán y pulirán esmera­damente.Las patas y las piezas que constituyen el bastidor se uni­rán mediante clavijas. Asimismo se encolarán, limpiarán y pulirán esmera­damente.

.

.

.

.

.

.

.

El bastidor semicircular está constituido por cuatro piezas completamente iguales. Éstas se mar­carán con facilidad utilizando el reverso del tablero.El bastidor semicircular está constituido por cuatro piezas completamente iguales.
Éstas se mar­carán con facilidad utilizando el reverso del tablero.

.

.

.

Mediante una plantilla de cartón, los fragmentos curvos del bas­tidor se transportarán a una madera de 6 cm de espesor. Se aserrarán con una sierra de cinta o de calar.Mediante una plantilla de cartón, los fragmentos curvos del bas­tidor se transportarán a una madera de 6 cm de espesor.
Se aserrarán con una sierra de cinta o de calar.

.

.

.

.

.

Una vez pulidas las piezas o fragmentos del bastidor, se apunta el emplazamiento de los agu­jeros para el enclavijado con ayuda de dos puntas.Una vez pulidas las piezas o fragmentos del bastidor, se apunta el emplazamiento de los agu­jeros para el enclavijado con ayuda de dos puntas.

.

.

.

.

.

Rellenados con cola los alojamientos, hay que situar en po­sición perfecta las piezas del bastidor semicircular para proceder mejor a su ensamblaje.Rellenados con cola los alojamientos, hay que situar en po­sición perfecta las piezas del bastidor semicircular para proceder mejor a su ensamblaje.

.

.

.

.

Esquema del ensamblado de las diferentes piezas de la mesa rec­tangular. Las patas, el bastidor y el tablero se unen entre sí por medio de clavijas ciegas.Esquema del ensamblado de las diferentes piezas de la mesa rec­tangular.
Las patas, el bastidor y el tablero se unen entre sí por medio de clavijas ciegas.

.

.

.

.

Es muy útil disponer de cárceles de gran tamaño para sujetar la mesa rectan­gular. En su defecto se usará un torniquete hecho con cuerda a fin de lograr el escuadrado. El mejor sistema es medir las diagonales.Es muy útil disponer de cárceles de gran tamaño para sujetar la mesa rectan­gular.
En su defecto se usará un torniquete hecho con cuerda a fin de lograr el escuadrado.
El mejor sistema es medir las diagonales.

.

.

.

Una vez se haya puesto cola en la parte superior del bastidor se procede al montaje del tablero. Éste se fija bien al bastidor mediante cárceles. Luego se pulen cuidadosamente los cantos.Una vez se haya puesto cola en la parte superior del bastidor se procede al montaje del tablero.
Éste se fija bien al bastidor mediante cárceles.
Luego se pulen cuidadosamente los cantos.

.

.

 

Los cantos del tablero alistona­do de la mesa deben taponarse atentamente con masilla (en el caso de la fotografía se realiza con ayuda de un escoplo).Los cantos del tablero alistona­do de la mesa deben taponarse atentamente con masilla (en el caso de la fotografía se realiza con ayuda de un escoplo).

.

.

.

.

.

.

.

Para obtener una superficie y un acabado perfectamente lisos es conveniente y necesario realizar con sumo cuidado todo el trabajo de prepa­ración.Para obtener una superficie y un acabado perfectamente lisos es conveniente y necesario realizar con sumo cuidado todo el trabajo de prepa­ración.

.

.

.

.

.

.

Utilización de los elementos.

Unidos unos a otros, los elementos pueden ofrecer múltiples y variadas combinaciones.Unidos unos a otros, los elementos pueden ofrecer múltiples y variadas combinaciones.

.

.

.

Instalado frente a una ventana, el elemento semicircular es suficiente para ser utilizado por dos personas (para el desa­yuno, por ejemplo).Instalado frente a una ventana, el elemento semicircular es suficiente para ser utilizado por dos personas (para el desayuno, por ejemplo).

.

.

.

.

.

.

Colocado contra una pared, el elemento semicircular puede ser muy útil como mesa auxiliar en un día de recepción. Tam­bién como consola de adorno con jarros de flores, etc.Colocado contra una pared, el elemento semicircular puede ser muy útil como mesa auxiliar en un día de recepción.
Tam­bién como consola de adorno con jarros de flores, etc.

.

.

.

.

.

.

Juntando dos elementos semicirculares se obtendrá una mesa capaz para cuatro personas. Puede servir igualmente de mesa de juego.Juntando dos elementos semicirculares se obtendrá una mesa capaz para cuatro personas.
Puede servir igualmente de mesa de juego.

.

.

.

.

.

.

Con dos elementos semicirculares y uno rectangular se formará una mesa capaz para seis personas quedando in­cluso un comedor holgado.Con dos elementos semicirculares y uno rectangular se formará una mesa capaz para seis personas quedando in­cluso un comedor holgado.

Si se desea construir mesas de dimensiones mayores o menores que las descritas, entonces deberán modificar­se proporcionalmente las medidas señaladas en la lis­ta de materiales.

Lista de materiales (en centímetros)

Mesas semicirculares (110 x 55)

6 patas de pino 72,8 x 8 x 8

2 piezas de pino 94 x 6 x 3

8 piezas de pino 35 x 6 x 6

2 tablas alistonadas

110 x 55 x 2,2 Mesa rectangular (110 x 55)

4 patas de pino

72,8 x 8 x 8

2 piezas de pino 94 x 6 x 3

2 piezas de pino 39 x 6 x 3

1 tabla alistonada 110 x 55 x 2,2

Mesa cuadrada (110 x 110)

4 patas de pino 72,8 x 8 x 8

4 piezas de pino 94 x 6 x 3

1 tabla alistonada 110 x 55 x 2,2

Artículos relacionados

Acerca de richar3000 (687 artículos)
trucos y manualidades