Moldeado manual de vasijas cómo se hace

Moldeado manual de vasijas.

Moldear pequeñas vasijas de arcilla utilizando los dedos como úni­co instrumento es una de las técnicas más antiguas de la cerámica.

Y aunque suele ser considerada como muy sencilla, Lo cierto es que puede dar origen a objetos sumamente refinados e ingeniosos. 

Moldeado manual de vasijas 0La arcilla que se requiere para el moldeado manual de vasijas debe ser de contextura fina y de buena plasticidad. No debe secarse demasiado aprisa al entrar en contacto con las manos, ni ser propensa a resquebrajarse o romperse.

Una arcilla plástica que contenga alrededor de un 15 por 100 de chamota es la más apropiada. Debe ser maleable, sin que por ello sea pegajosa, y moldeable.

El bol es el objeto más característico del moldeado manual. Pese a que también pueden hacerse formas cilíndricas, es preferible la ejecución de las cónicas. Asimismo pueden emprenderse realizaciones más ambiciosas, como la botella aquí representada, las cuales se basan en la unión de dos o más módulos básicos de bol.

En la acción correcta de ambas manos estriba la clave del éxito del moldeado manual. La mano izquierda desempeña dos funciones primordiales. Por una parte, debe ser colocada de modo que simultáneamente sostenga y dé forma al objeto que se está elaborando.

Moldeado manual de vasijas 8Al mismo tiempo, debe ir girándolo constantemente para que pueda ser modelado y adelgazado con la mano derecha. Por lo que respecta a ésta, tan sólo desempeña dicha función. Debes de mantener los dedos juntos y verás como se van adelgazando las paredes presionando suavemente de la forma indicada en la ilustración 1.

El grosor óptimo de las vasijas moldeadas a mano es de unos 5 mm más o menos. Presionas con los dedo y moldea íntegramente el bol con la mano izquierda, del modo indicado en la ilustración 2.

Pese a que generalmente las grietas en las paredes son consecuencia de una técnica deficiente, en algunas ocasiones pueden ser debidas a que la arcilla se haya secado excesivamente aprisa. En este caso, debes cubrir la vasija con un trapo húmedo durante unos minutos, después podrás eliminar las grietas con los dedos y continuar con el proceso de moldeado.

Modela el borde del bol con cuidado; humedece ligeramente si presenta tendencia a resquebrajarse y comprímelo con el dedo índice, sosteniendo al mismo tiempo las paredes con el dedo pulgar e índice.

Una vez terminado todo lo anterior, los boles deben apoyarse sobre su base para que no se desfigure el borde. Sin embargo, los módulos integrantes de botellas como la que aquí te muestro, pueden apoyarse sobre sus bordes con el fin de que se endurezcan.

Aprieta los módulos entre sí para que la barbotina ejerza su acción  Utiliza los dedos o un instrumento para soldar las juntas.

Para hacer dicha botella, modé­lense tres boles de silueta distinta. Dos de ellos deben unirse borde a borde, de modo que constituyan la «barriga» de la vasija (lógicamente, por tanto, necesitan tener el mismo diámetro). En cuanto al tercero, debe unirse pie a pie con el segundo elemento, invertido y remodela­do «in situ», para formar el borde de la abertura de la parte superior.

Golpea la figura suavemente con un trozo de madera para darle la forma deseada. A continuación se abrirá el cuello.

Sujeta con sumo cuidado el componente superior de la vasija en tanto se le moldea dándole una forma decorativa.

Moldea las tres partes al mismo tiempo y utilizando la misma porción de arcilla. Dejando los dos primeros al aire libre algunas horas para que se endurezcan y manténgase el otro algo más blando cubriéndolo con una tela de plástico.

Mezcla un poco de agua con algo de arcilla hasta obtener una barbotina de consistencia similar a una crema espesa, la cual se utiliza como adhesivo para unir los distintos módulos de arcilla. Hay que dejar endurecer la vasija durante toda una noche antes de proceder a cortar la abertura en el cuello.

Una vez hechas todas las operaciones  anteriores, manténgase la vasija en un lugar algo húmedo durante unos días, tras los cuales habrá evolucionado hacia un estado duro y no flexible (denominado «estado de cuero»). A partir de entonces la superficie puede pulirse; para ello se procede a eliminar los resaltes y darle tersura.

Los moldes, las hojas de sierra de metal y los rascadores hechos con trozos de metal flexible son los instrumentos más adecuados para dicho cometido  Finalmente, y si así se desea  puede pulirse toda o parte de la superficie de la vasija con el reverso de una cuchara.

Al final de la elaboración de la pieza debes aumentar las precauciones a medida que la vasija  se vaya secando, pues se vuelve extremadamente frágil una vez adquirido el «estado de cuero».

En esta ilustración puedes ver y orientarte para hacer otro modelo distinto de  vasija, con un poco de imaginación te saldrás obras de arte.

Material necesario para hacer un moldeado manual de vasijas.

Arcilla plástica. Barbotina (arcilla en estado pastoso).

Pincel. Palillos de escultor. Rascadores.

Moldeado manual de vasijas 11. 

Presiónese el pulgar derecho hacia el centro de la arcilla.

Adelgácense las paredes modelando entre el pulgar y los demás dedos.

.

.

.

.

.

Moldeado manual de vasijas 22. 

Adelgácese la forma de abajo arriba, partiendo desde la base.

Consolídese el borde; humedézcaselo ligeramente cuando aparezcan grietas.

.

.

.

.

.

Moldeado manual de vasijas 33. 

Ráyense profundamente con un punzón los bordes de cada componente. 

Aplíquense varias capas de barbotina a cada uno de ellos.

.

.

.

.

.

Moldeado manual de vasijas 44. 

Apriétense los módulos entre sí para que la barbotina ejerza su acción. 

Utilícense los dedos o un instrumento para soldar las junturas.

.

.

.

.

.

Moldeado manual de vasijas 55. 

Golpéese la figura suavemente con un trozo de madera para darle la forma deseada.

A continuación se abrirá el cuello.

.

.

.

.

.


Moldeado manual de vasijas 66. 

Sujétese con sumo cuidado el componente superior de la vasija en tanto se le moldea dándole una forma decorativa.

.

.

.

.

.

.

Moldeado manual de vasijas 77. 

Una vez esté endurecida la vasija en su totalidad.

Púlase la superficie de la misma con el fin de realzar su silueta. 

.

.

Acerca de richar3000 (686 artículos)
trucos y manualidades