Morcillo añojo de León

La entrada aparece primero en Morcillo añojo de León

 

Con esta receta participo en el reto de la Cocina TS. Para esta ocasión se nos ha propuesto cocinar un plato de las comunidades de Castilla-León y Aragón. Yo me he decidido por un plato de carne de la comunidad castellano-leonesa, #tantomontamontatantoTS  Como nos dice la Wikipedia, existen en la provincia dos cocinas bien diferenciadas. La cocina del Bierzo se ve muy influenciada por las cocina asturiana y gallega (un ejemplo es la cachelada leonesa o patatas cocidas con chorizo, o el mismo lacón con grelos que puede verse por estas tierras leonesas). La otra región es la comprendida por Astorga, esta cocina maragata, se caracteriza por platos recios y cargados, uno de sus exponentes es el cocido maragato. Ambas vertientes integran la cocina leonesa

Ingredientes:

1 kgr de morcillo
1 cebolla
2 zanahorias
1 puerro
1 pimiento rojo
sal, pimienta, aceite de oliva
1 hoja de laurel
una rama de romero
una rama de tomillo
1 vaso de vino tinto

Preparación:

Salpimentamos el morcillo. Ponemos una olla al fuego con un buen chorro de aceite de oliva y doramos el morcillo, lo sacamos y reservamos.

 

Mientras se dora la carne, pelamos y picamos las verduras, cebolla, puerro, zanahoria y pimiento rojo.

 

Cuando sacamos la carne, en la misma olla echamos las verduras picadas y las freímos a fuego lento, hasta que las veamos bien pochadas.

 

Incorporamos el morcillo a la olla, y añadimos un vaso de vino de tinto que tenga calidad, 1/2 vaso de agua, la hoja de laurel y las otras hierbas (ajo y perejil picado) y dejamos cocer todo a fuego lento durante dos horas. Si no tenemos tiempo de dejar cocer durante dos horas podemos optar por utilizar olla rápida (yo lo he cocinado así), dejando cocer durante 40 minutos.

 

Cuando podamos abrir la olla (si hemos utilizado olla rápida), probamos el guiso y es el momento de corregir de sal.

 

 

Pasamos la salsa por la batidora y dejamos reposar.
a mi este guiso me gusta más de un día para otro.

Para emplatar, cortamos el morcillo en lonchas gruesas, napamos con la salsa y lo acompañamos de patatas fritas o unas verduras al vapor.

 

 

 

Este plato acompañado de un buen tinto con cuerpo (reserva/crianza) es una delicia.

 

Tienes más artículos interesantes en La cocina de Catina
Author: Catina Barbero Diaz