Múltiples funciones de la piel. Estructuras de la piel

Informarse de las funciones de la piel le permitirá evaluar la enorme importancia del cuidado natural y regular de la piel.

La piel cumple múltiples funciones: protege el cuerpo, hasta un cierto punto de daños mecánicos, evita una pérdida de agua demasiado acusada, impide la penetración de agentes patógenos con los que siempre estamos en contacto y permite el paso del oxígeno del aire y del anhídrido carbónico procedente de nuestro cuerpo.

Además la piel alberga un sistema de órganos sensoriales de extremada sensibilidad que ejerce una influencia decisiva en la regulación de la temperatura corporal.La piel respira.

 Además la piel alberga un sistema de órganos sensoriales de extremada sensibilidad que ejerce una influencia decisiva en la regulación de la temperatura corporal.

Así se regula la temperatura corporal.

Es el cerebro el que regula la temperatura, tras evaluar las informaciones recogidas por las células sensoriales de la piel y transmitidas al cerebro a través de las vías nerviosas.

Si la temperatura corporal asciende, bien sea debido a un esfuerzo físico o a una elevada temperatura ambiental, los vasos sanguíneos se dilatan, a la piel afluye una mayor cantidad de sangre y ésta enrojece, lo cual equivale a una cesión de calor al exterior: la temperatura corporal desciende.

Como consecuencia del calor corporal las glándulas sudoríparas incrementan la producción de sudor, que se evapora sobre la piel, fenómeno que hace disminuir aún más la temperatura corporal (frío por evaporación).

Si la temperatura ambiental es mucho más baja que la corporal, que se mantiene constante entre los 36 y 37 grados centígrados, los vasos sanguíneos de la piel se contraen y ésta palidece al disminuir el riego sanguíneo; se cede de ese modo menos calor al exterior, permaneciendo éste en el cuerpo.

Así pues la emisión de calor a través de la piel depende del aporte de sangre que le llegue, de su irrigación. Existen también procesos internos que influyen en esta irrigación, y por lo tanto en el aspecto de la piel: la alegría nos hace enrojecer, el miedo, palidecer; además del influjo de factores externos, las transformaciones de la piel pueden deberse a enfermedades orgánicas internas.

Acerca de richar3000 (686 artículos)
trucos y manualidades