Nudos marineros cómo se hacen

Nudos marineros.

Una cuerda, un trozo de tejido y un tronco de árbol han sido los tres elementos básicos que permitieron al hombre navegar durante varios milenios. 

Posiblemente los nudos marineros han sido siempre el gran atractivo que ha ofrecido la vista de un velero, y su conocimiento es algo maravilloso, por encontrarse aunadas una suma perfección y la máxima sencillez.

El origen de los nudos se remonta a los tiempos prehistóricos; puede que incluso antes de descubrirse el fuego y los metales ya fuesen utilizados.

Empleados en el transcurso del tiempo con los fines más diversos, algunos de ellos han adquirido significados religiosos, mágicos o supersticiosos.

Pero desde siempre la gente de mar ha sido quien más los ha utilizado, y así a través de los años el arte de los nudos ha ido enriqueciéndose hasta alzar limites, increíbles, de tal manera que los nudos marineros nos ofrecen en la actualidad cuatro premisas imposibles de mejorar.

a) Facilidad y rapidez de ejecución.

b) El trabajo del nudo aumenta a medida que crece el esfuerzo a que es sometido

c) Se aflojan y sueltan con la misma a facilidad que se realizan

d) Permiten utilizar, sin cortar los cabos o cuerdas que presentan zonas deterioradas o débiles; por tanto, tampoco será necesario cortar los trozos sobrantes.

Por complicados que sean los nudos, siempre resultan formados por unos elementos básicos combinados entre sí, como son el seno, la media vuelta, la vuelta y el medio nudo.

Clasificar los nudos es una tarea complicada, ya que los hay plurivalentes. Por ello, la clasificación que se adopta aquí atiende no a su empleo marinero, sino a su aplicación a la vida cotidiana, en donde son de gran utilidad y eficacia, puesto que permiten obtener con un simple cabo determinados resultados que de otra forma sólo serían ciertamente posibles con aquellos medios de los que no se dispone en la mayoría de los casos.

Cómo se hacen los nudos marinerosNudos de tope y peso.

Los nudos de tope y peso se realizan en el extremo de la cuerda  y tienen por objeto evitar que dicho cabo se descosa o despase del orificio por el cual laborea. Los nudos de peso aumentan la masa en el extremo del cabo para que pendan verticalmente.

El ejemplo más típico es el nudo de guirnalda, que usan los frailes franciscanos (nudo de fraile), pero en la vida diaria puede ser apropiado para que una cuerda no se suelte de la mano, para hacer de tope en el asa de cuerda de un balde, para que penda verticalmente el cordón de cierto cortinaje, etc.

Como la característica común de ambos nudos es formar una pelota en el extremo del cabo, resulta a veces difícil la diferenciación entre los nudos de unas y otras clases.

Gazas.

Las gazas son anillos no corredizos situados en el extremo de un cabo o cuerda, por lo cual sus aplicaciones son muy diversas. La gaza más conocida y utilizada es la llamada as de guía y su principal característica es que lo mismo sirve para encapillar (enganchar) un cabo que para contener, o mejor retener, ciertos objetos en su seno.

Por ejemplo, usaremos gazas para sujetar un cabo a una estaca, amarrar un cabo al asa de un balde, sujetar unas llaves, hacer una anilla para colgar un objeto previamente amarrado, etc.

Otros tipos de nudos tienen la particularidad de formar dos gazas o senos, entre los que destaca el as de guía por seno o balso por seno, bien conocido por los escaladores, ya que permite suspender y subir a un hombre  y en este caso deberá pasar una pierna por un seno distinto.

Otras aplicaciones de este nudo pueden ser idénticas a las del as de guía, como en el caso de tener que sujetar separadamente, aunque en un mismo atado, varios objetos.

Nudos corredizos.

Cuando se requiere que el nudo corra a lo largo de sí mismo se recurre al as de guía para lazo o ahorcaperros, formado a partir del as de guía, o al nudo de 7 vueltas empleado en ciertas ocasiones.

Nudos de acortamiento.

Se usan como su nombre indica para disminuir la longitud de un cabo sin cortarlo o para que no trabajen ciertas zonas deterioradas . A este tipo de nudo se le llama margarita, el cual tiene muchas variantes, pero en todas ellas es necesario que, para que no se zafe, los extremos del cabo se encuentren en tensión.

Nudos de ayuste.

Sirven para unir dos cabos de igual o distinto diámetro. El más sencillo es el nudo llano. Sin embargo no siempre resulta seguro; especialmente cuando se hace con cabos de fibra sintética, y resulta muy difícil de soltar si el cabo está mojado.

Cuando los cabos son de distinto diámetro es aconsejable el empleo de la vuelta de escota simple o doble, que ofrece una seguridad inimaginable. En la vida cotidiana la vuelta de escota tiene infinidad de aplicaciones, desde un simple paquete postal hasta las cuerdas del portaequipajes, pasando por los cordones de los cortinajes o el aprovechamiento de los restos de cordeles que siempre hay en cualquier casa.

Cuando se requiera una ­unión firme pero de fácil y ­rápida suelta, debe emplearse el nudo de rizo, de cuyas ­aplicaciones no es necesario que hagamos ni el más mínimo comentario.

Si se trata de unir cabos de distinto diámetro, el nudo de pescador ofrece una seguridad pasmosa, ya que dada su sencillez, resulta difícil creer que un nudo, en síntesis está formado ­por dos sencillos medios nudos, pueda resultar de tal eficacia.

Nudos de sujeción.

Esta es una clase de nudos poco homogéneos, pero destinado a asegurar fuertemente el extremo de un cabo a un cuerpo, que puede ser una bita, una argolla, un palo, dos o varios cuerpos rígidos entre sí.

Entre ellos destaca en lugar preferente el ballestrique (también se le llama ballestrinque o vuelta de ballestrinque), que puede ser simple o doble. El ballestrinque simple no es todo lo seguro que se desearía, por lo que es preferible usar el ballestrinque doble.

Igual que otros nudos, parece imposible que el doble ballestrique soporte los esfuerzos a que suele ser sometido. Su uso cotidiano es múltiple: cerrar la boca de sacos y bolsas, precintar botes de conserva, atar juntas varias cañas de pescar, sujetar cuerdas a palos, etc.

Muchos son los nudos se sujeción conocidos. Para su mejor conocimiento y comprensión remitimos las figuras adjuntas, en las que hallará una amplia enumeración de tales nudos de sujeción.

A seno - B media vuelta - C vuelta redonda - D medio nudo nudos marinerosElementos básicos que intervienen en la formación de la mayor parte de los nudos.

A- seno, B- media vuelta, C- vuelta o vuelta redonda, D- medio nudo. 

.

.

.

.

.

.

Nudo Doble o lasca nudos marinerosCómo hacer el nudo doble o lasca.

Se emplea principalmente con la finalidad de que el cabo no se despase de un ojal o para prevenir que se desenfile de la mano si se laborea con él. En síntesis, es un nudo de tope. 

.

.

.

.

.

.

Nudo de guirnalda nudos marinerosCómo realizar la vuelta de guirnalda.

Nudo que se aplica cuando se desea que el extremo de un cabo penda verticalmente. 

.

.

.

.

.

.

Nudos de tope y peso, gaza y corredizos nudos marinerosNudos marineros más usuales.

1 nudo de guirnalda o de fraile, 2 lasca, 3 rabo de vaca (puede usarse también como margarita), 4 as de guía, 5 as de guía por seno o balso por seno, 6 doble cote con costura, 7 lazo de calabrote, 8 cote de lazo, 9 cote con costura, 10 cote de gorrino  11 ahorcaperros, 12 nudo de verdugo (impropiamente. ahorcaperros), 13 cote de guardiamarina, 14, vuelta de braza o de carpintero. 

.

.

.

Nudos de Ayuste, Sujeción y Acorte nudos marineros15 nudo llano, 16 vuelta de escota, 17 nudo de pescador, 18 doble vuelta de escota, 19 nudo de rizo, 20 grupo doble de calabrote, 21 vuelta de braza o nudo de carpintero, 22 ballestrique, 23 nudo llano de envergue, 24 medio cote, 25 doble ahorcaperros, 26 vuelta de pescador, 27 vuelta mordida, 28 doble ballestrique, 29 margaritas. 

.

.

.

Cómo hacer un nudo as de guía nudos marinerosCómo hacer un as de guía.

Cuando se conoce este nudo es de los más usados, puesto que permite tanto encapillar como ser sujetado a anillas o sujetar objetos en su seno (por ejemplo, llaves). 

.

.

.

.

.

.

Cómo hacer un as de guía por senos nudos marinerosFases de ejecución de un as de guía por seno o balso por seno.

Al quedar formados dos senos, permite tanto izar un hombre pasando una pierna por cada seno como sujetar en un mismo nudo, pero separadamente pequeños objetos. 

.

.

.

.

.

Nudo lazo corredizo nudos marinerosLazo corredizo.

Muy conocido y de macabros recuerdos impropiamente llamado  ( ahorcaperros) y que en realidad es más propio de verdugos que de marineros. 

.

.

.

.

.

.

Nudo margarita nudos marinerosForma de realizar el nudo margarita.

El nudo más utilizado para acortar la longitud de un cabo sin cortarlo. Se usa también para que no trabajen ciertas zonas de un cabo que este deteriorada. 

.

.

.

.

.

.

Nudo llano nudos marinerosNudo llano.

Empleado cuando los dos cabos tienen el mismo grueso. 

.

.

.

.

.

.

.

Nudo vuelta de escota nudos marinerosVuelta de escota.

Resulta la unión más segura cuando se trata de cabos de distintas características. 

.

.

.

.

.

.

Nudo de rizos nudos marinerosNudo de rizos.

Muy útil cuando se trata de unir momentáneamente dos cabos que luego habrá que desunir. 

.

.

.

.

.

.

Nudo de calabrote nudos marinerosNudo de calabrote.

Llamado también de «culo de calafate», idóneo para unir cabos gruesos. 

.

.

.

.

.

.

Ejemplos de nudos atados 1 nudos marinerosCómo atar 1.

1 sujeción de un cabo a una cabilla, 2 fijación del extremo de un cabo a una cornamusa o a una T, 3 y 4 nudos de sujeción rápida de un cabo a una anilla, barra, estaca, portaequipajes, etc. (medios nudos + cotes), 5 y 6 nudos de sujeción permanente de un cabo a una anilla, 7 manera sencilla y segura de colocar una cuerda en un gancho de izado (inspirado en la vuelta mordida), 8 acolado de dos cabos que trabajan en distintas direcciones, 9 sujeción de objetos en forma de T (vuelta de braza + dos medios nudos), 10 atado de la cuerda de un arco (dos ballestrique encadenados), 11 trabado de una caballería sin dañarla, 12 sujeción de objetos de forma irregular (vuelta de braza + medios nudos), 13 soporte del asiento de un trapecio o de objetos que tengan ojos, tales como llaves, cadenas, etc. (as de guía), 14 cómo sujetar a una estaca un cabo cuando éste trabaja en la misma dirección que aquélla (variante de ballestrique), 15 manera cómoda y segura de manejar los cilíndricos, 

Ejemplos de nudos atados 2 nudos marinerosCómo atar 2.

16 cómo sujetar y colgar objetos cilíndricos (ballestrique + as de guía), 17 cómo cerrar la boca de una bolsa, talega, etc. (doble ballestrique), 18 sellado de un bote de conservas (nudo llano de envergue), 19 sujeción de objetos rígidos (palos, estacas, etc,) cruzados (variante de ballestrique), 20 manera fácil de sujetar un animal doméstico sin dañarlo (nudo de fraile + medio nudo), 21 sujetar maletas y bultos a un portaequipajes (inicio, intermedios y finales, con ballestriques, dobles ballestriques y demás nudos de sujeción), 22 forma de manejar una bolsa basada en la vuelta mordida, 23 atado de los peldaños de una escalera de cuerda, 24 y 25 encapilladuras doble o triple, llamadas orejas de perro, se usan cuando se precisan dos o tres anillos alrededor de un palo, 26 tres modos de atar un anzuelo, 27 realización de una escalera de cuerda, este nudo, usado también en macramé, se llama escalera de Romeo.  

Nudo vuelta mórbida nudos marinerosVuelta mordida.

Nudo de rápida ejecución y muy fácil de deshacer. 

.

.

.

.

.

.

.

Nudo ballestrique nudos marinerosNudo ballestrique.

Forma de realizar un ballestrique (o ballestrinque), nudo apropiado cuando se trata de sujetar una cuerda a. un palo o estaca o dos cuerpos rígidos entre sí. 

.

.

.

.

.

.

Nudo parecido al ballestrique nudos marinerosNudo muy parecido al ballestrique.

Aunque difiere de él en el sentido de una de sus vueltas. 

.

.

.

.

.

.

Unir dos cabos nudos marinerosCómo unir longitudinalmente dos cabos.

Este sistema es también válido para cuerpos rígidos. 

.

.

.

.

.

.

Remate de cabos nudos marinerosManera de rematar el extremo de un cabo para que no se deshilache.

Otra será la de emplear un nudo de ballestrique, que puede rematarse con un nudo de rabo de vaca.

Cuando éste recubre una lama rígida o flexible, se denomina ligada sin anudar.

La verdadera magia de los nudos marineros, es que siendo fáciles de realizar y de recordar, luego  resultan imprescindibles en la vida cotidiana. 

.

Acerca de richar3000 (686 artículos)
trucos y manualidades