Paja y heno marinero

La pasta es el plato con el que inician su comida la mayoría de los italianos. Alimento muy energético, rico en hidratos de carbono y proteínas. Existe una gran variedad de tipos de pasta y multiplicidad de alimentos con los que se pueden combinar. La pasta se puede elaborar en casa o comprarla en el comercio, donde encontraremos una gran variedad, para satisfacer y conformar nuestras recetas.

Ingredientes:

300 gr de pasta de cintas verdes y blancas (de espinacas y al huevo)
3 dientes de ajo
1/2 kgr de mejillones
200 gr de gambas peladas
un vasito de vino blanco
3 palitos de cangrejo
aceite de oliva
sal y perejil
Preparación:
Poner al fuego una olla con abundante agua y cuando comience a hervir, añadir un chorrito de aceite, un espolvoreo de sal y las cintas de pasta. Mover hasta que la pasta quede sumergida por completo. Dejarla cocer el tiempo que indique en el envase.

Mientras limpiamos y cocemos los mejillones con un poco de agua, hasta que se abran. Una vez abiertos sacarlos de las conchas y reservarlos.

Pelamos los dientes de ajo y los picamos. Cuando la pasta esté cocida, refrescamos en agua fría y reservamos escurrida.
Calentamos el aceite en una sartén amplia y freímos los ajos hasta que estén dorados, añadimos las gambas y las salteamos durante un par de minutos.

Añadimos la pasta a la sartén, removemos y añadimos los mejillones y el vasito de vino blanco. Avivamos el fuego, mezclamos todo bien y cuando se haya evaporado el vino,

volcamos el contenido en una fuente de servir y adornamos con los palitos de cangrejo cortados en tiras y el perejil picado.

Servir enseguida.