Pan Haggerty (Pastel de patatas con cobertura crujiente)

 

Los platos a base de hortalizas de la cocina inglesa, además de resultar deliciosos, constituyen por su sencillez, el acompañamiento perfecto de asados o carnes a la parrilla.

Con esta receta participo en el reto de julio de La cocina TS,#tsviajero17 . Para esta ocasión las chicas de TS nos han permitido salirnos de España y poder escoger un plato de la cocina de otras naciones. Yo me he decantado por la cocina inglesa. Nos piden que contemos alguna anécdota que nos ocurriera allí, pues bien:
En un restaurante de “fish and chips” comida muy típica allí, nos dieron todo lo que pedimos en cajas de cartón y envuelto en papel como un cucurucho… les preguntamos por platos, pero no había. Esa comida se come así.
Otra: compramos el billete del metro para los días que íbamos a estar. Justo el día que volvíamos al aeropuerto se nos acabó el saldo de la tarjeta del metro y no había manera de salir… y encima la máquina para recargar, estaba rota. Nos vió uno de seguridad y yo creo que por pena (íbamos cargados con maletas) nos dejó pasar.
Ingredientes para 6 personas:
3 patatas viejas grandes
2 lonchas de bacon sin piel
3 cebollas medianas
30 gr de mantequilla
una taza y cuarto de queso cheddar rallado
una pizca de pimienta negra molida
1/2 cucharadita de sal
Preparación:

Pelamos las patatas y las cebollas y las cortamos en rodajas finas.

Picamos las lonchas de bacon.

Ponemos mantequilla en una cacerola y freímos el bacon durante 3 minutos, lo sacamos y dejamos escurrir sobre papel absorbente.

 

En la misma cacerola freímos la cebolla durante 5 minutos, la reservamos.

 

Ponemos al fuego una sartén de fondo pesado (para que las patatas cuezan de manera uniforme y no se quemen), y colocamos un tercio de las patatas de modo que queden superpuestas.

Espolvoreamos con un tercio de la cebolla, un tercio del bacon y otro tercio de queso, salpimentamos y repetimos la operación con el resto de los ingredientes, de modo que resulten tres capas de patatas.

 

Cubrimos el pastel con papel de aluminio y mantenemos una hora a fuego lento, hasta que comprobemos que las patatas están cocidas.
Este plato puede prepararse en un molde de 23 centímetros y hornearlo a 180 grados entre 1 hora y una hora y media.

 

Podemos ver el resto de recetas participantes en este enlace.

Ir a la fuente
Author: Catina Barbero Diaz

Artículos relacionados